Friday, February 28, 2014

Cancelada visita de Francisco a Seminario Romano por motivos de salud

Información de Korazym, Feb-28-2014.

El Padre Federico Lombardi ha apenas anunciado que “el Papa Francisco no irá esta tarde al Seminario Romano por una leve indisposición con un poco de fiebre, por lo cual el médico le ha aconsejado renunciar al compromiso previsto y reposar.”

La visita estaba programada para las 18:00 horas locales de Roma, Feb-28-2014.

Relación del Card. Kasper en el sínodo extraordinario sobre la familia a publicarse el 10 de Marzo

Anteriormente dijimos que el card. Reinhard Marx preveía que relación del card. Kasper en el sínodo extraordinario sobre la familia sobre el asunto de conceder el acceso a la Sagrada Comunión para los separados vueltos a casar, encontraría su camino a luz y aclarabamos que, según el portavoz vaticano, dicha relación estaba reservada a los participantes en el consistorio y por lo tanto no sería publicada.

Pues bien, la agencia Kath.net, Feb-28-2014, reporta que el periódico Die Zeit publica hoy amplios extractos de la susodicha relación reservada. Pero en realidad lo que sucede es que aparecerá publicada en exclusiva el próximo Lunes, Mar-10-2014, según anuncia la editorial Herder-Verlag en su sitio de internet. No se sabe si el Vaticano ha decidido publicarla en su sitio de internet.

Pero Ud. no necesita leer en detalle la relación para enterarse de la posición del Card. Kasper al respecto, ya que él mismo la había manifestado en Diciembre pasado al periódico Die Zeit (ver entrada relacionada aquí). Y no se necesita ser un genio para ver qué dirección está tomando este asunto concreto. Hoy mismo Francisco, en su homilía de la Misa diaria en la casa Santa Marta, se ha referido al tema: acompañar y no condenar a quien experimenta la derrota del amor (resúmen hecho por edición diaria en italiano de L'Osservatore Romano, Mar-01-2014, pág 7. Resúmen de Radio Vaticano en español, Feb-28-2014. Resúmen en español hecho por agencia Zenit, Feb-28-2014.).

Aceptada renuncia del Card. Joachim Meisner, Arzobispo de Colonia, Alemania


V.I.S., Feb-28-2014, informa:

Ciudad del Vaticano, 28 febrero 2014 (VIS).- El Santo Padre ha aceptado la renuncia del cardenal Joachim Meisner al gobierno de la archidiócesis metropolitana de Colonia (Alemania) por límite de edad.

La edad del Card. Meisner es de 80 años y 2 meses. A guiar la arquidiócesis estará temporalmente el obispo auxiliar, Mons. Manfred Melzer. Dentro de los ocho días siguientes, el capítulo debe elegir un administrador diocesano que ejerza temporalmente las tareas administrativas. Posteriormente, el capítulo inicia un procedimiento complicado que culminará con la elección del nuevo arzobispo.


Tres entrevistas con Mons. Georg Gänswein al cumplirse un año de la renuncia papal

Mons. Georg Gänswein, Prefecto de la Casa Pontificia y secretario particular de Benedicto XVI, ha concedido tres entrevistas al cumplirse un año de la renuncia de Benedicto XVI al ministerio petrino.

1- La primera de ellas aparecerá en el número de Marzo de 2014 de revista Palabra. Esta es una reseña de agencia Europa Press, Feb-27-2014.

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) - El Papa Emérito Benedicto XVI recibió en los primeros meses de su renuncia muchas cartas de fieles en 'shock', "impactados" por su renuncia, que no comprendían su decisión, pero estas misivas han ido "desapareciendo" con el tiempo, según ha asegurado el secretario personal del Pontífice, Georg Gänswein.

"Son muchas las cartas que llegan cada día. Al principio, no pocas de ellas mostraban que algunas personas habían vivido la renuncia como un impacto, no comprendían la decisión o su fe se había visto sometida a dura prueba. Poco a poco este tipo de cartas ha desaparecido y han aumentado las de agradecimiento y gratitud, las peticiones de oración o la expresión del deseo de visitarle", asegura Gänswein en una entrevista que será publicada por la revista Palabra en su número de marzo, y adelantada por Europa Press.

