Thursday, May 08, 2014

Iglesia exhorta a Israel a detener actos de vandalismo en Tierra Santa

Información de agencia AFP, May-07-2014.

Los obispos católicos de Tierra Santa pidieron, el miércoles, a las autoridades israelíes que actúen tras un nuevo acto de vandalismo atribuido a judíos extremistas contra un edificio del Vaticano en Jerusalén Este, a menos de tres semanas de la visita del papa.

El ministro de Seguridad interior israelí, Yitzhak Aharonovich, por su parte, señaló que su gobierno "tiene la intención de recurrir a la detención administrativa" de las personas que cometan este tipo de ataques.

Según el patriarca latino (católico romano) de Jerusalén, la inscripción en hebreo "Muerte a los árabes, cristianos y a todos aquéllos que odian a Israel" fue escrita ante la oficina de la Asamblea de obispos de Nuestra Señora de Jerusalén. Sobre la frase había una estrella de David (símbolo hebreo).

"El Centro Nuestra Señora es propiedad de la Santa Sede y esta provocación tiene lugar dos semanas antes de la visita del papa Francisco a Tierra Santa", deplora el patriarcado.

"Los obispos están muy preocupados por la falta de seguridad y la ausencia de reactividad en la escena política, y temen una escalada de violencia", añade la misiva.

"Ante la ausencia o la debilidad en la persecución (de estos actos), los vándalos ahora realizan amenazas personales", denuncia el patriarcado, haciendo alusión a recientes amenazas de muerte contra el obispo de Nazaret (norte de Israel).

"Los jefes de todas las iglesias en Tierra Santa se preparan para una serie de acciones cuyo objetivo es hacer recordar a las autoridades y encargados que asuman sus responsabilidades", añade.

Por otra parte, la policía confirmó que el miércoles en el norte de Israel se registraron nuevos incidentes contra musulmanes.

El portavoz policial Micky Rosenfeld señaló a la AFP que un hombre fue arrestado cuando pinchaba los neumáticos de vehículos pertenecientes a árabes en Yokneam.

Los investigadores intentaban establecer si el individuo también fue el autor de un acto vandálico contra el consultorio de un dentista druso (minoría árabe de fe islámica), ocurrido más temprano en la jornada. "Muerte a los árabes" y "El precio a pagar" fueron las frases pintadas en las ventanas del consultorio, según la prensa.

Bajo el lema "El precio a pagar", los colonos más radicales y los activistas de extrema derecha han multiplicado en los últimos meses las agresiones contra palestinos, árabes israelíes e, inclusive, contra el ejército hebreo, como reacción ante decisiones gubernamentales que consideran hostiles a sus intereses o por actos atribuidos a los primeros.

Una mujer de la colonia de Yitzhar (norte de Cisjordania), por su parte, fue detenida por proferir amenazas a soldados israelíes, según la policía.

El lunes, un tribunal de Jerusalén prolongó por tres días el arresto de otro habitante de Yitzhar, un bastión de colonos extremistas, quien es sospechoso de haber participado el 18 de abril en un acto vandálico contra una mezquita en Um al Fahem (norte de Israel).

"El gobierno tiene la intención de recurrir a la detención administrativa contra aquéllos que cometan ataques bajo el lema 'El precio a pagar'", afirmó a la radio militar Aharonovich.

La "detención administrativa" permite encarcelar a los sospechosos sin juicio, por orden de un tribunal militar, durante periodos de seis meses renovables de manera indefinida. Este tipo de detención es utilizada actualmente sólo contra los palestinos, por razones de seguridad.

El ministro de Seguridad interior y su colega de Justicia, Tzipi Livni, mantuvieron el miércoles una reunión de urgencia con el fiscal general y los jefes de las agencias de seguridad para discutir eventuales medidas represivas.

Asimismo, el gobierno prevé aumentar las restricciones de movimiento a los sopechosos y su eventual arresto en caso de no acatarlas, según un comunicado de la ministra Livni.

Esta última había realizado el domingo un llamado a tratar la exacciones de colonos y extremistas judíos contra palestinos o árabes israelíes como actos "terroristas", después de que el departamento de Estado norteamericano mencionara, aunque de manera algo vaga, los ataques en aumento de "El precio a pagar" en su informe anual sobre terrorismo.

