Thursday, September 19, 2013

Papa Francisco: “Es preocupante el peligro de ideologización del Vetus Ordo

El P. Antonio Spadaro S.J., director de La Civiltà Cattolica, realizó una entrevista con el Papa Francisco de más de seis horas durante tres sesiones los días 19, 23 y 29 de Agosto de 2013. La entrevista es publicada hoy por varias revistas jesuitas de Europa y América. Transcribimos una respuesta de Francisco.

[P. Antonio Spadaro:] “¿Qué hizo el Concilio Vaticano II? ¿Qué fue, en realidad?”. Le dirijo esta pregunta a la luz de las afirmaciones que acaba de hacer, imaginando una respuesta larga y organizada. Y, sin embargo, me da la impresión de que el Papa considerase el Concilio un hecho tan incontestable que apenas valiera la pena dedicarle mucho tiempo corroborando su importancia.

[Francisco:]
“El Vaticano II supuso una relectura del Evangelio a la luz de la cultura contemporánea. Produjo un movimiento de renovación que viene sencillamente del mismo Evangelio. Los frutos son enormes. Basta recordar la liturgia. El trabajo de reforma litúrgica hizo un servicio al pueblo, releyendo el Evangelio a partir de una situación histórica completa. Sí, hay líneas de continuidad y de discontinuidad, pero una cosa es clara: la dinámica de lectura del Evangelio actualizada para hoy, propia del Concilio, es absolutamente irreversible. Luego están algunas cuestiones concretas, como la liturgia según el Vetus Ordo. Pienso que la decisión del papa Benedicto estuvo dictada por la prudencia, procurando ayudar a algunas personas que tienen esa sensibilidad particular. Lo que considero preocupante es el peligro de ideologización, de instrumentalización del Vetus Ordo”.

¿Debemos suponer que los Franciscanos de la Inmaculada estaban ideologizando el Vetus Ordo y es por ello que se tomaron las (represivas) medidas del caso?

La entrevista completa puede leerse integralmente en Razón Y Fe (PDF).

Lehmann no sólo quiere diaconisas, también sacerdotes casados



Regresa a la carga el Card. Karl Lehmann (imágen), Arzobispo de Mainz (Maguncia), Alemania. En otra ocasión manifestaba su deseo desenfrenado de que hubiera diaconisas (ver aquí), ahora manifiesta su deseo de que la Iglesia tenga sacerdotes casados. Es de notar que en su argumentación el card. Lehmann insinúa que los diáconos permanentes podrían ser ordenados sacerdotes, cosa que no es de extrañar, porque ciertos obispos utilizan el diaconado permanente como una forma de lobby (en español se diría cabildeo) o de presión, ordenando un número desproporcionado, desaforado e innecesario de diáconos permanentes —eso sí, pocos sacerdotes— con el objetivo de embarazar la Iglesia, la cual no sabe qué hacer con ellos, pero como ya están allí... Pensamos en el ejemplo de cierta diócesis mexicana.

Información de TMNews, Sep-18-2013. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Ciudad del Vaticano, 18 de septiembre (TMNews) - ¿Sacerdotes casados, por qué no? El cardenal alemán Karl Lehmann dijo que podía imaginar esta novedad en la Iglesia Católica Romana.

En una entrevista realizada hace unos meses, pero sólo publicada hoy por la revista regional Mainz, el purpurado dijo que podía imaginar que algunos diáconos casados en pocos años “reciban la ordinación sacerdotal”. El celibato obligatorio, dijo Lehmann, ex presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania y líder desde hace largo tiempo de los católicos progresistas alemanes, se ha vuelto más difícil “también porque es siempre menos entendido y falta el reconocimiento del exterior” de la sociedad. Lehmann, de 77 años, participó en el cónclave que eligió al Papa Bergoglio.