Friday, June 07, 2013

Nota de Rome Reports sobre nuevo disco de las hermanas Benedictinas de María Reina de los Apóstoles

Seguidamente reproducimos una nota de Rome Reports, Jun-06-2013, sobre el nuevo disco de las hermanas Benedictinas de María Reina de los Apóstoles, “Angels and Saints at Ephesus” (“Ángeles y Santos en Efeso”, al cual nos referimos previamente aquí y aquí; de paso, actualmente ocupa el octavo lugar en la lista de albumes clásicos de Billboard).




Las monjas benedictinas de María graban su segundo álbum

7 de junio, 2013. (Romereports.com) La comunidad de Nuestra Señora de Éfeso es una pequeña comunidad de 22 monjas situada en el estado de Misuri, en EEUU. Hasta el año pasado, eran totalmente desconocidas. Pero todo cambió para ellas en diciembre de 2012, cuando aparecieron en las páginas de reputados periódicos como USA Today y el Washington Times.

HERM. SCHOLASTICA
Sub-priora

“Nos han decrito como una comunidad ascética. Buscamos a Dios en la belleza, la bondad y la verdad”.

Comenzaron con un álbum titulado “Adviento en Éfeso”. Ellas mismas se encargan de los gráficos, los diseños y la fotografía. Además, cantan a capela en algunas canciones.

Les fue muy bien con el primer disco. Fue nominado número uno de música clásica durante seis semanas por la revista musical Billboard.

En mayo, las monjas benedictinas lanzaron su segundo álbum, titulado “Ángeles y Santos del Éfeso”. Se trata de un homenaje a varias figuras santas, como la Virgen, San José y San Francisco Javier; también esperan tener mucho éxito.

MADRE CECILIA
Priora

“La gente encontrará muchas similitudes entre nuevo CD, que se titula “Ángeles y Santos del Éfeso” y el antiguo “Adviento en Éfeso”. Es lo mejor de nosotras, cantamos a capela y ningún instrumento nos acompaña”.

El álbum está producido por el productor, ganador de un premio Grammy, Christopher Alder, que afirmó que nunca imaginó que escucharía cantar a unas monjas.

CHRISTOPHER ALDER
Productor, ganador de un premio Grammy

“Sobre todo me sorprendió cómo cantaban. Estaba convencido de que la calidad de sus canciones era alta, pero hiciero0n que disfrutara con su música. ¡Nunca había estado con monjas benedictinas en medio de Estados Unidos!.

Francisco no vacacionará en Castel Gandolfo, ¡pero Benedicto sí!

Franca Giansoldati en Il Messaggero, Jun-07-2013. pág 14 (copia facsimilar en la imágen), reportando sobre la confirmación hecha por el P. Lombardi de que el Papa Francisco no pasará el verano en Castel Gandolfo, añade un nuevo detalle: Benedicto XVI sí ira allá para el verano. Giansoldati dice que el Papa Benedicto XVI pasará los meses de Julio, Agosto y Septiembre en Castel Gandolfo. Todo habría sido acordado entre Benedicto y Francisco, quien habría repetido a Benedicto las mismas palabras que ya le hubiera dirigido en Marzo pasado: “Somos una familia, esta casa es también la suya”.




Entradas Relacionadas: Castel Gandolfo sin Papa.

Card. Karl Lehmann critíca aumento de la celebración del “rito tridentino”


El periódico Kölner Stadt-Anzeiger, Jun-06-2013, presenta una pequeña nota en la cual, en el marco del Congreso Eucarítico Nacional en Colonia, Alemania (que se realiza del 5 al 9 de Junio de 2013 y lleva por lema “Señor, ¿a quién iremos?”), el Card. Karl Lehmann, Arzobispo de Colonia (imágen; si, el mismo que tiene fiebre de sacerdotisas en la Iglesia), se ha referido —no en los términos más auspiciadores— al aumento de la celebración de la litúrgia según la forma extraordinaria del Rito Latino y también a la corrección de las palabras consecratorias Pro Multis de la Misa, realizada por Benedicto XVI. Traducimos la parte atinente al “rito tridentino”, como se refiere a él el card. Lehmann.

Colonia. En el “Congreso Eucarístico” de los católicos alemanes en Colonia, el cardenal Karl Lehmann de Mainz [Maguncia] ha vuelto a manifestarse en contra del incremento de las celebración del “rito tridentino” en latín. “Tengo la impresión que todo el entusiasmo por el Latín tiene mucho que ver con el prestigio y las falsas pretensiones de una supuesta élite cultural”, dijo Lehmann a Kölner Stadt-Anzeiger. Él ha siempre considerado más bien escépticamente tales motivaciones, dijo el cardenal.

[...]

