Thursday, February 13, 2014

Card. Piacenza quería —por las malas— cargo del Card. Bertone

Interesante pasaje que se lee en este despacho de agencia AFP, Feb-12-2014, el cual trata sobre la vigencia actual de los vatileaks.

El misterio del escándalo VatiLeaks sigue rondando en el Vaticano

Ciudad del Vaticano (AFP)— El misterio del escándalo del VatiLeaks, la fuga en 2012 de documentos confidenciales del entonces papa, Benedicto XVI, que determinaron su histórica renuncia hace exactamente un año, sigue rondando en el Vaticano.

"No tuve la culpa del VatiLeaks", confesó el martes el cardenal Tarcisio Bertone, quien fue el secretario de Estado y brazo derecho de Benedicto XVI. "Lamento no haber sabido frenar el escándalo", reconoció el purpurado en una entrevista con el diario italiano Il Giornale.

Bertone calificó además de "poco determinante" el informe ultrasecreto elaborado por tres cardenales intachables sobre el caso y entregado personalmente por Benedicto XVI a Francisco al inicio de su pontificado, en marzo del 2013.

El caso de la fuga de documentos confidenciales del Vaticano, que dio lugar a la detención y a la condena del mayordomo personal de Benedicto XVI, Paolo Gabriele, reveló las tensiones sobre numerosos asuntos, entre conservadores y progresistas, tradicionalistas y modernistas, y partidarios de la transparencia y del secreto.

Para Bertone, "buena parte de las decisiones que está tomando Francisco han sido orientadas por la lectura del informe" ultrasecreto.

Según el escritor francés Nicolas Diat, que entrevistó a numerosos eclesiásticos que quisieron conservar el anonimato, el mayordomo de Benedicto XVI era sólo "una marioneta" del cardenal italiano Mauro Piacenza, quien tenía la ambición de ocupar el cargo de Bertone.

"Se reunieron en numerosas ocasiones con Gabriele", escribió Diat, que estima que con esos escándalos se intentó debilitar el papel del papa, su papel de monarca absoluto.

El periodista italiano Gianluigi Nuzzi, autor del escandaloso libro 'Su Santidad' con documentos y cartas dirigidas al papa alemán, se negó a revelar sus fuentes el martes, al ser contactado por la AFP, y aseguró que nunca se ha reunido con Piacenza ni con otros cardenales. "El mayordomo sólo quería demostrar que se estaban aprovechando del papa", dijo Nuzzi.

Entrevistado por la televisión TgCom24, Bertone insinuó que existen más documentos confidenciales listos para ser divulgados, sin dar más detalles.

El nuevo secretario de Estado del Vaticano, el italiano Pietro Parolin, un veterano diplomático, que fue nuncio en Venezuela, reconoció que espera que ese capítulo "tan doloroso" para la Iglesia haya sido clausurado definitivamente.