Tuesday, November 05, 2013

“¿Te encolaron las manos?”


Página Católica recuenta sobre esta broma del Papa Francisco a un monaguillo plasmada en un video captado por TG2 de RAI.

El pasado 2 de Noviembre, Su Santidad el Papa visitó la tumba de San Pedro y sus sucesores, en la cripta que está debajo de la Basílica homónima.

Al llegar lo esperaban dos monaguillos, uno sosteniendo el acetre con el agua bendita que luego usaría el Papa al asperger las tumbas, y otro con sus manos juntas, correcta posición litúrgica que, como resalta el locutor de la RAI que publicó el video mostrado más abajo, le fue correctamente enseñada por el ceremonial litúrgico pontificio.

Al llegar junto a él, y luego de saludar a los dos monaguillos con un beso, el Papa le dijo: "¿Te han encolado las manos? Sepáralas, a ver".

Y luego de separar las manos del chico con las suyas continuó: "Ah, yo pensaba que te las habían encolado".

¿Y el video? Es este.




Actualización Nov-07-2013: Rome Reports hace referencia a la aludida broma papal en este video que reporta sobre la visita de Francisco a las grutas vaticanas, Nov-05-2013 (ir a 00:45).


Card. Dziwisz: “He vivido con un santo”... ¡que nunca supo la verdad sobre Maciel!

“¡Para él era todavía el fundador de un gran orden religiosa y basta, ninguno le había dicho nada! ¡Ni siquiera de los rumores que corrían!”. Lo dice el secretario particular de Juan Pablo II, el ahora cardenal Stanisław Dziwisz, en su libro “He vivido con un santo” (“Ho vissuto con un santo”). O sea que lo que debemos inferir es que murió en la inocencia. En una de estas nos salen con que nadie le había contado que a los bebés no los trae la cigüeña de París.

Información de agencia Notimex, Nov-04-2013.

Ciudad del Vaticano, 4 de noviembre (NOTIMEX).- Juan Pablo II nunca supo la verdad sobre las inmoralidades de Marcial Maciel Degollado porque ni siquiera le comunicaron los rumores que circulaban sobre el fundador de los Legionarios de Cristo, aseguró Stanislao Dziwisz.

El histórico secretario personal de Karol Wojtyla y actual arzobispo de Cracovia (Polonia), defendió al "Papa peregrino" en el libro-entrevista "He vivido con un santo", que sale a la venta en estos días en Italia.

"Lo sé yo también, pero razonando a posteriori, que el Santo Padre nunca debió haber recibido a ese individuo. Pero Juan Pablo II cuando lo encontró ¡no sabía nada, absolutamente nada!", señaló en la página 116 del texto.

"¡Para él era todavía el fundador de un gran orden religiosa y basta, ninguno le había dicho nada! ¡Ni siquiera de los rumores que corrían!", agregó.

Dziwisz no abundó mayormente en el tema ni se refirió a las cartas que las víctimas de abusos sexuales de Maciel le enviaron a Juan Pablo II a través suyo. Sólo se limitó a sostener que la falta de atención a las denuncias se debió a la burocracia vaticana.

"Son, por desgracia, las consecuencias de una estructura aún extremadamente burocrática", indicó refiriéndose a la Curia Romana.

Para ilustrar su señalamiento recordó el caso Williamson, que ocurrió durante el pontificado de Benedicto XVI cuando el Papa revocó la excomunión a cuatro obispos, mientras uno de ellos negó en televisión el Holocausto.

El cardenal recordó que a causa del retiro de la excomunión explotaron polémicas, protestas al grado que Joseph Ratzinger escribió una carta a todos los obispos del mundo en la cual observó que, para evitar ese incidente, habría bastado controlar el internet.

En el libro, escrito por el periodista Gian Franco Svidercoschi, Dziwizs aseguró que Juan Pablo II nunca profirió una condena definitiva a la teología de la liberación y más bien denunció las degeneraciones o los graves equívocos.