De hecho, el propio Gänswein admite que cuando Benedicto XVI le confió "bajo secreto pontificio" su intención de renunciar, instintivamente le respondió "que no era posible, que no podía hacerlo" pero, con el tiempo, se ha dado cuenta de que "de este acto surgirían muchos frutos espirituales".

Gänswein afirma que Benedicto XVI está "muy contento" de que su sucesor tenga "ese gran éxito de público" pues "es bueno para la imagen de la Iglesia y de la fe". Sin embargo, apunta que la medida de un Pontificado "no es el éxito externo sino lo que es justo ante el Señor" y que, por ello, el aprecio de Joseph Ratzinger por Francisco se basa en un fundamento humano y teológico.

Además, aclara que Joseph Ratzinger, desde el Monasterio Mater Ecclesiae donde reside, en el punto más alto de los Jardines Vaticanos, "no interviene en el gobierno del Papa Francisco" pero reza por él y por toda la Iglesia.

27 DE ABRIL: EL DÍA DE LOS CUATRO PAPAS

Sobre la posibilidad de que Benedicto XVI acuda a la ceremonia de canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II el próximo 27 de abril, Gänswein ha apuntado que "podría ser que estuviera presente, pero ciertamente no como concelebrante", aunque ha precisado que no es "profeta" para saberlo. Precisamente, sobre Juan Pablo II, ha destacado que Wojtyla es "una de las personas más apreciadas, si no la más apreciada" por Benedicto XVI.

Preguntado por el trabajo de Benedicto XVI en la lucha contra los abusos sexuales por parte de miembros del clero, su secretario personal ha recordado que ya cuando era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Ratzinger "afrontó de modo enérgico" la cuestión e "impulsó la búsqueda de soluciones". "Siempre ha ido en la dirección de aclarar", afirma, al tiempo que subraya que "los abusos cometidos por clérigos fueron causa de un gran sufrimiento para el Papa Benedicto".

Acerca de la reforma de la Curia, Gänswein considera que la más importante es la del corazón de los fieles y que "si luego además es recomendable o necesario modificar algunas estructuras en la Iglesia o en la Curia romana, que sean bienvenidas las buenas propuestas". En este sentido, ha comparado la reforma de la Iglesia con un árbol: "hay que cortar las ramas secas para permitir que la planta florezca mejor".

Finalmente, sobre el asunto de la transparencia financiera en el Vaticano, dice saber solo que "todos esperan resultados en tiempos no demasiado lejanos".

2- La segunda entrevista está publicada en Süddeutschen Zeitung Magazin.

Esta es una reseña en español publicada por el periódico El Mundo de España, Feb-28-2014.

Entrevista en 'Süddetusche Zeitung'
Entre dos Papas, la tarea del 'George Clooney' del Vaticano

⟩ El secretario personal de Francisco y el Ratzinger relata cómo compagina las dos agendas

⟩ 'Los abusos cometidos por clérigos fueron causa de un gran sufrimiento para Benedicto'

⟩ Georg Gänswein apunta que el Papa Emérito está en la canonización de Juan Pablo II

⟩ Sobre las reformas de Francisco dice que la 'más importante es la del corazón de los fieles'

⟩ 'Hay que cortar las ramas secas para permitir que la planta florezca', afirma sobre la Curia

ROSALÍA SANCHEZ |Especial para EL MUNDO
Berlín | 28/02/2014

"No, Santo Padre, usted no puede hacer eso". Esta fue la respuesta "espontánea y horrorizada" de Georg Gänswein, el secretario personal del Papa, cuando Benedicto XVI le comunicó su intención de retirarse.

El Papa alemán llegó a la conclusión de que debía abandonar la jefatura de la Iglesia después de un agotador viaje a México y a Cuba, cuando su médico personal le previno que si volvía a hacer un viaje trasatlántico, no sobreviviría.

Fue entonces cuando comentó sus planes a su secretario, que reaccionó contrariado. "Pero enseguida entendí que no me estaba comentando algo para tratar de tomar la mejor decisión, sino que me estaba haciendo partícipe de una decisión ya tomada", relata Gänswein en una entrevista que publica este fin de semana el diario 'Süddetusche Zeitung'.

