Thursday, November 13, 2014

Latinoamérica, “tierra de la esperanza”...¡para los protestantes!


Con el concepto aquel de que Latinoamérica es la “tierra de la esperanza”, la que va a reevangelizar al mundo, ocurre cosa parecida como con el concepto ese de que la Iglesia —después del Concilio Vaticano II— vive una “nueva primavera”. Por lo que podemos pensar provisionalmente la llamada “tierra de la esperanza” lo es, pero para los protestantes. Lo constatamos de una investigación del instituto PEW Research, publicada hoy bajo el nombre “Religión en América Latina. Cambio generalizado en una región históricamente católica” (PDF).

Este es un reporte de agencia AFP.

Washington, 13 Nov (AFP).- El papa Francisco goza de una imagen francamente positiva en América Latina pero ello ni impide la continuada reducción en el número de adultos que se declaran católicos, de acuerdo con un estudio realizado en 18 países y divulgado este jueves.

Según la investigación del instituto PEW Research, el sostenido declinar en el número de católicos en toda la región hace que en la actualidad apenas el 69% se identifiquen con esa denominación religiosa.

América Latina posee más de 425 millones de católicos que representan casi el 40% de la población católica en todo el mundo, pero el número de fieles que busca otra denominación aumenta sostenidamente, en su mayoría en denominaciones protestantes.

El estudio de PEW reveló que en la actualidad 84% de los latinoamericanos adultos dijo haber sido criado dentro del catolicismo. Como el 69% de ellos se declaraban católicos en la edad adulta, se deduce que un 15% buscó practicar su fe en otras iglesias.

En sentido contrario, apunta el estudio de PEW, el 9% de los latinoamericanos dice haber sido criado como protestante, pero en la edad adulta el 19% de ellos se reconoce en una de sus denominaciones, dejando al descubierto la transición de una iglesia a otra.

“En cada país sondeado, la iglesia Católica ha experimentado pérdidas netas a causa del cambio religioso ya que muchos latinoamericanos se han unido a iglesias protestas evangélicas o simplemente rechazado una religión organizada”, apunta el estudio.

En ese cuadro, “aproximadamente uno de cada cuatro nicaragüenses, uno de cada cinco brasileños y uno de cada siete venezolanos se declaran como excatólicos”.

Esas personas dejan el catolicismo en dirección de un enmarañado de denominaciones e iglesias independientes que en general se consideran protestantes.

El estudio considera protestantes a baptistas, adventistas, metodistas, luteranos y presbiterianos, así como de iglesias pentecostales. Estas últimas nuclean aproximadamente la mitad del contingente de fieles, con la iglesia Asamblea de Dios como la más comúnmente citada.

En Colombia, por ejemplo, nada menos que el 74% de los declarados protestantes afirman haber sido criados como católicos (el 84% fue bautizado según el rito católico).

Al investigar las razones del abandono de la iglesia Católica hacia una denominación protestante o evangélica, la mayoría citó la “búsqueda de una conexión personal con Dios” (81%), o la preferencia por un tipo de rito en su nueva iglesia (69%).

PEW destacó que en general “América Latina ha abrazado” al papa Francisco (el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, un jesuita), quien disfruta de una imagen claramente favorable que en su país natal llega al 91% de los encuestados.

“Sin embargo, Francisco no ha impresionado a todos por igual”, apunta el estudio. Entre el contingente de los declarados ex católicos, aproximadamente la mitad expresa apoyo al pontífice o considera su papado un cambio para la iglesia católica.

En Argentina, por ejemplo, el 91% de los adultos expresa opinión favorable de Francisco, contra 3% que tiene una visión negativa. En Guatemala, en cambio, el Papa recoge un 54% de opiniones favorables y notables 17% en contra, con 28% que no tiene una opinión formada.



Sobre la misma materia reporta agencia Notimex.

Washington, 13 Nov (Notimex).- América Latina alberga a 425 millones de católicos, pero la identificación de los latinoamericanos con esa religión cayó en toda la región a favor de iglesias protestantes, concluyó una encuesta del Centro de Investigación Pew.

Los latinoamericanos representan 40 por ciento de la población católica mundial, pero la proporción de ciudadanos que se identifican con esa religión pasó de niveles de más de 90 por ciento en algunos países a apenas poco más de 40 por ciento en Honduras o Uruguay.

“En casi todos los países encuestados, la Iglesia Católica ha sufrido pérdidas netas, debido al cambio religioso de muchos latinoamericanos que se unieron a iglesias evangélicas protestantes o que rechazaron en general la religión organizada”, apuntó el estudio dado a conocer la noche de este miércoles.

El Centro Pew realizó el sondeo sobre el fervor religioso entre 30 mil latinoamericanos de 18 países de la región y Puerto Rico entre octubre de 2013 y febrero pasado, en momentos que el catolicismo tiene a su primer Papa latinoamericano, Francisco.

El único país exceptuado del sondeo fue Cuba por las “susceptibilidades” con el tema religioso, indicó el Pew.

La encuesta muestra que entre 1910 y 1970 la identificación de los latinoamericanos con el catolicismo cayó en la mayoría de países de la región, salvo Colombia, donde aumentó 15 puntos porcentuales y Uruguay donde se incrementó en dos puntos porcentuales.

Entre 1970 y 2014 la caída fue incluso más pronunciada, toda vez que se redujo en 47 puntos porcentuales en Honduras, 43 en Nicaragua y el Salvador, 41 en Guatemala, 37 en la República Dominicana, 31 en Brasil, 20 en Argentina y 15 en México.

Paraguay es el país con el mayor porcentaje de adultos que se identifica como católicos con 90 por ciento, seguido de México con 81 por ciento, Colombia con 79 por ciento, Perú con 76 por ciento y Argentina con 71 por ciento.

En contraste, el país menos católico de la región es Uruguay con apenas 42 por ciento de la población identificándose con la religión.

La principal razón de los católicos por convertirse a otra religión, en especial protestante o evangélica, fue buscar “una relación más personal con Dios”.

“Muchos excatólicos también dijeron que se hicieron protestantes porque querían un estilo de culto diferente o una iglesia que ayudara más a sus miembros”, señaló el sondeo.

Otras personas convertidas al protestantismo mencionaron otros factores como los problemas familiares o de salud, el matrimonio con alguien no católico.

Algunos excatólicos buscaban también un estilo de culto distinto, un mayor énfasis en la moralidad o dijeron haber encontrado una iglesia que se preocupaba más por sus miembros.

El Centro Pew hizo notar que algunas iglesias protestantes, a diferencia de las católicas, hacen más énfasis en temas de movilidad económica o social.

El estudio encontró que el Papa Francisco goza de amplia popularidad en la región, pero el Pew dejó en claro que es prematuro saber si su figura será capaz de revertir la salida de católicos latinoamericanos hacia otras religiones.

El Papa goza de un índice favorable de 98 por ciento en su natal Argentina, 93 por ciento en Colombia y Costa Rica, 92 por ciento en Brasil y Panamá, y de rangos de más de 80 por ciento en países como México y la mayoría de los centroamericanos.

Con un índice de 78 por ciento, Bolivia es el país latinoamericano donde el jerarca católico goza de la menor popularidad, de acuerdo con el sondeo.