Tuesday, December 24, 2013

El Franz-Peter Tebartz-van Elst latinoamericano

Se llama Mons. Ricardo Tobón Restrepo, Arzobispo de Medellín, Colombia. A este arzobispo le ha surgido —guardadas las proporciones— un caso similar al del obispo de Limburgo, Alemania, Franz-Peter Tebartz-van Elst, al que apodaban “el obispo del lujo”. El sitio de internet Kien y Ke denuncia la compra y adecuación de una nueva casa para su habitación por valor de unos US $2.080.000, valor que de ser cierto resultaría algo elevado vista la austeridad con que Francisco ha insistido deben vivir los sacerdotes. Dice Kien y Ke:

Al Arzobispo de Medellín, Ricardo Tobón Restrepo, le quedó pequeña la casa de 400 metros cuadrados que habitaron sus dos últimos antecesores. Estaba localizada en el barrio Prado, a pocas cuadras de la curia arquidiocesana, al lado de la sede social de la Alcaldía de Medellín y vecina de numerosas comunidades religiosas que se han asentado en las casonas del sector. Monseñor Tobón decidió mudarse al barrio Castropol, uno de los más lujosos de la ciudad, a una casa cuya compra y adaptación costó $4.000 millones.

[...]



Tarjeta navideña de Francisco


Esta es la tarjeta de Navidad del Papa Francisco (click sobre la imágen para ampliar). Una explicación breve sobre ella apareció recientemente en Rome Reports, la cual dice:

La felicitación de Navidad del Papa Francisco
2013-12-21

En la elegante tarjeta de felicitación navideña de Francisco no aparecen motivos latinoamericanos, pero hay una oveja, uno de los personajes recurrentes de su predicación.

El Papa utiliza este grabado del siglo XVI, obra del italiano Giorgio Ghisi. Es de la escena de la Adoración de los pastores.

Francisco incluye la frase del Evangelio de San Juan, referida a Jesús, "Luz verdadera que ilumina a todo hombre”.

La libertad de ser Francisco, el 'secreto' del éxito del Papa. Especial del P. Thomas Rosica en CNN

Al P. Rosica lo vimos muchas veces este año en CNN, particularmente durante las informaciones que se generaron con la renuncia de Benedicto XVI, la Sede Vacante, el Cónclave y la elección de Francisco. Una de sus intervenciones que más llamaron la atención fue cuando salió a aclarar el sentido de una de las homilías diarias del Papa Francisco en la casa Santa Marta, concretamente la de May-22-2013 (sobre esta aclaración también en CNN hay un artículo). Nos encontramos hoy esta opinión suya publicada en CNN México.

La libertad de ser Francisco, el 'secreto' del éxito del Papa

¿Todo esto es obra de una empresa de relaciones públicas contratados por el Vaticano para cambiar su imagen? ¿O hay algo más?

Por Reverendo Thomas Rosica, especial para CNN
Martes, 24 de diciembre de 2013


(CNN) — La Navidad fue una fiesta movible para mí este año; de hecho, ocurrió justo en medio de la Cuaresma, cuando los cardenales de la Iglesia católica romana eligieron a un hombre de Argentina para ser el próximo papa.

Me pregunté muchas cosas en los últimos meses.

¿Qué ocurrió en la Iglesia, y cómo puede ser que un arzobispo de 77 años de Buenos Aires, en los límites del retiro cautivó al mundo?

¿Cómo describir la sensación de un nuevo comienzo para la Iglesia? ¿Cómo concebir en nuestra época que no solo los cristianos y católicos, sino millones de personas hablen sobre el "papa Francisco" como si fuera suyo?

¿Todo esto es obra de una empresa de relaciones públicas o estrategas inteligentes de los medios contratados por el Vaticano para cambiar su imagen? ¿O hay algo más? Explico lo que creo que está en marcha.

Jorge Mario Bergoglio adoptó en su elección como Papa el nombre Francisco y nos dijo que lo hizo por su amor a Francisco de Asís. Durante los últimos nueve meses, muchos asociamos los gestos y acciones del Papa con el Poverello o El pobrecillo de Asís, quizá el santo más querido de la tradición católica.

Fácilmente podemos imaginar a Francisco de Asís en esa ciudad montañosa medieval, idílica y umbría, y mitificar sobre qué pasó realmente en esa época. Pero muy a menudo se pierde el mensaje radical de Francisco y lo reducimos a un hippie gentil y caprichoso que alimentaba a los pájaros, olía flores y domaba a lobos salvajes. Olvidamos rápidamente que en realidad, el hijo favorito de Asís fue y es el modelo de un cristiano radical.

Un día cuando era joven, Francisco escuchó la súplica de Jesús desde el crucifijo en la capilla dilapidada de San Damiano en los suburbios de Asís. "Entra y repara mi Iglesia", escuchó decir a Jesús. Y ciertamente hizo eso en su vida a través de la gran familia franciscana que dejó atrás para que siguiera con su sueño y su trabajo.

Muchos de nosotros pasamos los últimos meses encontrando similitudes entre Francisco de Asís y Francisco de Buenos Aires, quien se instaló en una casa de huéspedes en la ciudad del Vaticano en lugar del departamento papal en el Palacio Apostólico.