En la misma conversación con el periódico bávaro desvela que Benedicto XVI había planeado anunciar públicamente su dimisión en diciembre de 2012, lo que apunta a que tenía todavía asuntos por resolver y por ese motivo retrasó el anuncio hasta febrero de 2013.

Antes de culminar la transición, el 7 de diciembre de 2012, Benedicto XVI nombró a su secretario prefecto de la Casa Pontificia, asignándole la Sede titular de Urbisaglia, y con dignidad de arzobispo. Recibió la consagración episcopal el 6 de enero de 2013 de manos del Santo Padre.

Si bien en un principio le costó asimilar la nueva situación, ahora Gänswein lleva con gran naturalidad su ocupación como secretario personal de dos Papas al mismo tiempo.

Dirige las dos agendas, organiza las citas y filtra las cartas, las peticiones de audiencias, las llamadas... y sobre todo traspasa los asuntos más delicados, ocupación ingente que compagina con sus estudios, su trabajo como profesor de la Universidad Romana del Opus Dei y con sus partidos de tenis.

Una vida dedicada al servicio que le ha llevado, curiosamente, a una posición de gran influencia en el Vaticano, como quedó en evidencia cuando, apenas eligieron a Bergoglio, los purpurados se apresuraron a saludarle con devoción. El cardenal Rouco, según testigos presentes, le abrazó durante largos minutos.

En la canonización de Juan Pablo II

En la entrevista, Gänswein traslada una imagen de normalidad en la relación entre los dos Papas cuyos protocolos se van improvisando sobre la marcha de la agenda.

Sobre la posibilidad de que Benedicto XVI acuda a la ceremonia de canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II el próximo 27 de abril, apunta que "podría ser que estuviera presente, pero ciertamente no como concelebrante".

Sólo cuando es preguntado por Juan Pablo II, destaca que Wojtyla es "una de las personas más apreciadas, si no la más apreciada" por Benedicto XVI.

Cuando habla del Pontificado de Benedicto XVI, destaca su actuación en la lucha contra los abusos sexuales por parte de miembros del clero y recuerda que ya cuando era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Ratzinger "afrontó de modo enérgico" la cuestión e "impulsó la búsqueda de soluciones".

"Siempre ha trabajado en la dirección de aclarar y dar luz", afirma, al tiempo que subraya que "los abusos cometidos por clérigos fueron causa de un gran sufrimiento para el Papa Benedicto".

Y a la hora de mirar el Pontificado de Francisco, Gänswein enfoca hacia su esencia. Sobre la reforma de la Curia, por ejemplo, considera que "la más importante de las reformas es la del corazón de los fieles" y que "si luego además es recomendable o necesario modificar algunas estructuras en la Iglesia o en la Curia romana, que sean bienvenidas las buenas propuestas".

En este sentido, compara la reforma de la Iglesia con un árbol: "Hay que cortar las ramas secas para permitir que la planta florezca mejor". Sobre el asunto de la transparencia financiera en el Vaticano, adelanta que "todos esperan resultados en tiempos no demasiado lejanos".

La impresión general que deja esta entrevista es que Gänswein ha superado aquel primer momento de 'shock' que le bloqueó tras el 'Habemus Papam', cuando el padre Leonardo Sapienza tuvo que darle un codazo y traerlo de vuelta a la realidad, recordándole que debía desprecintar y encender la luz de los aposentos papales.

Ahora está centrado en un trabajo sin precedentes en la historia de la Iglesia y que le permite participar en los acontecimientos desde una posición privilegiada. Y a juzgar por las fotos, las canas no hacen más que afianzar el título que le otorgó 'Vanity Fair', 'George Clooney del Vaticano', que él lleva con bastante resignación.

Sobre la misma entrevista, esta es una reseña de agencia EFE.

Berlín, 28 feb (EFE).- El arzobispo Georg Gänswein, secretario del papa emérito Benedicto XVI, considera "un gran regalo" la "alegría religiosa" latinoamericana que ha llevado Francisco al Vaticano.

