Sunday, January 18, 2015

Musulmanes destruyen imágen de la Virgen y orinan sobre sus restos

Artículo de Alerta Digital, Ene-09-2014.

Viernes 9 de enero. Un hombre se hallaba rezando de rodillas ante la imagen de la venerada Madonna, con la fotografía de un ser querido en la mano, en la pequeña ermita de San Bernabé, en Perugia (Italia), cuando fue atacado por un cinco inmigrantes. Lo primero que hicieron fue arrancarle la foto de las manos. Posteriormente desataron su odio contra la imagen de la Virgen. La rompieron a patadas y posteriormente miccionaron sobre ella.

El suceso ha causado una gran conmoción entre los vecinos. Algunos han arremetido contra el Papa, al que acusan de contemporizar con los inmigrantes hasta extremos grotescos. Recuerdan unas recientes palabras de Bergoglio: “Los migrantes, por su propia humanidad, sus valores culturales, amplían el sentido de la fraternidad humana”.

Don Scarda, párroco de San Bernabé, informó que el grave suceso fue protagonizado por cinco extranjeros. La persona que portaba la foto pudo avisar a la policía. Cuando los agentes llegaron a la ermita, sin embargo, los agresores ya habían huido. No hay pistas sobre su identidad.

Gracias a los fondos de los vecinos, la imagen profanada pudo ser restaurada y reemplazada en su ubicación original. Centenares de católicos participaron ese día en un rosario de desagravio.

La Diócesis, en la línea buenista (o entreguista) impulsada por Bergoglio, condenó el acto de sacrilegio para a continuación eximir al islam de cualquier responsabilidad con lo sucedido.

“Para el islam, la figura de María es muy importante: es la madre del profeta Jesús concebido en la virginidad y de la Santísima Virgen es la mujer más santa”, dijo el obispo auxiliar de Perugia-Città della Pieve, monseñor Paolo Giulietti.

“Los musulmanes rezan en los santuarios marianos en el Medio Oriente. No podemos atribuir este acto de vandalismo, que como he dicho es condenable en todos los sentidos, un episodio de odio religioso. Es importante no alimentar la desconfianza mutua, especialmente en este momento”, añadió el prelado.

¿Y qué se hace en este caso?

¿Se les deja la puerta abierta para el dialogo, como sugiere Francisco hay que hacer con los terroristas de ISIS que masacran a los Cristianos en Irak o, se les da un puñetazo en la cara, como sugiere Francisco es la reacción natural de alguien que oye a otro hablar mal de su madre?

A lo mejor nada. Total los que perpetraron el hecho no son terroristas como los de ISIS, y como la imágen es una mera representación y no la persona misma... La diócesis ya minimizó el asunto, falta que al hombre agredido lo obliguen a pedirle perdón a los agresores.

Cualquiera pensaría que lo que vamos a escribir a continuación no tiene nada que ver con lo arriba expuesto, pero ¿cómo anda su práctica personal de lo cinco primeros sábados de mes? ¿A cuenta de qué la pregunta?, bueno, eso lo explicamos ya hace tiempo en esta entrada.