Nos obsesionamos rápidamente en muchas cosas externas que llamaban la atención y generaban ruido, así como oportunidades grandiosas de fotografías: un papa que abandonó los zapatos rojos; ¡que nunca fueron una parte oficial del guardarropa papal! Un Papa que viste modestamente, paga sus propias cuentas, viaja por la ciudad del Vaticano al volante de un Ford Focus, llama a muchas personas por teléfono, lleva sándwiches de mermelada a guardias suizos en su puerta e invita a unos indigentes a su desayuno de cumpleaños.

Este pontífice romano se especializa en besar bebés y abrazar los cuerpos de personas enfermas, y a los abandonados de la sociedad. Nos sentamos, sonreímos y decimos: "¡que simplicidad!", "¡wow!", "¡increíble!", "¡finalmente!".

Decimos: "Aquí está un líder mundial que dice la verdad sobre el poder, hace lo que dice, llama a la idolatría y codicia por lo que son. Aquí está un pastor audaz y valiente que anima a los pobres y nos dice que si no son parte de nuestras vidas, entonces somos un montón de personas tristes e incluso condenadas. ¡Así como Francisco de Asís lo hizo en su época!".

Pero esa no es toda la historia.

Me percaté más y más en los últimos meses que aunque siempre amé a Francisco de Asís y todos los ideales románticos que adoptó y defendió, Francisco de Buenos Aires no me transporta al Asís medieval. Me emite a Belén, Galilea y Jerusalén.

Todo lo que el Papa hace no solo es una imitación de su santo patrón que amó a los pobres, abrazó a los leprosos, encantó a los sultanes, hizo la paz y protegió a la naturaleza. Es un reflejo del hijo de Belén que crecería para convertirse en el hombre de la cruz en Jerusalén, el Resucitado que ninguna tumba podía contener, el hombre que los cristianos llamamos Salvador y Señor. El hombre cuyo nacimiento celebramos el 25 de diciembre.

Más que cualquier otro en mi vida, el papa Francisco me dio una poderosa visión sobre la mente y el corazón de Dios.

Quiere que la Iglesia sea un instrumento de reconciliación y bienvenida, que sea capaz de calentar los corazones, que no se aprovecha de la gente sino que siempre busca a aquellos en la periferia y los que están perdidos, que pueda llevar a casa a las personas.

Francisco sabe bien que en momentos perdemos a las personas porque no entienden lo que decimos, porque olvidamos el lenguaje de la simplicidad.

En la noche del 13 de marzo de 2013, Jorge Mario Bergoglio recibió la llamada de ir, reconstruir, reparar, renovar y sanar a la Iglesia.

En los últimos nueve meses hemos sido testigos de que se trata simplemente de un discípulo de Jesús, y un fiel de Ignacio de Loyola (el fundador de los jesuitas) y de Francisco de Asís, al reparar, renovar, restaurar, reconciliar y sanar la religión.

Están aquellos que se deleitan en describir al nuevo Papa como un revolucionario audaz y descarado enviado para causar problemas. Otros creen que ha venido para causar un naufragio masivo.

Pero la única revolución que el papa Francisco inauguró es una de benevolencia, las palabras exactas que utilizó en su gran carta reciente en La alegría del evangelio.

"La verdadera fe en el Hijo de Dios encarnado es inseparable de la autodonación, de la pertenencia a la comunidad, del servicio, de la reconciliación con otros. El Hijo de Dios, al convertirse en cuerpo, nos convocó a la revolución de la afabilidad".

Es esta revolución la que está en el corazón del ministerio del papa Francisco.

La semana pasada durante un banquete en Chicago, Estados Unidos, el cardenal Francisco Jorge reveló por qué los cardenales reunidos en el conclave en marzo pasado eligieron a Bergoglio como Papa. Jorge dijo: "debido a que el cardenal de Argentina era completamente libre. Poseía una libertad interior que era tan evidente".

¿No es esta libertad inquebrantable la que permite que el papa Francisco haga lo que hace porque no tiene miedo y es totalmente libre de ser él mismo a la par de ser un hijo fiel a la Iglesia?

En nuestro mundo desgarrado por la guerra, donde el egoísmo, la tristeza, la maldad, venganza y dureza parecen tener la sartén por el mango a veces, necesitamos el mensaje de Navidad: bondad, alegría, misericordia y ternura de nuestro Dios.

Estas también son las cualidades del actual obispo revolucionario de Roma. No es de extrañar por qué tomó al mundo por sorpresa, y por qué tantas personas le prestan atención. Necesitamos la revolución de Francisco de ternura y misericordia ahora más que nunca.

Próxima peregrinación Populus Summorum Pontificum en Octubre de 2014

Al tiempo que envían sus saludos navideños, el Cœtus Internationalis Summorum Pontificum anuncia que la próxima peregrinación Populus Summorum Pontificum se realizará del Jueves, Oct-23-2014, al Domingo, Oct-26-2014 (vía Facebook: inglés, francés, italiano).


Entradas Relacionadas: Card. Raymond Leo Burke celebrará Misa Pontifical para la próxima peregrinación Populus Summorum Pontificum.