Friday, May 30, 2014

Empresario ortodoxo cruza los códigos de barra en su producción: “Es el nombre del Anticristo”

Este es un despacho de agencia Interfax, May-27-2014. Traducción de Secretum Meum Mihi.

27 de Mayo de 2014
Empresario ortodoxo cruza los códigos de barra en su producción

Moscú, 26 de Mayo, Interfax - Los códigos de barras están cruzados con la cruz de San Andrés en los en paquetes con leche fabricados por la empresa del reconocido empresario Ortodoxo, líder del movimiento Svyataya Rus, Vasily Boiko - Veliki .

“Se ha sabido desde hace mucho tiempo que el código de barras en los productos es un prototipo de sello del anticristo, el número 666 está siempre presente en él, el cual es el nombre de anticristo cubierto en la Sagrada Escritura”, informó el servicio de prensa de la compañía.

También se afirma que cuando los códigos de barras se crearon, el “número del anticristo" se introdujo allí intencionalmente.

“Era posible usar ceros neutros o unos, o sietes u ochos. Tres seises se utilizaron al menos por “humor negro, y muy probablemente por ateísmo consciente. Los ancianos ortodoxos hace mucho tiempo han advertido que el código de barras tendrá el sello que se implantará a la gente en la frente y la mano”, se lee en el mensaje.

El fabricante informa que anteriormente llevaron a cabo tres investigaciones sobre el código de barras realizadas por altos profesionales expertos en el campo de la programación, monjes del Monasterio Gregoriou de Athos.

“De acuerdo con la norma, los códigos de barras tienen tres rayas: Dos en los bordes y una en el medio. Otras rayas corresponden al código de cifrado individual y se refieren a las cifras del 0 al 9. Así que tres rayas universales, más largas que las individuales, corresponden a una cifra, la cual es seis. Como hay tres rayas universales, ellas hacen los tres seises”, dice el mensaje.


Esta es una información en español al respecto de La Gran Época.com.

Fabricante de leche tacha el número 666 en el código de barra de sus envases

Es un símbolo del "mal, apostasía, injusticia, maldad, falsas profecías y engaño”, dijo el representante de la rusa Russkoe Moloko

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
Mar, 27 May 2014


El fabricante de leche Russkoe Moloko habló muy en serio cuando dijo que tachó “el nombre de la bestia”, representado por el número “666”, en los códigos de barras que se ven obligados a poner en los envases, y lo hizo con lo que llamó ser la “cruz del apóstol San Andrés”. (Foto)

"Durante los últimos cinco años en todos los paquetes de productos bajo la marca "Russkoe Moloko" el código de barras está tachado con una cruz roja. Muchos de nuestros clientes se preguntan: ¿por qué? Recibimos suficientes preguntas, así que nos decidimos a explicar la razón”, escribió la compañía de Vasili Boiko, quien también es el presidente del comité organizador del Movimiento Popular Santa Rusia.

Él agregó que es sabido que en el código de barras de los productos está invisible al simple ojo humano el número 666, impreso como tres barras que exceden el largo de las restantes: una central, y las otras dos a los extremos de cada lado. “Es el nombre del Anticristo”, dice Russkoe Moloko. "Bien pudieron haber usado otros números, sin embargo los números “se eligieron conscientemente”.

“Los ancianos ortodoxos han advertido desde hace tiempo que justamente en la forma de un código de barras estaría presente “la marca” que sería impresa en la frente y las manos” de las personas, por lo que creen que no hay duda que se trataría de un “código maligno”.

“El contenido del número de la bestia en los códigos de barras no se puede dudar. Se realizaron tres estudios de códigos de barras antiguos por expertos de alto nivel en el campo de la programación”, escribió.

Russkoe Moloko citó al documento aportado por expertos monjes del Monasterio Gregoriou en Athos, presentado en el Centro de Informática Sr. George Sahinian de la Universidad de Bonn: “Codificación de European Article Numbering (EAN- 13 )" del 10 de octubre de 1997.

Además nombró al estudio de once científicos y de otros expertos en el campo de las tecnologías electrónicas realizado para la Comisión especial del Santo Sínodo, ingresado por el Sr. Stamatis Kulutru al Santo Sínodo de 1993- 43. “Hay muchos otros. También hay estudios nacionales”, agregó la compañía.

Solo las barras entre los números 666 corresponden a cifras del 0 al 9.

Russkoe Moloko argumentó que incluso las antiguas escrituras previnieron este hecho. Juan el Evangelista en el Apocalipsis dijo: "Si alguno adora a la bestia y a su imagen y recibe la marca en su frente o en su mano, él beberá del vino de la ira de Dios, vaciado puro en el cáliz de su ira, y será atormentado con fuego y azufre delante los santos ángeles y del Cordero; y sufrirá el humo de su tormento por los siglos de los siglos; y no tienen reposo ni de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, y reciben la marca de su nombre (Rev.14 : 9- 11 )”.

En un comentario del Apocalipsis, además estaría escrito que “el nombre de la bestia se extendería por todas partes, en materia de compra y venta, a las personas que no lo llevasen por cuenta propia”, según Aref Cesarea (9-10 cc). A esto se agrega que “Y el mártir Ireneo escribe que el número del Anticristo 666 es un símbolo del "mal, apostasía, injusticia, maldad, falsas profecías y el engaño”.

Muchos sacerdotes, religiosos, teólogos se oponen a los códigos de barras. La Compañía JSC "Russkoe Moloko" dice estar obligada a ponerlos en el embalaje, porque “sin ello sólo podríamos vender nuestros productos en los mercados agrícolas, pero no en las tiendas. Sin embargo, no descartamos la posibilidad en el futuro de otros procedimientos alternativos de venta, descartando el código de barras”.

“Queremos mostrar nuestra posición: estamos con nuestro Señor Jesucristo, no el Anticristo y sus sirvientes. Y los cristianos no experimentan miedo cuando están haciendo acciones con pensamientos del Señor”, escribió Boskoi en su Web.

Muchos cristianos ortodoxos que creen en esta profecía hacen lo que relata Russkoe Moloko: “tiran inmediatamente el código de barras del embalaje, o arrancan la parte del paquete con el código de barras”.

“En cualquier caso”, advierte la compañía, “no ponga uno de estos paquetes en su escritorio. Y si no se puede romper o tirar a la basura”, Russkoe Moloko recomienda “tacharlo con una cruz”.

“La mayoría de los productores y los consumidores no saben y no piensan en el código de barras. Pero es el pecado cometido por la ignorancia”, concluyó.

En 2007, durante un período de su agitada vida pública, el dueño de Russkoe Moloko Vasili Boiko fue detenido por una disputa de tierras arrendadas, pero fue liberado.

En cambio en los últimos años, Boiko es recordado por una serie de iniciativas en su empresa. Por ejemplo todos los empleados que tienen uniones informales deben someterse a una ceremonia de boda para ser admitidos. Además prohíbe a las mujeres tener abortos, según el medio Forbes de Rusia. En 2012, incluso, se unió a la campaña de Vladimir Putin en Moscú.