Thursday, May 22, 2014

¿Orar debido a la escasez de vocaciones?, eso era en tiempos de Benedicto, con este Papa es diferente


El obispo de la prelatura del Xingú, Brasil, Mons. Erwin Kräutler, quien ayuda a Francisco a redactar su futura encíclica sobre el medio ambiente, concedió una entrevista al periódico austriaco Die Presse, May-16-2014, pág. 8 (copia facsimilar en la imágen), en la cual ratifica lo que dijo anteriormente sobre su audiencia privada con el Papa. Esta es la traducción al español de la misma proporcionada por Luis Miguel Modino en su blog, May-22-2014.

Usted superó un atentado y desde hace ocho años está bajo protección policial. ¿Cómo enfrenta el temor ante la muerte?

Si tuviese sólo miedo, no podría vivir. Mi gran protección es la gente.

¿Cuáles de sus experiencias se podrían traer para Europa, para Austria?

La palabra clave es laicos. En Brasil se exige mucho a los hombres y mujeres. Conmigo hay 800 comunidades y 27 sacerdotes, eso lo dice todo. Si los laicos no asumen responsabilidades en su comunidad, entonces no existe comunidad. De aquí a diez años también será así en Europa, que mujeres y hombres presidan comunidades.

¿La administración de los sacramentos continúa reservada a los sacerdotes?

No de forma exclusiva. Puedo dar a cualquier persona el permiso para bautizar o para presidir una boda. El 90% de todas las comunidades de la Amazonia no tienen celebración eucarística los domingos. El 70% tienen una o dos veces por año una celebración eucarística, o a veces es realizada la celebración de la Palabra.

El Concilio Vaticano II habla de la celebración eucarística como fuente y culmen de la vida cristiana. Delante de esta propuesta la praxis que usted menciona está muy lejos.

De ninguna manera. Dios también está presente en su Palabra, pero la liturgia de la Palabra es apenas una parte de la celebración eucarística. En la mayoría de las comunidades falta infelizmente la segunda parte, y éste es el mayor problema.

Para los católicos también hay un derecho a la eucaristía. ¿Cómo se resuelve este problema?

Sí, se tiene derecho a esto. Esto no es un privilegio.

¿Sería necesario cambiar las reglas de acceso?

Exactamente, esto también se lo dije al Papa. El Papa es muy abierto. Él no tendrá una solución de un día para otro. Pero el Papa me dijo: los obispos, las conferencias episcopales regionales deben hacer propuestas valientes.

¿Cómo compaginar las reglas de acceso a la función sacerdotal?

¿Qué posibilidades existen? El celibato no debe ser necesariamente ley para la celebración de la Eucaristía. El celibato significa que un hombre y una mujer se obligan a vivir sin casarse. Cuando reflexiono sobre lo que viví, ¿podría haberlo realizado si tuviese mujer e hijos? ¿No habría sido mi primera tarea estar al lado de la mujer y los hijos y no arriesgar mi vida? Una propuesta puede ser que se desvinculen celibato y celebración eucarística. Que la celebración de la Eucarística se vuelva dependiente de un sacerdote célibe, con eso no estoy de acuerdo.

Pero es necesario que usted esté de acuerdo.

Eso ya cambió, hasta el punto de poder hacer propuestas al Papa. Mi visita al Papa fue extraordinaria, tuve una audiencia privada con él. Yo relaté esto a la Conferencia Episcopal. Con mucha probabilidad será creada una comisión que enfrentará el problema y sugerirá: ¿cómo podemos ayudar al Papa? Él nos pide sugerencias, él las quiere.

¿Usted cuenta con eso, con que Francisco realizará tales reformas?

Espero que si. Este proceso no era permitido hasta ahora. Benedicto XVI decía que rezásemos por las vocaciones sacerdotales. Con este Papa es diferente. Él quiere iniciar un proceso. Esta es la novedad. Ahí hay puertas que se abren.

Sobre la ordenación sacerdotal de mujeres Francisco pensó: esta puerta está cerrada.

En cuanto haya una puerta… La puerta no está murada. Pero que con este Papa ocurra la ordenación de mujeres, eso no lo pienso.

¿La puerta debería ser abierta?

Sí, pero ahí no voy a anticiparme.

¿Alguna vez usted ya negó la comunión a alguien?

Nunca. Eso sería un escándalo. ¿Quién soy yo para negar la comunión? Los interesados deben decidir eso con su propia conciencia.

Francisco critica duramente la economía. ¿Cuánta crítica al capitalismo es soportable para la Iglesia?

Ahí el Papa habla como latinoamericano. Pregunta quién es el sujeto: la economía o los hombres, ¿para quién debería existir? Ahí las cosas también se confunden.

Algunos constatan una tendencia a la izquierda en la Iglesia…

La locura consiste en condenar la Teología de la Liberación como marxista. La Teología de la Liberación es bíblica.