Saturday, March 22, 2014

La comunión a divorciados vueltos a casar es importante, pero no es el único tema

Información de Rome Reports, Mar-22-2014.



La comunión a divorciados vueltos a casar es importante, pero no es el único tema

2014-03-22

A más de seis meses para el comienzo del próximo sínodo sobre la familia ya hay muchos temas sobre la mesa. Entre ellos, el de la comunión a divorciados vueltos a casar. Por eso, el número 3 del Pontificio Consejo para la Familia, Carlos Simón, recuerda que este no es ni el único ni el más importante.

MONS. CARLOS SIMÓN
Subsecretario Pontificio Consejo para la Familia

"Es un tema importante, un tema al cual hay que darle una respuesta. Pero evidentemente los desafíos pastorales de la familia en el contexto actual van más allá o son también diversos a la cuestión de los divorciados vueltos a casar”.

El Papa Francisco ha decidido personalmente que el primer sínodo de su pontificado sea sobre la familia. Quiere que la Iglesia busque soluciones a la 'cultura del descarte' que considera que sólo valen las personas que triunfan y no deja espacio para los débiles.

MONS. CARLOS SIMÓN
Subsecretario Pontificio Consejo para la Familia

"Los ancianos en la familia, el tema de la enfermedad en la familia, el tema de los discapacitados, el tema, por ejemplo, de la eutanasia. Son temas que, como dice el Papa son la cultura del descarte. Estos son cosas que la familia tiene que considerar porque realmente es en la familia donde la persona es valorada por lo que es y no por lo que tiene o pueda aportar”.

Carlos Simón señala que no sólo la Iglesia debe afrontar esta cuestión. La familia, dice, es patrimonio de la humanidad.

MONS. CARLOS SIMÓN
Subsecretario Pontificio Consejo para la Familia

"Ya decía Juan Pablo II: de cómo vaya la familia irá la sociedad e irá la Iglesia. Y por otro lado, la Iglesia está llamada a hacer un examen de conciencia de cómo hacer de la familia un sujeto responsable para la Nueva Evangelización”.

El debate acaba de comenzar y durará unos dos años. Reflexionarán a partir de la información enviada por las conferencias episcopales de todo el mundo. Estas responderán a un cuestionario sobre el conocimiento que tienen los católicos de la propia doctrina, cómo se atiende pastoralmente a personas divorciadas y a homosexuales y qué iniciativas son eficaces para mejorar la acción pastoral.