Tuesday, January 27, 2015

Según coalición internacional de grupos pro-familia el Secretario General del Sínodo de los Obispos promueve la confusión

Comunicado de Voice of the Family, Ene-25-2015. Traducción de Secretum Meum Mihi.

El cardenal Baldisseri promueve la confusión, dice coalición pro-familia.

ROMA, 25 de enero de 2015: Los comentarios hechos por el cardenal Lorenzo Baldisseri han socavado más la enseñanza de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio, dice Voice of the Family, una coalición internacional de grupos pro-familia.

En una conferencia internacional, organizada por el Consejo Pontificio para la Familia del 22 al 24 de Enero, se dirigió el cardenal Baldisseri, organizador del próximo Sínodo sobre la Familia. El propósito expresado de la conferencia era el de proporcionar la oportunidad para que los cerca de 80 grupos de laicos que asisten al Consejo Pontificio para la Familia pusieran sus aportaciones al sínodo que se celebrará en octubre de 2015.

Baldisseri defendió el derecho del cardenal Walter Kasper a afirmar que a las personas divorciadas que viven en uniones no reconocidas por la Iglesia debería permitírseles recibir la Sagrada Comunión. Baldisseri, en respuesta a un preocupado defensor de la familia, dijo a los delegados que no deberían estar “sorprendidos” por los teólogos que contradicen la enseñanza de la Iglesia. El cardenal dijo que los dogmas puede evolucionar y que no habría ningún punto en celebrar un Sínodo si fuéramos simplemente repetir lo que siempre se ha dicho. Sugirió también que sólo porque una particular comprensión se haya sostenido por 2.000 años, eso no quiere decir que no pueda ser cuestionada.

Patrick Buckley, enviado internacional por la Sociedad para la Protección de los Niños no Nacidos comentó: “La enseñanza de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio se funda en las palabras de Jesucristo. Estas palabras pueden haber sido dichas hace 2.000 años, pero para los Católicos siguen siendo nada diferente a los mandatos inmutables de Dios”.

María Madise, directora de Voice of the Family, dijo: “El Cardenal Baldisseri corrigió públicamente a un delegado que protestó por los ataques a la enseñanza Católica. Es notable que se negara a hacer lo mismo cuando la enseñanza de la Iglesia sobre la anticoncepción fue negada unos momentos después por un delegado diferente. La impresión dada es que el único pecado hoy es defender lo que la Iglesia siempre ha enseñado”.

Madise continuó: “Todo parecía estar sujeto a discusión en esta conferencia, incluidas las cuestiones ya claramente resueltas por el magisterio de la Iglesia. Tal discusión distrae de la tarea de encontrar soluciones reales a los problemas que enfrentan familias reales. Graves males tales como el aborto, la eutanasia y los ataques a los derechos de los padres apenas se muestran en las discusiones. Estas son algunas de las cuestiones clave también omitidas en el informe final del sínodo 2014. Las familias que sufren no son asistidas por los sofismas de disidentes profesionales, sean clérigos o laicos”.

Voice of the Family exhorta a todos a que se nos unan en oración por una clara reafirmación de la enseñanza Católica sobre el matrimonio y la familia en cualquier documento final que se produzca por el Consejo Pontificio después de esta conferencia.