En una entrevista difundida hoy por el semanario del rotativo "Süddeutsche Zeitung", Gänswein abunda en sus experiencias personales como testigo de excepción en la Santa Sede, donde asistió a la renuncia del alemán Joseph Ratzinger y la llegada del argentino Jorge Mario Bergoglio.

"Él trae consigo una religiosidad musical, que nosotros en Europa obviamente debemos volver a aprender. Y eso nos puede hacer bien", asegura Gänswein sobre Francisco, en un encuentro con el biógrafo de Ratzinger, Peter Seewald.
Entre las novedades que ha llevado Bergoglio al Vaticano, el secretario de Benedicto XVI destaca "la alegría religiosa que se puede sentir" en América Latina.

No obstante, Gänswein advierte que la Iglesia católica en el subcontinente del que procede Francisco afronta "suficientes problemas en el día a día": "sobre todo con las sectas, que están ganando terreno".
A su juicio, las diferencias entre Benedicto XVI y Francisco son obvias, pero son más de "personalidad, de estilo, de gesticulación" que "sustanciales".

"Todos los temas principales con Francisco, la alegría, la esperanza, el amor, la misericordia, son temas que también con Benedicto XVI tuvieron un papel preponderante", asegura.

Francisco, describe el arzobispo alemán, "es un hombre de gestos", alguien que realiza acciones "que no se esperan de él", mientras que Benedicto XVI era un hombre al que se escuchaba con atención para asumir sus palabras.

"Con Francisco la gente quiere ver cómo hace esto, como asume esto otro. El es un hombre que ha entendido que hay que dirigirse a todas las personas, no sólo a los intelectuales", indica.

Ahora queda ver si el "entusiasmo" que ha despertado el primer papa latinoamericano se mantiene en el tiempo y cuáles son sus directrices a nivel doctrinal.

Gänswein, que llegó a ser portada de Vanity Fair, reconoce asimismo en la entrevista que su reacción inicial al conocer la voluntad de Ratzinger de renunciar al pontificado fue decir: "¡No, Santo Padre, no puede hacer eso!".

"Pero inmediatamente me di cuenta de que él no me comunicaba algo para tomar una decisión, sino que me comunicaba una decisión ya tomada", recuerda.

El secretario de Benedicto XVI afirma asimismo que se sintió "casi interiormente desgarrado" cuando el papa emérito le confió su intención de renunciar.

3- La tercera entrevista está publicada en el periódico de la Conferencia Episcopal Italiana, Avvenire, Feb-28-2014, págs 1 y 5.

De esta entrevista destacamos este aparte.

¿El Papa y el Papa emérito interactúan frecuentemente?

Hay una óptima relación. Las formas en las que interactúan son diferentes. Se telefonean, se escriben, se ven, comen juntos. Varias veces el Papa Francisco ha sido invitado a almorzar en el monasterio. Una vez, después de Navidad, el Papa emérito también ha estado en [la Casa] Santa Marta.

Hay quien los contrapone.

Se trata de un juego preferido sobre todo por algunos periodistas. Que no me gusta. Tengo la gracia de vivir con uno y trabajar con el otro. Y así puedo permitirme decir que conozco bastante bien a ambos. No los veo como opuestos, sino como complementarios. Es obvio que el estilo, la gestualidad e incluso la modalidad de gobierno del Papa Francisco son diferentes de las del Papa Benedicto. Pero no se puede crear una oposición solamente sobre esto. Hacer las cosas de modo diferente no quiere decir hacerlas en modo opuesto. Siempre debe tener en mente aquello que el Papa emérito escribió al Profesor Hans Küng y repitió a Andrea Tornielli, cuando expresó “identidad de puntos de vista y amistad de corazón” frente al Papa Francisco.

También sobre la liturgia hay sensibilidades diferentes.

Es cierto, esto es un hecho objetivo, y no es ofensivo decirlo. Pero incluso en este caso, repito, hacer las cosas de manera diferente no quiere decir hacerlas en modo opuesto.


Entradas Relacionadas: “Del acto de renuncia de Benedicto XVI han surgido muchos frutos espirituales” Entrevista con Mons. Gänswein en revista Palabra.