Monday, March 17, 2014

Francisco pidió a Benedicto releer su entrevista con La Civiltà Cattolica e hiciera comentarios

Lo ha revelado el Prefecto de la Casa Pontificia y secretario personal de Benedicto XVI, Mons. Georg Gänswein, en una entrevista concedida al canal televisivo ZDF. Por una cortesía de Sonia, administradora de Georg Gänswein Forum, esta es la transcripción completa en español de dicha entrevista.



¿Cuál es el estilo Papa Francisco para usted?

Naturalmente que es un reto adicional, fue un poco difícil al principio. Pero debido a su espontaneidad es algo a lo que nos hemos acostumbrado, vemos lo que está pasando y actuamos en consecuencia en la medida de lo posible. Como se puede ver es un hombre muy directo, muy sencillo y muy auténtico. Esto sirve tanto para los encuentros con grupos grandes, con las masas, tanto para lo hace en las audiencias privadas o grupos individuales. Él es él mismo ahora como obispo de Roma y Papa que como arzobispo de Buenos Aires. Para mí, es un ser muy auténtico y muy honesto, no es una especie de estrategia tratando de ganar puntos, el Papa es en la realidad de la manera en que aparece.

¿Es difícil para usted la doble función de secretario privado de Benedicto XVI y colaborador del Papa Francisco?

Al principio fue un gran desafío, porque tenía la experiencia de secretario privado, pero no la de prefecto. Unir estas dos realidades ha sido una experiencia nueva para mí, un reto también, pero mientras tanto, creo que puedo decirlo así, he sido capaz de llegar a un acuerdo que funciona bastante bien. Puesto que los dos Papas tienen una muy buena relación, no existe para mí una dificultad «atmosférica» para conciliar ambas realidades. No percibo ningún problema, no hay objetivos en conflicto, no hay conflicto de lealtades, a menudo he tenido que leer al principio «que no podía servir a dos señores», que no viene al caso: No estoy al servicio de dos amos, me gusta cumplir mis tareas y trato de hacer las dos cosas de una manera justa y con mi mejor capacidad.

¿A través de su estilo ha cambiado el papado el Papa Francisco?

No la esencia del Papado, no lo creo. Lo que sí cambia y ya ha cambiado son ciertas formas relacionadas con el estilo de vida. Por ejemplo, el hecho de que él está viviendo en Santa Marta, ha encontrado una manera de " vita " que ya tenía como arzobispo. En cuanto al lugar (donde vive) y en ciertos aspectos de forma del Papado no quería alinearse con sus predecesores, son realmente nuevas experiencias y que sólo seremos capaces de ver con el tiempo lo que traen y en qué dirección señalan. Cuando se menciona una "normalización " implicaría que antes no era "normal " antes. No creo que la vida cotidiana bajo su predecesor tenía la necesidad de una normalización, ya que era totalmente normal, al menos eso es lo que sentí y creo que todos los que entramos en contacto con el Papa Benedicto XVI también lo sintieron. Las maneras individuales son maneras individuales, también y sobre todo en lo que se refiere al Papado. Se tiene que permitir un margen suficiente al Papa a hacer ciertas cosas de manera diferente a sus predecesores, hay 267 Papas y creo que ninguno era igual que su predecesor. Debemos comparar los papas como sucesores de Pedro y no entre sus predecesores, o estaremos en dificultades. Además, en realidad no tengo problema si el Papa Francisco lleva su propio maletín y hace algunas cosas de manera diferente, se trata de decisiones que cree son correctas y yo no tengo que hacer comentarios.

¿Habla de la Iglesia alemana con el Papa Francisco?

Cuando te encuentras todos los días y se presenta la ocasión, por ejemplo, mediante las visitas de los obispos alemanes, es natural que hablemos de Alemania, de la situación, de la Iglesia o de las personas. Tengo un principio: cuando hay un problema es mejor esperar al momento oportuno para poder atacarlo. Tengo que decir que es verdad, aunque el interés que el Papa Francisco no se centra en Alemania, a pesar de que está muy bien informado sobre la situación en Alemania y, por supuesto, tiene un interés especial en la situación de la Iglesia en Alemania.

¿Cuáles son las diferencias y similitudes de los dos Papas?

Está claro que están de acuerdo con respecto a la sustancia. Hay una diferencia marcada y visible con respecto a la presentación, a los gestos, en la forma con la que el Papa Francisco acerca a la gente. Es una diferencia que no es peor ni mejor, es simplemente una diferencia que se adapta a su carácter. Cada Papa trae su carácter al Papado. Un carácter determinado es otorgado por la gracia y si el Señor le ha dado este carácter sólo podemos decir “deo gratias”.

¿Cómo es el contacto entre los dos Papas?

Hay contacto, también se escriben el uno al otro. Te puedo contar una bonita historia. El Papa Francisco concedió una larga entrevista al jesuita Padre Spadaro que es el director de la revista jesuita más importante «La Civiltà Cattolica», que fue publicada en agosto, así que el Padre Spadaro le dio al Papa Francisco el primer número de esta revista, el Papa me la dio a mí y me dijo que la llevase al Papa Benedicto XVI, para pedirle que la lea y anote cualquier crítica que pueda tener en la primera página después de la tabla de contenido que estaba en blanco. Así que eso es lo que hice. Tres días más tarde (el Papa Benedicto) me dijo que había escrito cuatro páginas -no a mano, por supuesto, sino dictadas la hermana Birgit- no dentro de la revista, pero en una carta, y él me pidió que le diese esta carta al Papa Francisco. De modo que había hecho sus deberes! Él (el Papa Benedicto XVI) había leído y -obligado por la solicitud de su sucesor- había escrito algunas reflexiones y observaciones sobre ciertas afirmaciones y preguntas en las que él pensó que algún comentario adicional podría realizarse en otro contexto. ¡Por supuesto no voy a decir a que se refería pero eran ciertamente interesantes! Para volver a la pregunta: ¿Hay un animado intercambio entre ellos, por escrito y por supuesto, por teléfono, en los cumpleaños y en los santos, para el cumpleaños del Papa Francisco, el 17 de diciembre, él quería invitar al Papa Benedicto XVI para el almuerzo en Santa Marta , pero se pospuso hasta después de Navidad, porque en ese momento Santa Marta estaba muy lleno , y como usted sabe el Papa Francisco come en el comedor, en Santa Marta, y con toda esta gente , al ver el almuerzo dos Papas juntos, ¡no es fácil de “tragar” para todo el mundo!