"El marxismo, que sostiene la lucha de clases, una revolución violenta, no podía ciertamente ser adoptado como solución a los males en América Latina. Existía el peligro, muy realista, que la medicina pudiese demostrarse más dañina que la enfermedad misma", precisó.

"Al mismo tiempo es verdad que Juan Pablo II aprobó expresamente una teología de la liberación en el signo de la opción por los pobres, es decir de la gran elección evangélica cumplida por la Iglesia latinoamericana", añadió.

Rechazó las acusaciones a Wojtyla de encabezar un pontificado de "rigidez" y "restauracionismo", pidiendo que los llamados al orden y las condenas del pontífice polaco sean analizados en su respectivo contexto eclesiástico.

Además sostuvo que Juan Pablo II pensó durante mucho tiempo y de manera profunda si también el Papa debía renunciar al puesto una vez cumplidos los 80 años.

"Sobre la renuncia el Papa examinó los textos dejados por el Papa Montini (Pablo VI), consultó los más estrechos colaboradores, entre ellos el cardenal Ratzinger. Estableció también un especial procedimiento para la dimisión, en el caso no estuviese más en capacidad de desarrollar su ministerio", dijo.

"Finalmente, como había siempre hecho en su vida, Karol Wojtyla se sometió a la voluntad del Señor: iba a permanecer hasta que él lo hubiese querido", ponderó.

Card. Sarah: Entre los creyentes hay “una apostasía silenciosa”

Artículo de Vatican Insider, Nov-04-2013.

04/11/2013
Card. Sarah: entre los creyentes hay "una apostasía silenciosa"

La denuncia del presidente del Pontificio Consejo Cor Unum desde Trieste

REDACCIÓN
VATICAN INSIDER


«Incluso entre los bautizados y los discípulos de Cristo hay hoy una especie de apostasía silenciosa, un rechazo de Dios y de la fe cristiana en la política, en la economía, en la dimensión ética y moral y en la cultura post-moderna occidental». Lo denunció el cardenal Robert Sarah, presidente del Pontificio Consejo Cor Unum durante su participación en la primera jornada del encuentro sobre la caridad promovido por las Conferencias Episcopales Europeas en Trieste.

«Involuntariamente -prosiguió el religioso- respiran con todos sus pulmones doctrinas que van en contra del hombre y que generan nuevas políticas que tienen un efecto de erosión, destrucción, demolición y grave agresión, lentas pero constantes, sobre todo en la persona humana, su vida, su familia, su trabajo y sus relaciones interpersonales. No tenemos ni siquiera el tiempo para vivir, amar, adorar. Este es un desafío excepcional para la Iglesia y para la pastoral de la caridad. La Iglesia, de hecho -subrayó el cardenal- denuncia también las diferentes formas de las que es víctima la persona humana».

Según Sarah, «un humanismo sin Dios, al lado de un subjetivismo exacerbado, ideologías que son difundidas por los medios de comunicación y por los grupos extremadamente influyentes y financieramente potentes, se esconden detrás de las apariencias del servicio internacional y actúan incluso en el ambiente eclesial y en nuestras agencias de caridad».

Para la Iglesia, pues, «los valores cristianos que la guían y la identidad eclesial de la actividad caritativa no son negociables, deben rechazar cualquier ideología que vaya en contra de la enseñanza divina, rechazar categóricamente cualquier apoyo económico o cultural que imponga condiciones ideológicas opuestas a la visión cristiana del hombre».

Presentación del documento preparatorio de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos

[Arabe, Español, Italiano, Francés, Inglés, Alemán, Portugués]


Ya previamente se había filtrado (ver aquí), pero ha sido presentado oficialmente hoy.

Información de V.I.S., Nov-05-2013.

Ciudad del Vaticano, 5 noviembre 2013 (VIS).- El cardenal Péter Erdő, arzobispo de Esztergom-Budapest (Hungría), el obispo Lorenzo Baldisseri, y el arzobispo Bruno Forte, arzobispo de Chieti-Vasto (Italia), respectivamente Relator General della III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, Secretario General del Sínodo de los Obispos y Secretario especial de dicha asamblea extraordinaria han presentado esta mañana en la Oficina de Prensa de la Santa Sede el documento preparatorio de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos cuyo tema es “Los desafios pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización” que tendrá lugar en el Vaticano del 5 al 19 de octubre de 2014.

