Thursday, February 20, 2014

Capovilla no irá a Roma, recibirá el birrete en Sotto il Monte


Información de Vatican Insider, Feb-19-2014.

19/02/2014
Capovilla no irá a Roma, recibirá el birrete en Sotto il Monte

La ceremonia se llevará a cabo el primero de marzo en la Iglesia consagrada por Roncalli

ANDREA TORNIELLI
VATICAN INSIDER


El arzobispo Loris Capovilla, de 98 años, no irá a Roma para el Consistorio en el que será creado cardenal. Hoy la Sala de prensa de la Santa Sede difundió la colocación de los nuevos purpurados para las visitas de cortesía en el Palacio apostólico y en el Aula Pablo VI. El nombre del ex-secretario de Papa Juan no aparece.

"Pedí al Santo Padre que me dispensara del viaje a Roma, mis fuerzas se han disminuido mucho, y me siento a disgusto al encontrarme con tantas personas", explicó Capovilla a Vatican Insider. El anciano prelado, que desde hace tiempo ya no sale de casa, conserva toda su lucidez. Ya había preparado el hábito rojo (que fue confeccionado por las monjas que lo acuden) y, en un principio, había pensado participar en la ceremonia. Pero al final lo volvió a considerar y pidió a Francisco que lo dispensara.

El sábado por la mañana se convertirá en un cardenal, cuando el Pontífice proclame su nombre en el Consistorio, pero recibirá el birrete color púrpura algunos días después, en Sotto il Monte, seguramente el día primero de marzo, en la Iglesia consagrada por Roncalli. Un delegado del Papa se ocupará de llevar la birreta.

No es la primera vez que un cardenal, por la edad o por condiciones de salud delicadas, es dispensado de la presencia en el Consistorio. El cardenal Alberto Bovone, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, en 1998 recibió el birrete de manos del Secretario de Estado Angelo Sodano en el Hospital Gemelli, en donde se encontraba hospitalizado debido a una enfermedad (la misma que lo habría llevado a la muerte pocas semanas después).

Pero en este caso no ha habido en la historia solo motivos de edad o salud. El mismo Angelo Roncalli, el futuro Juan XXIII, creado cardenal por Pío XII mientras era nuncio apostólico en París en diciembre de 1853, recibió (con una vieja tradición que ya no está en vigor) el birrete rojo de manos del presidente de la República Francesa, Vincent Auriol. Lo mismo ocurría en el caso del nuncio apostólico en España.

¿Influirá el estilo del papa en los cardenales?

© AP


Esta es una versión en español de agencia AP, Feb-20-2014, de un artículo originalmente publicado en inglés.

Ciudad del Vaticano, (AP)- Nada de recamados de oro ni terciopelo ni pieles suntuosas. La indumentaria del papa Francisco, con zapatos negros comunes y una sotana blanca tan traslúcida que se pueden ver los pantalones negros debajo, calza perfectamente con su exhortación al clero a la sencillez y humildad.

El estilo personal del pontífice —que le valió el reconocimiento de la revista Esquire al "Hombre mejor vestido del 2013"— y su mensaje de sobriedad serán puestos a prueba el sábado cuando incorpore a 19 prelados al Colegio de Cardenales, imponiéndoles sus birretes tricornios de seda roja en su condición de "príncipes de la Iglesia".

Para la ocasión jubilosa, los cardenales suelen estar ataviados de púrpura de pies a cabeza, desde el birrete y el solideo hasta las medias, pasando por la muceta, una esclavina de seda.

Pero ante el "papa villero", los tradicionalistas se preguntan cómo se presentarán los nuevos cardenales, que provienen de algunos de los rincones más pobres de la tierra, como Haití, Burkina Fasso y Costa de Marfil.

"Lo que caracterizará este consistorio es el modo en que los cardenales interpreten este atuendo tradicional", afirmó Raniero Mancinelli, que ha vestido cardenales y aun papas desde hace más de medio siglo en su pequeño comercio junto a los muros del Vaticano.

¿Optarán por la indumentaria suntuosa y tradicional favorecida por algunos cardenales del primer mundo? ¿O seguirán el ejemplo del excardenal argentino Jorge Bergoglio, quien según se dice usó una sotana arreglada heredada de su antecesor para su consistorio en el 2001?

"Los cardenales y sacerdotes son mucho más cuidadosos y gastan menos dinero en sus vestiduras", dijo Mancinelli a The Associated Press. "Las mitras recamadas están solamente en las vitrinas. Esta es una consecuencia de Francisco. Quieren demostrar que están en la misma onda pastoral".

Mancinelli, que está muy activo en estos días dando los toques finales a los atuendos encargados por varios de los nuevos cardenales, dice que habrá que ver cuánto encaje llevarán los flamantes príncipes en el roquete, una túnica blanca, que tradicionalmente se tejía a mano —a muy buen precio— pero que ahora se confecciona a máquina. "Este es el efecto Francisco", comentó.

En el 2001, cuando el entonces arzobispo de Buenos Aires fue ordenado cardenal por el papa Juan Pablo II, usó un roquete sencillo con solo dos lazos de encaje bordado.

Otro ahorro podría provenir del material usado para la sotana. En vez de seda y casimir, hoy suelen confeccionarse con material sintético.

"Cuesta menos y dura más", reflexionó el sastre.