¿Cuál es la rutina diaria del Papa Benedicto?

El Vaticano cubre un territorio de 44 hectáreas. La parte más importante son jardines, árboles, arbustos, y en el otro lado hay una pequeña arboleda. Allí, casi en el punto más alto hay una casa que desde hace casi 20 años albergaba hermanas religiosas, que cambiaban cada cinco años. Después el Papa Benedicto decidió lo que quería hacer, llegó el momento para que la última orden religiosa dejase el lugar y la residencia quedó vacante. Y vive en esta casa, Mater Ecclesiae, como siempre un hermoso nombre piadoso, junto con las cuatro Memores y yo. Así que el equipo no ha cambiado mucho. Sólo Monseñor Alfred, mi colega, - como es la tradición para el segundo secretario - fue llamado a servir al nuevo Papa y ahora es uno de sus dos secretarios. Así que somos cinco, nos conocemos bastante bien así que no es muy difícil llevarse bien. Durante el día también viene la Schönstatt Hermana Birgit, que ha servido el cardenal Ratzinger y al Papa Benedicto durante 30 años, los seis salimos al paso con valentía cada día. ¿Qué hace? Él comienza con la Santa Misa en la mañana que concelebramos, a continuación, el acto de acción de gracias y el oficio divino, y después del desayuno, después de que yo "descienda de la montaña" trabajo aquí (el Palacio Apostólico), mientras que por las mañanas él tiene tres actividades principales. Estudia y lee, se hace cargo de su correspondencia - llega tanta que a veces casi no sé qué hacer con ella - y regularmente recibe visitas. Hay un gran número de personas que desean reunirse con él: Los ex colaboradores, obispos, cardenales, personas de Alemania, son los que piden una reunión. Luego está el almuerzo, es cuando "subo" de nuevo al monasterio, después de que damos un pequeño paseo en el bosquecillo porque está oculto a la vista. Todo es muy bonito, pero tiene un inconveniente: ¡Desde la cúpula de San Pedro se puede ver directamente nuestra casa y la cúpula es el lugar ideal para - bien - para todo! Luego, después de una pequeña siesta y poco después de las 4 pm damos otro paseo por el bosque, donde rezamos el rosario juntos. Después de esto él se retira a su estudio, que es un poco más pequeño, pero donde se siente cómodo. Comienza la tarde con la oración y luego sigue trabajando, él también escucha algo de música. La cena es a las 8.30 de la tarde y por lo general terminamos el día viendo el equivalente italiano del " Tagesschau" alemán que se llama " telegiornale " ¡el doble de tiempo, pero la mitad del valor de las noticias por desgracia! Nos vamos a dar un paseo por la terraza de la azotea. Después de 19:00 la cúpula se cierra para que pueda caminar allí sin ser visto. Después de esto él se retira y yo puedo hacer mi propio trabajo.

¿Cuándo le dijo Benedicto XVI que iba a renunciar a su cargo?

Por razones de discreción no voy a decir cuando me lo dijo. Me lo dijo con la suficiente antelación, todo el mundo quiere saber cuándo fue eso. Fue mucho antes de que él me nombrara obispo y prefecto, la ordenación episcopal fue el 6 de enero de 2013, en la Basílica de San Pedro. Mi primera reacción fue, por supuesto, "¡Imposible! ¡No debe hacer eso! ". Podíamos reducir el horario, especialmente los viajes y las cosas que son un reto físico también, la visita a Cuba y México del año pasado le tensó mucho, no olvidemos que él tenía 85 años entonces. Cuando me dijo lo que estaba planeando hacer, la decisión ya estaba tomada. Él me estaba comunicando una decisión. Y por supuesto que «cosí» la boca, ya que estaban bajo juramento de guardar secreto, y yo no se lo dije a nadie. Pero estos meses de antelación, sabiendo lo que iba a ocurrir, no fueron fáciles. El día exacto cuando él iba a anunciar la renuncia y el día de sede vacante aún no se sabía en ese momento

¿Después de un año que opina usted de la renuncia de Benedicto XVI?

Este paso fue una sorpresa para todo el mundo, tanto dentro como fuera del Vaticano. Sin embargo creo que el término "desacralización" del Papado es erróneo. Hay que diferenciar entre el papado como institución y la persona titular. Sin duda fue un paso revolucionario. Muy a menudo se habla de revolución en el Vaticano tras el cónclave en el inicio del nuevo pontificado. Fue la decisión del Papa Benedicto a renunciar como sucesor de Pedro lo verdaderamente revolucionario. Ese fue el factor decisivo. Y es ahora cuando vemos la importancia y las enormes oportunidades que se han abierto por este paso. Como ya he dicho antes, no fue fácil para mí personalmente, pero la cuestión no es si es fácil, sino que tengo que aceptar y estar de acuerdo con esta decisión. Y en este sentido también estoy en paz conmigo mismo.