Saturday, May 03, 2014

Misericordiando al Fundador de los Franciscanos de la Inmaculada, comisario le prohibe visitar tumba de sus padres para su cumpleaños


“Acabo de ser informado que al P. Stefano Manelli no se le permitió celebrar su cumpleaños (Mayo 1...¡81 años!) en Frigento —el pequeño pueblo en donde toda la historia de los Franciscanos de la Inmaculada comenzó— y visitar su padres, cuya tumba está allí en el santuario”. Así se leía en una entrada de Abr-26-2014 del blog Pray 4 The Friars.

Efectivamente, esa misericordiosa medida del comisario, P. Fidenzio Volpi, ha sido confirmada ayer, May-02-2014, por la agencia noticiosa italiana ANSA, la cual envió el siguiente despacho. Traducción de Secretum Meum Mihi.

(ANSA) - NÁPOLES, 2 DE MAYO - Al fundador de los Frailes Franciscanos de la Inmaculada, Padre Stefano Maria Manelli, 81 años, le fue prohibido por el Comisario apostólico de la Orden, Fidenzio Volpi, ir el 1 de mayo a Frigento (Avellino) para visitar la tumba de sus progenitores, reconocidos por la Iglesia como Siervos de Dios y celebrar una Misa. Lo hizo notar el abogado Bruno Lucianelli. La prohibición está provocando fuertes reacciones. Algunos fieles están valorando una denuncia a la Corte europea de derechos humanos.


Actualización May-03-2014 (14:30 UTC): Aquí traducimos algunos apartes de otro despacho de prensa, un poco más largo, de la misma agencia ANSA, May-02-2014.

[...]

La noticia ha sido anunciada por el abogado Bruno Lucianelli, que vigila los intereses de los laicos ligados a los Franciscanos de la Inmaculada.

“El 28 de abril —anunció el abogado— he encontrado al Padre Fidenzio Volpi, al cual le he pedido la autorización para la visita del Padre Manelli a Frigento, como es tradicional desde hace muchos años, el día después el comisario me ha comunicado la prohibición”.

[...]

“En sentido estrictamente canónico el Comisario podía no conceder el permiso —afirma el profesor Claudio Circelli, animador del grupo de laicos ligados a los Franciscanos de la Inmaculada— pero se trata sin embargo de un nuevo acto de prepotencia después de la prohibición de viajar en Peregrinación a Pompeya el 26 de abril”.

[...]

“El fundador de la Orden se encuentra de hecho en un régimen de arresto domiciliario —afirma el profesor Circelli— y, para viajar, en lugar debe pedir la autorización preventiva al Comisario Volpi”.

[...]

“A nuestro fundador no le es consentido ni siquiera honrar a sus propios muertos... aquí se están violando los derechos humanos”.