Tuesday, March 18, 2014

Superior General de la FSSPX/SSPX: “Nuestras relaciones con Roma están de algún modo bloqueadas” desde Junio 13 de 2012

Esta es nuestra traducción de una carta, Nov-29-2013, firmada por el Superior General de la FSSPX/SSPX, Bernard Fellay, y remitida a un miembro polaco de la denominada “resistencia”. La carta fue publicada por el blog Avec l'Immaculée (visítelo bajo su propia responsabilidad).


SOCIEDAD DE SAN PÍO X

+ 29 de Noviembre de 2013

Sr. Philip Zamojcin

38-400 Krosno, Polonia

Estimado Sr. Zamojcin,

Gracias por su carta la cual leí cuidadosamente después de regresar de un largo viaje apostólico alrededor del mundo
Mi respuesta a sus preguntas es muy simple: No escuche esas indignantes acusaciones contra la Sociedad San Pío X y sus Superiores. Contra viento y marea, Nosotros seguimos la línea que nuestro venerado fundador, el Arzobispo Lefebvre, nos dio. En tanto reconocemos las legítimas autoridades de la Iglesia, no los seguimos cuando su enseñanza está en contradicción con la Tradición.

Por supuesto, los otros dos Obispos de la Sociedad y Yo estamos en total acuerdo. No hay intención en absoluto de mi parte, y no ha habido ninguna intención, de “vender” la Sociedad a la Roma modernista. Pero es cierto que la situación de nuestra Sociedad en la Iglesia no es normal. Somos Católicos y deberíamos ser reconocidos como tal por las autoridades de la Iglesia. Siguiendo el ejemplo del Arzobispo Lefebvre, nunca cortaremos todos los vínculos con Roma. De otra manera, simplemente cesaríamos de ser Católicos.

Al mismo tiempo, desde Junio 13 de 2012, nuestras relaciones con Roma están de algún modo bloqueadas. De hecho, Roma quería forzarnos tanto a considerar el Vaticano II como una parte integral de la Tradición y a aceptar la licitud de la nueva Misa. Por supuesto, no podríamos estar de acuerdo con estos dos requerimientos.

Acerca de Su Excelencia el Obispo Williamson y los sacerdotes de la llamada “resistencia”, la razón de su expulsión fue por los repetidos actos de desobediencia y rebelión en contra de las autoridades de la nuestra Sociedad sacerdotal. Es triste y lamentable pero estos antiguos miembros son las únicas personas culpables aquí.

Espero que estas respuestas le ayudarán a entender mejor nuestra posición y lo tranquilicen sobre nuestra fidelidad a la Iglesia y a la línea del Arzobispo Lefebvre.

Con mi bendición.

[Firma autógrafa en el original]
+ Bernard Fellay