Saturday, February 01, 2014

Tema familia: De nuevo, cardenal contra cardenal

Algo antagónicas (para no decir completamente) las posiciones de dos cardenales, presidentes de dos diferentes conferencias episcopales, respecto de la familia.

Primero considérese estas frases del Card. Christoph Schönborn, Arzobispo de Viena, entresacadas de un reporte de The Tablet, Ene-31-2014, con ocasión de la visita Ad Limina que cumplieron los obispos austriacos en Ene-30-2014.

“Una cosa es clara: La Iglesia debe prestar más grande atención a aquellos cuyos matrimonios fallan y debe acercarse a ellos. Nadie debe tener el sentimiento de que su vida en la comunidad Católica ha llegado a su fin porque su matrimonio ha fallado... Nosotros en la Iglesia tácitamente vivimos con el hecho de que la mayoría de los jóvenes, incluidos los que tienen estrechos vínculos con la Iglesia, con toda naturalidad viven juntos.”

Y ahora fíjense en estas otras palabras pronunciadas por el actual presidente de la Conferencia Episcopal Italiana y Arzobispo de Genova, Card. Angelo Bagnasco, durante la homilía de una Misa celebrada en su catedral (catedral de San Lorenzo de Genova) para la conmemoración de los 50 años de matrimonio de algunas parejas de esposos, Feb-01-2014; tal como las reporta agencia AGI y La Unione Sarda.

“Hoy se dice que donde hay amor hay familia, una expresión sugestiva falsa... El tipo de amor conyugal es único, porque tiene su rostro específico, irrepetible, que no admite competencias, porque es donado y no prestado o a prueba, porque es un regazo abierto a la gracia de los hijos... Porque es la originaria escuela de vida común y, si papá y mamá son creyentes, también de fe... Esto es el rostro único del amor conyugal.”