El lunes, la policía israelí arrestó a siete menores judíos acusados de actos de vandalismo racistas en Jerusalén, había señalado a la AFP la portavoz de la policía, Luba Samri.

Sin embargo no se han producido procesos.

Los adolescentes, de entre 13 y 15 años, inscribieron grafitis con la manida frase "El precio a pagar", utilizada por los extremistas judíos contra lugares de culto musulmanes y cristianos, y con mensajes en homenaje al rabino Meir Kahane (el jefe del movimiento Kach, de inspiración racista antiárabe).

Las fuerzas policiales habían detenido el domingo en la ciudad vieja de Jerusalén a otros tres jóvenes israelíes por haber escupido contra un sacerdote. Los agresores portaban en sus mochilas banderas israelíes con la palabra "Nekama" (venganza en hebreo) y "El precio a pagar", añadió la portavoz.

Información de agencia Reuters, May-08-2014.

JERUSALÉN (Reuters) - La Iglesia católica en Jerusalén, que se prepara para una visita papal a finales de este mes, ha expresado su preocupación por las amenazas a cristianos pintadas en propiedades de la Iglesia en la Tierra Santa presuntamente por judíos extremistas.

El lunes fue hallada una pintada escrita en hebreo en una columna de la Oficina de la Asamblea de Obispos en un Centro de Notre Dame en la zona este de Jerusalén que decía: "Muerte a los árabes y cristianos y todos aquellos que odian a Israel".

"La oleada de fanatismo e intimidación contra los cristianos continúa", publicó el Patriarcado Latino de Jerusalén en su página web, refiriéndose a los incidentes ultranacionalistas.

"¿Mera coincidencia?", preguntó el patriarcado en el comunicado. "El Centro de Notre Dame es propiedad de la Santa Sede y esta provocación llega dos semanas antes de la visita del papa Francisco a la Tierra Santa y a Jerusalén", añadió.

En los últimos años, este tipo de ataques han tenido como objetivo las mezquitas, los hogares palestinos y los monasterios cristianos de la Cisjordania ocupada y la zona este de Jerusalén, zonas que Israel invadió en la guerra de 1967 y que los palestinos buscan como parte de su nueva tierra.

El papa Francisco visitará la Tierra Santa del 24 al 26 de mayo, donde visitará Jordania, Cisjordania y Jerusalén, y se reunirá en la ciudad israelí con el líder espiritual de la Iglesia ortodoxa, el patriarca ecuménico Bartolomé.

El pontífice, que al igual que sus predecesores Juan Pablo II y Benedicto XVI tiene buena relaciones con los líderes religiosos judíos, tiene previsto reunirse con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en el Centro Notre Dame a las afueras de las viejas murallas de la ciudad.

ATAQUES TERRORISTAS

El ministro israelí de Defensa, Moshe Yaalon, ha descrito este tipo de ataques ultranacionalistas como terrorismo y prometió esforzarse por detenerlos.

Estos ataques realizados por judíos radicales pretenden hacer pagar al Gobierno por cualquier pausa en el proceso de colonización judía en tierras palestinas.

En el comunicado, el obispo admitió estar "muy preocupado por la falta de seguridad" en las propiedades cristianos y por la "falta de responsabilidad política" tras los ataques anteriores. Temen un "aumento de la violencia".

La frecuencia de estos ataques ha aumentado gravemente durante el pasado mes - se han registrado 14 ataques en lo que va de año - desde que el Ejército israelí derribó edificios en Cisjordania sin autorización.

El ministro de Seguridad Interna, Yitzhak Aharonovitch, y la ministro de Justicia, Tzipi Livni, dijeron el miércoles que solicitarían al Gabinete clasificar a los grupos detrás de estos ataques ultranacionalistas como organizaciones terroristas, abriendo la posibilidad de la detención sin juicio de sus miembros.

A pesar de docenas de arrestos el último año, ha habido muy pocas condenas. La policía local dice que hay muy pocos culpables claros, pero que cerca de la mitad son menores de edad para los cuales el tribunal muestra indulgencia.