Saturday, October 04, 2014

Aceptada renuncia de obispo playboy británico “en conformidad con el Can. 401 § 2”

Hace una semana el obispo de Arundel y Brighton, Inglaterra, Kieran Conry, presentó su carta de renuncia y la hizo pública sin esperar a que se la aceptaran, oficialmente hoy le fue aceptada. Así lo reporta el boletín diario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Oct-04-2014; como también la edición diaria en italiano de L'Osservatore Romano, Oct-05-2014, pág 1 (imágen izquierda).

Eso sí, la renuncia fue aceptada “en conformidad con el Can. 401 § 2 del Código de Derecho Canónico”, es decir, se la aceptaron “por enfermedad” u “otra causa grave”. Ya Uds. saben que por enfermedad no fue, y la “causa grave”, según eufemísticamente lo refiere el directo implicado en su carta de renuncia es: “he sido infiel a mis promesas como sacerdote católico”. Pero tranquilos porque sus “acciones no fueron ilegales y no involucraron menores”.

El pasado Domingo el periódico Mail On Sunday, traía el primer capítulo sobre la renuncia de Conry, ó Kieran, como gusta que le llamen, en la cual se decía que Kieran sostenía un romance con una mujer casada, madre de dos hijos, cuyo esposo había contratado un investigador privado para que hiciera el seguimiento. Pero no fue esa la causa de la renuncia de Kieran, fue un romace anterior (ver aquí).



Hasta allí iba la película, sin embargo, el mismo periódico en su edición de hoy, señala que Kieran estaría ligado a un tercer romance. Es más, su exitosa vida romantica se remontaría a la época en que todavía no era obispo. The Daily Mail afirma directamente que “la Iglesia encubrió a su obispo casanova por 12 años”, aunque el propio Conry había negado esta semana a The Catholic Herald, en un avance que hizo el periódico de una entrevista que aparecería en su edición impresa, que algún jerarca conociera de su “infidelidad”.

No sabemos si es para curarse en salud o qué (es decir, para manisfestar que no sabían nada de las andanzas de Conry), pero dos obispos han escrito cartas a los fieles de la diócesis de Arundel y Brighton en relación a la renuncia de su obispo, manisfestando su solidaridad con los fieles y asegurandoles sus oraciones. Son ellos Peter Smith, de la Arquidiócesis de Southwark y el Arzobispo emérito de Westminster, card. Cormac Murphy O'Connor, quien por 24 años fue obispo de Arundel y Brighton. Los textos de las cartas se pueden leer en Independent Catholic News.