Wednesday, May 07, 2014

¿Reforma en las comunicaciones del Vaticano?

En un principio se rumoreaba el reemplazo del P. Lombardi por el P. Antonio Spadaro, lo que parece en realidad es que habrá una reestructuración en las comunicaciones del Vaticano, conservando al primero e incorporando al segundo. la información originalmente viene contenida en un artículo de Il Fatto Quotidiano. Este es un artículo en español de Religión Digital, May-07-2014.

(Jesús Bastante).- Spadaro-Lombardi. Esta será la dupla -el "tándem", según informa hoy Il Fatto Quotidiano- jesuita que controlará toda la información en la Santa Sede durante el pontificado de Bergoglio.

La decisión, que se debatirá en Roma en los próximos días, implica una reorganización de la política comunicativa de toda la Curia romana, y prevé que Federico Lombardi se convierta en el máximo responsable de todos los organismos que se ocupan de la comunicación en el Vaticano, mientras que Antonio Spadaro pase a dirigir la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Según publica el diario italiano, Lombardi pasaría a coordinar todos los mass media vaticanos, desde la Salta Stampa a L'Osservatore Romano, pasando por el Centro Televisivo y la Radio Vaticana, los ámbitos de comunicación de la Curia y la nueva administración, y el Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales. Por su parte, Spadaro, en la actualidad director de La Civiltá Cattolica, pasaría a dirigir la Sala Stampa.

Sería éste un "relevo natural", sugerido por el propio Lombardi y aceptado por Francisco, pero que se ha encontrado con algunas reticencias, especialmente por parte de ciertos sectores que han copado en las últimas décadas la gestión de la comunicación vaticana y que observan con recelo que sea la Compañía de Jesús la que vuelva a controlar todo lo relacionado con la comunicación papal.

Lombardi y Spadaro trabajarían codo con codo, junto a los colaboradores que ya trabajan en la Santa Sede y que, en su gran mayoría, contemplan con optimismo el impacto que el "estilo Francisco" está teniendo en los medios de comunicación de todo el mundo.

El papa está "marcando agenda", y contribuyendo a mejorar la imagen de una institución que en los últimos años había sobrevivido a demasiados escándalos. En apenas un año, Bergoglio ha cambiado el rostro de la Iglesia católica, convirtiéndose en el personaje más buscado, fotografiado y seguido en los medios tradicionales y en las nuevas tecnologías.

Con todo, la propuesta final partirá de la consultora McKinsey & Company, que está trabajando desde hace meses en la reforma de las estructuras de la Santa Sede, dentro de los cambios promovidos por Francisco junto al G-8 cardenalicio