Tuesday, March 11, 2014

Nuevo Superior del distrito de Latinoamérica del Instituto Del Buen Pastor

Información del Instituto Del Buen Pastor Colombia, Mar-09-2014.

Comunicado del distrito de Latinoamérica del Instituto del Buen Pastor

¡Ave María Purísima!

El día de la festividad de la Catedra de San Pedro, el 22 de febrero 2014, recibí del Padre Philippe Laguérie, superior general del Instituto del Buen Pastor, mi nominación como superior del distrito de América Latina.

Es con gran alegría que acepto este nuevo cargo, que pongo desde ahora bajo la especial protección de Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de las Américas, y en especial patrona de México, país del cual soy originario por parte de mi madre.

Quisiera ante todo agradecer al Padre Rafael Navas por el trabajo realizado con esmero como superior del distrito desde su fundación en 2006, y a todos los sacerdotes que trabajan con celo y generosidad en América Latina para el Instituto del Buen Pastor.

La misión que me fue confiada por nuestro superior general, además de organizar y de desarrollar el apostolado del Instituto en esta región inmensa, es también la de conservar y fomentar la fidelidad de nuestros sacerdotes a los Estatutos de nuestra sociedad, tal y como fueron aprobados el día de su fundación, el 8 de septiembre 2006. Esta fidelidad consiste en servir a la Iglesia en el campo litúrgico y doctrinal, con las especificidades y garantías estatutarias de esta sociedad de vida apostólica: ello “supone una fidelidad hacia el Magisterio infalible de la Iglesia y el uso exclusivo de la liturgia gregoriana” (Estatutos II, 2), el Rito Romano tradicional siendo utilizado como rito propio en todos sus actos litúrgicos (Estatutos I, 2).

Es solamente a través de esta misma fidelidad renovada a nuestros estatutos aprobados por Roma el día de nuestra fundación, que podremos actuar eficazmente por nuestra propia santificación, y por la santificación de las almas que nos son confiadas.

Encomendándome a las plegarias de todos, sacerdotes y fieles, para poder bien cumplir mi misión, por la gloria de Dios y la salvación de las almas, termino mi comunicado dándoles mi bendición.

Padre Matthieu Raffray,
Superior del distrito de Latinoamérica