Friday, February 21, 2014

Francisco sigue aprentado el cinturón, bloquea contrataciones y horas extras en el Vaticano


De alguna parte hay que sacar los fondos para pagar a tanta compañia consultora, ¿o qué creyeron?

Información de agencia AFP, Feb-20-2014.

Ciudad del Vaticano — El Vaticano decidió como medida para reducir su propio déficit suspender el pago de horas extraordinarias, renovar o realizar nuevos contratos y otorgar promociones al personal, informaron el jueves fuentes religiosas.

La decisión fue comunicada por la Secretaría de Estado a los responsables de cerca de 20 congregaciones y consejos pontificios del Vaticano.

El papa Francisco está examinando una serie de reformas internas, entre ellas la posible fusión de varias entidades y oficinas de la Curia Romana, y ordenó aplicar medidas de austeridad ante la crisis económica y así evitar el despido de empleados y funcionarios.

Las nuevas indicaciones fueron autorizadas por el secretario de Estado, Pietro Parolin.

La reforma de las estructuras económicas de la Curia Romana está siendo examinada por grupos de expertos privados, con la supervisión de ocho cardenales asesores del Papa y otros consejeros, casi todos prelados extranjeros que no forman parte de la maquinaria interna.

El Vaticano deberá moverse al ritmo austero del papa Francisco, que designó pocos meses después de su elección en marzo pasado una comisión para hacer más eficiente y transparente la administración de la Santa Sede.

Se trata de una reforma que apunta directamente contra el derroche y la corrupción y a bajar costos.

Esos objetivos figuran en un documento de puño y letra de Francisco, llamado 'Quirógrafo' en la jerga vaticana, en el que pide una racionalización de los gastos, para evitar el dispendio de recursos económicos, favorecer la transparencia en la adquisición de bienes y servicios, y perfeccionar la administración del patrimonio mobiliario e inmobiliario.

Información de agencia Notimex, Feb-20-2014.

En estos días el Papa Francisco ha sostenido una serie de reuniones con cardenales y consultores para analizar la estructura económico-financiera del Vaticano.

El Vaticano puso en marcha una serie de medidas para contener un excesivo déficit entre las cuales incluyó el bloqueo de las contrataciones, de las renovaciones contractuales, de las promociones y las horas extras.

Las nuevas indicaciones están contenidas en una carta firmada por el “número dos” del Vaticano, el secretario de Estado Pietro Parolin, que fue distribuida apenas unos días atrás a todos los jefes de oficina de la Curia Romana.

En la misiva está previsto que, para hacer frente a la crisis, se podrá apelar al voluntariado, pero sólo para “temporáneas exigencias laborales”, pero “con la condición de que sean observadas rigurosamente las disposiciones normativas en la materia”.

Parolin invitó a los responsables de las administraciones vaticanas a atenerse a las disposiciones que, siendo vinculantes, deben ser necesariamente aplicadas sin alguna excepción, de acuerdo con la carta difundida este día por el diario italiano Il Messaggero.

Una forma metafórica para referirse al impacto de la crisis económica sobre las arcas del Vaticano. Y se ha constatado que los empleados están costando demasiado.

Justo en estos días el Papa Francisco ha sostenido una serie de reuniones con cardenales y consultores para analizar la estructura económico-financiera del Vaticano, de cara a las reformas que él mismo quiere impulsar.

En el futuro próximo deberá tomar decisiones y ya se habla sobre la posible creación de una Secretaría de Finanzas de la Santa Sede, que reúna todas las oficinas administrativas hasta ahora dispersas en diversos entes.

Esto permitiría al obispo de Roma tener un mayor control de gastos y contrataciones, además de racionalizar de mejor manera los recursos disponibles.