Friday, February 07, 2014

Francisco pide no excluir a los divorciados de la acción de la Iglesia

Información de Vatican Insider, Feb-07-2014.

07/02/2014
Francisco pide no excluir a los divorciados de la acción de la Iglesia

Lo dijo el Pontífice al recibir a los obispos polacos durante la visita «ad Limina»

REDACCIÓN
VATICAN INSIDER


Los pastores de la Iglesia deben «interrogarse sobre cómo asistir» a los divorciados o separados, «para que no se sientan excluidos de la misericordia de Dios, del amor fraterno de otros cristianos y de la preocupación de la Iglesia por su salvación». Lo dijo Papa Francisco a los obispos polacos, recibidos en «visita al Limina».

Durante su discurso el Papa habló sobre el tema de la familia, «célula fundamental de la sociedad», reflexionando sobre las cuestiones de las que se ocupará el próximo Sínodo de los Obispos sobre la pastoral familiar. El Papa, citando su «Evangelii gaudium», recordó antes que nada que la familia es el «lugar en donde se aprende a convivir en la diferencia y a pertenecer a otros y en donde los padres transmiten la fe a los hijos». «En cambio, hoy, el matrimonio a menudo es considerado como una forma de gratificación afectiva que puede constituirse de cualquier forma y modificarse según la sensibilidad de cada quién», prosiguió.

«Desgraciadamente -según Papa Francisco- esta visión influye también en la mentalidad de los cristianos», provocando el fácil recurso al divorcio «o a la separación de facto». «Los pastores -recomendó- deben interrogarse sobre cómo asistir a todos aquellos que viven en esta situación, para que no se sientan excluidos de la misericordia de Dios, del amor fraterno de otros cristianos y de la preocupación de la Iglesia por su salvación; sobre cómo ayudarles a no abandonar la fe y hacer crecer a sus hijos en la plenitud de la experiencia cristiana».

Además, subrayó Francisco, «hay que preguntarse cómo mejorar la preparación de los jóvenes al matrimonio, para que puedan descubrir cada vez más la belleza de esta unión que, bien fundada sobre el amor y sobre la responsabilidad, es capaz de superar las pruebas, las dificultades, los egoísmos con el perdón recíproco, reparando lo que corre el riesgo de arruinarse y sin caer en la trampa de la mentalidad del deshecho». Así pues, continuó Bergoglio, hay que preguntarse «cómo ayudar a las familias a vivir y apreciar tanto los momentos de alegría como los de dolor y debilidad».