Sunday, April 06, 2014

“Hoy quiero darles a ustedes...un Evangelio de bolsillo”

Y ahora me gustaría hacer un simple gesto para ustedes. En los últimos domingos he sugerido a todos ustedes procurarse un pequeño Evangelio, para que lo lleven consigo durante el día para poder leerlo a menudo. Entonces me acordé de la antigua tradición de la Iglesia, durante la Cuaresma, de entregar el Evangelio a los catecúmenos, los que se preparan para el bautismo. Así que hoy quiero darles a ustedes que están en Piazza —pero como un signo para todos— un Evangelio de bolsillo [mostrando el librito]. Será distribuido de forma gratuita. Hay lugares en la plaza para esta distribución. Yo los veo: allí, allí, allí, allí.... Acérquense a los lugares y tomen el Evangelio ¡Tómenlo, tómelo con usted, y léanlo cada día: ¡es exactamente Jesús el que les habla allí! ¡Es la palabra de Jesús: esta es la Palabra de Jesús!

Y como Él les digo: ¡gratuitamente han recibido, gratuitamente den! ¡Den el mensaje del Evangelio! Pero a lo mejor alguno de ustedes non cree que esto sea gratuito. “¿Pero cuánto cuesta? ¿Cuánto debo pagar, Padre?”. Pero hagamos una cosa, a cambio de este regalo, hagan un acto de caridad, un gesto de amor desinteresado, una oración por los enemigos, una reconciliación, cualquier cosa...

Hoy se puede leer el Evangelio con muchos instrumentos tecnológicos. Se puede llevar la Biblia con uno mismo en un teléfono móvil, una tableta. Lo importante es leer la Palabra de Dios, con todos los medios, pero leer la Palabra de Dios: ¡es Jesús que nos habla allí! Y acogerla con el corazón abierto. ¡Entonces la buena semilla da fruto!

¡Les deseo un buen domingo y buen almuerzo! ¡Hasta la vista!

Francisco
Palabras posteriores al rezo del Angelus
Plaza de San Pedro en el Vaticano
Abr-06-2014


Con tal que los ejemplares del Evangelio distribuido no sea de esos que imprimen los protestantes —y que ni ellos mismos leen en sus congregaciones— para que los lean los católicos, todo está bien. Un ejemplo concretísimo: La versión aquella que se llama “Dios habla hoy” (de la cual desaconsejamos ampliamente su lectura), muy popular entre los católicos, pero ya Uds. saben que en las congregaciones protestantes utilizan la versión “Reina Valera”o, más modernamente, la versión “Nueva Versión Internacional”.

Estas son unas imágenes (de Getty Images) de la distribución del Evangelio en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.







Estas son otras imágenes del mismo hecho (provistas por agencia AFP).