Wednesday, October 15, 2014

Card. Burke: Que el Papa haga una declaración reafirmando la fe católica y la práctica sobre el matrimonio

Después de la publicación de la llamada Relatio post disceptationem, la cual ha causado gran revuelo (ver entrada relacionada), ocasionando que la Secretaría General del Sínodo hiciera una declaración leída ayer por el portavoz vaticano, el card. Raymond Leo Burke concedió al respecto una entrevista al periódico Il Foglio (un reporte en español se puede leer en infocatólica) y otra a Catholic World Report. Traducimos esta última.

CWR: ¿En qué sentido está la información sobre lo que está sucediendo en el Sínodo siendo ó manipulada ó parcialmente reportada ó hecha pública?

Cardenal Burke:
Las intervenciones individuales de los Padres sinodales no se pusieron a disposición del público, como ha sido el caso en el pasado. Toda la información referente al Sínodo está controlada por la Secretaría General del Sínodo la cual claramente ha favorecido desde el principio las posiciones expresadas en la Relatio post disceptationem de la mañana de ayer.

Mientras que las intervenciones individuales de los padres sinodales no se publican, la Relatio de ayer, que no es más que un documento de discusión, se publicó inmediatamente y, según me han dicho, incluso emitida en vivo. Usted no tiene que ser un genio para ver el enfoque en el trabajo, el cual ciertamente no es de la Iglesia.

CWR: ¿Cómo ello se refleja en el documento de medio término del Sínodo, dado a conocer ayer, el cual está siendo criticado por muchos por su llamado a la llamada “ley de gradualidad”?

Cardenal Burke:
Mientras que el documento en cuestión (Relatio post disceptationem) pretende informar sólo la discusión que tuvo lugar entre los Padres sinodales, él, de hecho, avanza posiciones que muchos padres sinodales no aceptan y, yo diría, como pastores fieles del rebaño no pueden aceptar. Claramente, la respuesta al documento en la discusión que siguió inmediatamente a su presentación manifestó que un gran número de los Padres sinodales lo encontró objetable.

El documento carece de una base sólida en las Sagradas Escrituras y el Magisterio. En un asunto sobre el cual la Iglesia tiene una muy rica y clara enseñanza, da la impresión de que pone una nueva, lo que un Padre del Sínodo llamó “revolucionaria”, enseñanza sobre el matrimonio y la familia. Él invoca repetidamente y en forma confusa principios que no estándefinidos, por ejemplo, la ley de la gradualidad.

CWR: ¿Qué tan importante, piensa Usted, es que el Papa Francisco haga pronto una declaración para hacer frente a la creciente sensación —entre muchos en los medios de comunicación y en las butacas— de que la Iglesia está a punto de cambiar su enseñanza en varios puntos esenciales con respecto al matrimonio, “vueltos a casar”, recepción de la Comunión, e incluso el lugar de las “uniones” entre los homosexuales?

Cardenal Burke:
A mi juicio, tal afirmación está pendiente desde hace mucho. El debate sobre estas cuestiones ha ido avanzando ahora por casi nueve meses, especialmente en los medios de comunicación seculares, pero también a través de los discursos y entrevistas del cardenal Walter Kasper y otros que apoyan su posición.

Los fieles y sus buenos pastores están buscando al Vicario de Cristo para la confirmación de la fe católica y la práctica en relación con el matrimonio, que es la primera célula de la vida de la Iglesia.