El obispo Baldisseri ha explicado que “la temática de este Sínodo... se inserta en una ruta de trabajo en dos etapas: la primera es, precisamente, la Asamblea General Extraordinaria de 2014 cuyo propósito es precisar el status quaestionis y recoger testimonios y propuestas de los obispos para anunciar y vivir el Evangelio con credibilidad para la familia; la segunda es la Asamblea General Ordinaria, prevista para 2015 , cuyo fin es fin individuar las líneas operativas para la pastoral de la persona humana y de la familia”.

Después ha recordado que si bien el proceso de elaboración de cada asamblea sinodal comienza con una consulta entre los diversos organismos que son interpelados sobre el tema en cuestión, en este caso , sin embargo , “este proceso se desarrolla en formas particulares , sea porque la metodología sinodal se encuentra en la actualidad en un momento de revisión general , sea porque se trata de una Asamblea Extraordinaria”.

En cuanto a la renovación metodológica ,” la idea es hacer que la institución sinodal sea un instrumento real y efectivo de comunión a través del cual se exprese y se realice la colegialidad deseada en el Concilio Vaticano II. De hecho , con este fin , es voluntad del Santo Padre potenciar también la actividad de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos para que pueda cumplir adecuadamente su misión de promover la colegialidad episcopal, cum Petro e sub Petro , en el gobierno de la Iglesia universal. Esto implicará no sólo cambios estructurales y de naturaleza metodológica del proceso sinodal , sino también la adaptación funcional de la Secretaría General , incluyendo la recuperación del espacio físico de su sede”.

Por lo que se refiere al carácter extraordinario de la próxima asamblea sinodal es de señalar que “este tipo de sínodos responden a la necesidad de tratar una materia que “a pesar de referirse al bien de la Iglesia universal, exija una rápida definición; Es evidente que la crisis social y espiritual del mundo actual afecta a la vida familiar y crea una verdadera urgencia pastoral que justifica la convocatoria de una Asamblea General Extraordinaria”.

El cardenal Erdo ha observado que en el Documento preparatorio “la familia aparece como una realidad que desciende de la voluntad del Creador y constituye una realidad social. Por lo tanto, no es una mera invención de la sociedad humana, mucho menos de cualquier poder puramente humano, sino más bien una realidad natural, que ha sido elevada por Cristo Nuestro Señor en el contexto de la gracia divina...El documento, así como la Iglesia misma, une estrechamente la problemática de la familia con la de matrimonio”.

El purpurado ha pasado revista a todas las cuestiones abordadas en el texto, desde la preparación para el matrimonio y la evangelización de los cónyuges y de sus familias, a las uniones de hecho sin reconocimiento religioso o civil, a la situación de los divorciados católicos que se han vuelto a casar o a las uniones entre personas del mismo sexo, pasando por los procedimientos de nulidad matrimonial. Sin embargo, ha afirmado, todo el cuestionario “se coloca en un contexto más elevado: más allá de los problemas existentes abre el horizonte hacia el reconocimiento del hecho de que la familia es un verdadero don del Creador a la humanidad”.

Por último, el arzobispo Bruno Forte ha recordado que el enfoque para abordar los desafíos de la vida familiar en la actualidad es el que el beato Juan XXIII anotaba en su diario poco antes de la apertura del Concilio Vaticano II "Mirar todo a la luz del ministerio pastoral , es decir: almas que salvar y que construir". “No se trata, en definitiva- ha dicho-, de debatir asuntos de doctrina, por otra parte explicadas ya por el Magisterio también reciente...La invitación que deriva para toda la Iglesia es escuchar los problemas y expectativas que están viviendo hoy en día tantas familias, mostrase cerca de ellas y ofrecerles de forma creíble la misericordia de Dios y la belleza de la respuesta a su llamada”