Thursday, March 13, 2014

Artículo sobre Forma Extraordinaria en periódico de la Arquidiócesis de Chihuahua, México

El periódico Notidiócesis de la Arquidiócesis de Chihuahua, México, trae un artículo sobre la Misa según la Forma Extraordinaria que comenzará a celebrarse en esa jurisdicción (anteriormente nos referimos a ello, ver aquí). El artículo lleva por título “Afinan detalles para celebrar "Misa en latín"” y está fechado Mar-07-2014.

Afinan detalles para celebrar "Misa en latín"

Escrito por Karen Assmar Durán
Viernes 07 de Marzo de 2014 16:44


Al conceder Arzobispo el permiso

Mediante documento oficial, el Sr. Arzobispo Constancio Miranda Weckmann aprobó la petición que hiciera un grupo de fieles para conceder el permiso de celebrar la santa Misa según el Rito Extraordinario, es decir, según el Misal Romano promulgado por San Pío V en 1570 y que es más comúnmente conocida -aunque inexactamente llamada- como Misa en latín-, y encomendó al Pbro. Dizán Vázquez Loya la responsabilidad de dichas celebraciones.

A propósito de esta designación, el P. Dizán compartió con Notidiócesis que, curiosamente, el grupo de fieles que solicitó la celebración en este Rito Extraordinario son jóvenes, cuyo interés proviene "de una valoración del tesoro que la Iglesia ha acumulado a través de los siglos en la liturgia, en el arte, la doctrina...".

Señaló que tanto el llamado "Rito Ordinario", fruto de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II y que actualmente es el más extendido, como el Rito anterior llamado "Tridentino", "porque parte del Concilio de Trento (S. XVI), fue promulgado por San Pío V y se le llama de manera oficial 'Extraordinario' para distinguirlo del 'Ordinario', es un solo Rito con dos formas". Añadió que existen más de 20 Ritos, los cuales "son la forma como diversas comunidades cristianas, de acuerdo con su tradición, su situación geográfica, su cultura, su lengua, han celebrado la Eucaristía y los demás sacramentos desde los orígenes de la Iglesia". Expuso que la mayor parte de estos Ritos están en Oriente: Alejandrinos, Antioquenos (entre éstos el Maronita), Sirio-Orientales, Bizantinos, por citar sus ramas principales; mientras que en Occidente se encuentra el Rito Romano con sus variantes Ordinario y Extraordinario, el Ambrosiano, el Mozárabe... "Todo esto -afirmó-, lejos de sembrar la división o desconcierto, muestra la riqueza de la Iglesia y la unidad, porque toda esa variedad de ritos pone énfasis en los mismos principios doctrinales, su núcleo central es el mismo: la celebración de la Cena del Señor que tiene dos partes fundamentales: la Liturgia de la Palabra y la Liturgia Eucarística".

Aclarado el punto, explicó que el Rito Extraordinario que en fechas próximas se estará celebrando en esta Arquidiócesis, se distingue del Ordinario porque su lengua de uso es exclusivamente el latín. Ambos varían en oraciones y otros elementos pero, expresó, "el Rito Extraordinario tiene una mayor solemnidad, un mayor sentido del misterio que se está celebrando, invita más al recogimiento. Y esas características se le pueden contagiar a la celebración del Rito Ordinario y hacer que quienes celebren o participen en uno u otro rito, lo celebren con ese sentido de presencia ante la Majestad divina".

Subrayó que el Rito Ordinario seguirá prevaleciendo porque es más comprensible, participativo, rico en lecturas bíblicas y se celebra en lenguas vernáculas o nacionales, "es el que se conoce, se vive, se saborea y se siente"; sin embargo, el Rito Extraordinario ha sido "la celebración que conocieron nuestros padres, los santos, las generaciones pasadas en esos 500 años, alimentó la piedad del pueblo e incluso se llegó al grado de crear cismas para poder celebrarlo".

Ahora el Sr. Arzobispo, como responsable de la Liturgia en la diócesis, tuvo a bien establecer ciertas normas "para que este Rito se celebre con la dignidad que merece y me encargó a mí velar por eso, y lo que he hecho es formar un grupo de laicos que se está preparando y también algunos sacerdotes que se han mostrado interesados", detalló el P. Dizán.

Si bien aún no se ha determinado un lugar específico para su celebración, pues para el Rito Extraordinario se requieren distintos elementos que no se encuentran en los templos de más reciente edificación, la disposición de Mons. Constancio Miranda es que se celebre una vez al mes entre semana, fecha que se dará a conocer a su debido tiempo.

Dentro de las características del Rito, el padre apuntó que el sacerdote está orientado hacia el altar y no hacia el pueblo; la feligresía requerirá un Misal con el texto tanto en latín como en español para saber qué se está diciendo y poder participar en las pocas respuestas que le corresponden; el acólito (o monaguillo) tiene una mayor participación; los ornamentos y vestiduras litúrgicas también son un poco diferentes a los usados en el Rito Ordinario, por lo que hizo un atento llamado a quienes cuenten en sus parroquias con casullas, albas, amitos, capas pluviales, sacras, cálices, copones, campanillas, etc., que los puedan donar o prestar, se los hagan llegar a la parroquia del Refugio. Aclaró que el órgano, para los cantos en latín, es el instrumento del Rito Extraordinario por excelencia... nada de guitarras.

"Es una misma liturgia, un mismo Rito con dos formas que se complementan. Cada una tiene características de riqueza, elementos muy valiosos que no tenemos que oponerlos sino conservarlos", concluyó.