Tuesday, February 11, 2014

Renuncia papal: Cuando el médico dijo no a Rio

El episodio es reportado en el libro “Diario di un Papista” (“Diario de un Papista”) de Gianluca Barile y referido por Marco Tossati en su blog “San Pietro e dintorni”; el médico había desaconsejado fuertemente a Benedicto XVI ir a Brasil para la Jornada Mundial de la Juventud. No fue este el hecho que desencadenó la renuncia papal, pero habría influido en ella.

Traducimos el aparte pertinente en donde Tosatti cita textualmente a Barile.

Gianluca Barile escribe: “Interrogado a mi fuente sobre la motivación, vine a saber como parte preponderante de la decisión se derivó del parecer del médico pontificio, el Dr. Patrizio Polisca. Estos, de hecho, habrían desaconsejado fuertemente al Papa, por motivos de salud, asistir a la Jornada Mundial de la Juventud que se celebraría en julio de 2013 en Río de Janeiro.

Benedicto, conociendo de su imposibilidad de participar en ese evento que le importaba tanto, habría así decidido, como ya estaba meditando desde hace algún tiempo, renunciar a su ministerio, para asegurar la forma que en esa circunstancia particular, los jóvenes venidos de todas partes del globo, no estuvieran alejados del Papa, sino que pudieran, justo por el hecho de su renuncia, encontrarse con el nuevo Pontífice. Su decisión, naturalmente, no fue dictada sólo por esto. Pero no es un error sostener que la prohibición opuesta por el médico al viaje a Brasil, había confirmado al Santo Padre su imposibilidad de desarrollar con la misma fuerza y la misma salud de otro tiempo, su ministerio petrino.”