Saturday, January 18, 2014

Paura in Curia y Burke sería Arzobispo de Chicago

Desde que reseñamos unas palabras de un artículo de primera página de The New York Times, Ene-14-2014, en el cual se dice que “varias personas dicen que temen que Francisco está yendo departamento por departamento en busca de cabezas para que rueden”, hemos tratado de encontrar verificación —o desvirtuación— de lo que allí se contiene. Podemos decir que vamos, de a poco, confirmándolo. Por ej., con respecto a una medida por la cual el Papa Francisco confirmó en Ene-15-2014 la Comisión Cardenalicia de vigilancia del Instituto para las Obras de Religión para los próximos cinco años, con todos sus miembros completamente nuevos menos uno (ver aquí), misma que había ya sido confirmada, también por cinco años, por Benedicto XVI cinco días después de haber anunciado su renuncia (ver aquí), un artículo de Estadão de Saõ Paulo, Ene-16-2014, titulado «‘Limpieza’ es el 1er paso para que Francisco implante reformas», escribe:

Religiosos y vaticanistas consultados por Estadão [de Saõ Paulo] garantizan que la decisión del Papa Francisco de despedir a cuatro de los cinco miembros del comité que supervisa el Banco del Vaticano tiene como objetivo vaciar las estructuras de poder montadas por antiguos pontífices y acabar cualquier tipo de resistencia que todavía pueda haber para comenzar a implementar las reformas que juzga necesarias.

[...]

Y parece ser cierto, otro artículo de Qelsi.it, Ene-18-2014, y firmado por Antonio Margheriti Mastino (ver pequeña biografía aquí), se dedica al tema de un supuesto relegamiento que está sufriendo el Card. Raymond L. Burke, Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica, quien no fue confirmado por Francisco como miembro de la Congregación para los Obispos en Diciembre pasado (ver aquí), ni tampoco fue confirmado como miembro de la Congregación para las Causas de los Santos días después (ver aquí); en el artículo su autor dice haberse encontrado en un santuario de Salento, sin proponerselo, con un amigo suyo “de alto rango” que labora en la Curia, quien curiosamente confirma lo escrito días antes en el artículo de The New York Times sobre el temor existente entre quienes trabajan en la Curia. Conversando sobre el Vaticano, dice el interlocutor anónimo del periodista:

Miedo, hay miedo, hay terror tambien incluso entre los laicos: La suerte de todos nosotros pende de un hilo, también la de los carniceros del Vaticano...

Y en el caso concreto del Card. Burke:

Burke, hasta donde Yo sé, será enviado como Arzobispo de Chicago al puesto del cardenal [Francis] George. Su Santidad no lo quiere a sus pies, no soporta siquiera sentir pronunciar su nombre sin sentir un movimiento de fastidio.