Saturday, May 10, 2014

Card. Angelo Bagnasco: “La lectura que mira a contraponer un Papa a otro me parece totalmente infundada”


Corriere Della Sera, May-10-2014, págs. 1 y 15, publica una entrevista con el Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, Card. Angelo Bagnasco. Aquí traducimos algunas respuestas.

[...]

¿Qué impresión le hace el entusiasmo que circunda al Papa Francisco? ¿No existe el riesgo de que nazca una especie de culto?

«El Papa es muy consciente de esto, desencantado, realista. No quiere promover o alimentar un eventual culto a su persona. Esta expresión de gran simpatía es una cosa buena, hace bien al alma. No creo que se pueda hablar de un culto, que por supuesto está totalmente fuera del horizonte del Santo Padre».

De la Conferencia Episcopal que Ud. preside se piensa a veces como un legado de la Iglesia ratzingeriana. ¿Es verdad?

«Los obispos siguen al Papa siempre. Basta leer lo que dice y escribe el Papa Francisco. Hablar de contraposición es engañoso. El próximo 19 de mayo será el Santo Padre el que introduzca la asamblea general de la CEI. Se lo he pedido Yo, él ya lo tenía en su corazón, así que adhirió con gusto».

¿No ve, sin embargo, elementos de discontinuidad entre el pontificado de Francisco y el de Benedicto XVI? En la entrevista a Corriere, el Papa Bergoglio dijo no reconocerse en la expresión «valores no negociables», hasta ahora piedra angular de la Iglesia.

«En este caso, yo diría que ha ampliado el concepto de valores, que están profundamente conectados uno al otro. Al mismo tiempo, el Santo Padre escribió en Evangelii Gaudium y le dijo al Pontificio Consejo para la vida que la vida humana es sagrada e inviolable, desde la concepción en todas sus fases, y es el fundamento de todos los otros derechos. La lectura que mira a contraponer un Papa a otro me parece totalmente infundada, sin dejar de reconocer que estamos frente a una personalidad y estilos comunicativos diferentes. El hecho de que Francisco nos haya pedido examinar de inmediato los estatutos de la CEI con la máxima libertad es un signo interesante, que aprovechamos con mucho gusto. Toda la obra pastoral y de gobierno del Santo Padre en este primer año de su pontificado ha traído signos de novedad que responden a su fuerte personalidad».

[...]

¿Del Sínodo sobre la familia se verá apertura sobre las uniones civiles, al menos en el plano de los derechos individuales?

«La doctrina de la Iglesia y también los obispos italianos siempre han manifestado el respeto por las decisiones individuales de cada individuo, sin embargo dentro de una valoración moral que corresponde a la doctrina católica. Se ha relevado muchas veces cómo en el ámbito jurídico no pocos derechos que se invocan están ya reconocidos por el Código Civil. Bajo este perfil, a nivel de los individuos, no creo que haya novedades por prever. Diferente sería el discurso de derechos inherentes a una pareja, análogamente al matrimonio».

¿Aquí su oposición es absoluta?

«Sí».