A su juicio, “una yuxtaposición más fuerte de las dos formas litúrgicas hoy no es útil, también porque no crece desde abajo”, dijo Lehmann. “La tendencia está más en la dirección de la Misa renovada”.

[...]

Obispo Fellay afirma que consagrarán más obispos si se presentan las mismas circunstancias que obligaron a Mons. Lefebvre a hacerlo


Angelus Press, órgano informativo perteneciente a la FSSPX/SSPX en Estados Unidos, publica una entrevista con el Superior General de la FSSPX/SSPX, Bernard Fellay, con ocasión del ya próximo 25° aniversario de las consagraciones episcopales realizadas por Mons. Marcel Lefebvre en Jun-30-1988, en explícita contraposición a los deseos del Pontífice. De dicha entrevista traducimos un aparte.

The Angelus: El arzobispo [Marcel Lefebvre] se había agotado a sí mismo en los años previos a las Consagraciones [episcopales] viajando por el mundo como el único obispo tradicional (con la excepción de Mons. de Castro Mayer, que limitaba su esfera de actividad sobre todo a su propia diócesis). Como resultado, optó por consagrar cuatro obispos en vez de simplemente uno. El número de fieles tradicionales ha crecido en los últimos 25 años, pero por desgracia el número de obispos en la Fraternidad hoy se ha reducido a tres. ¿Son tres obispos suficientes para llevar adelante la obra de la Tradición? ¿Es necesario consagrar más obispos ahora?

Obispo Fellay: Desde 2009, de hecho, sólo hemos estado trabajando con tres obispos. Obviamente, está funcionando. Por lo tanto, es claro que con tres todavía funciona. Así que no hay urgencia o extrema necesidad de consagrar otro obispo.

Ciertamente tenemos que hacernos la pregunta referente al futuro, incluso si en estos momentos no hay necesidad.
Mi respuesta es muy simple: si y cuando las circunstancias que llevaron al Arzobispo [Marcel Lefebvre] a tomar tal decisión se presentan de nuevo, vamos a tomar los mismos medios.

The Angelus: Aunque el Arzobispo Lefebvre siempre mantuvo el deseo de llegar a una relación pacífica con las autoridades Romanas, las consagraciones resultaron en una nueva fase de tratamiento hostil y la persecución de la Fraternidad por las autoridades Romanas. Usted ha tratado en la última década, al menos, de encontrar una solución de estas hostilidades y persecuciones de manera que de ninguna manera comprometa los principios de la misión de la Fraternidad. Hasta ahora, por lo menos, sus esfuerzos no han tenido éxito en una resolución. ¿Por qué Ud. cree, que a pesar de su buena voluntad, los esfuerzos no han tenido éxito hasta ahora?

Obispo Fellay: Primero que toso, me gustaría señalar que la iniciativa de normalización vino de Roma, no de nosotros. El primer paso no lo hice Yo. Traté de ver si la situación era tal que pudiéramos seguir adelante manteniendo nuestra identidad. Obviamente, todavía no es ese el caso.

¿Por qué?

Las autoridades aún se apegan a los peligrosos y venenosos principios que se introdujeron en la Iglesia en el tiempo del Concilio. Esta es la razón por la que no podemos estar de acuerdo.

No tengo ni idea de cuánto tiempo necesitaremos, o cuántas tribulaciones tendremos que sufrir, hasta entonces. Tal vez diez años, tal vez más, tal vez menos. Está en manos de Dios.

The Angelus: ¿Permanece Usted abierto a recibir contactos de Roma y, en particular al nuevo Santo Padre?

Obispo Fellay: ¡Por supuesto, me mantengo abierto! Es la Iglesia de Dios. El Espíritu Santo todavía está por encima para moverse más allá de los obstáculos puestos en marcha después del Concilio Vaticano II en la Iglesia. Si Nuestro Señor quiere poner en orden las cosas, lo hará. Dios sabe cuándo sucederá, pero debemos estar siempre preparados para ello. Una solución completa y verdadera sólo puede venir cuando las autoridades trabajen de nuevo en esa dirección.

Papa Francisco: “No quería ser Papa”


Información de agencia AFP, Jun-07-2013.

Ciudad del Vaticano, 7 de junio (AFP)- El papa Francisco bromeó este viernes con las dificultades para ser Papa y ante unos 9 mil estudiantes de colegios jesuitas de Italia y Albania congregados en el Vaticano admitió con franqueza que "no quería ser Papa".

"¿Sabes lo que significa que una persona no se quiera tanto a sí misma? Una persona que quiera ser Papa, Dios no la bendice. Yo no quise ser Papa", aseguró Francisco al responder a una pregunta de un estudiante sobre si había aspirado a ser elegido al trono de Pedro.

Durante el caluroso e informal encuentro, celebrado en el aula Pablo VI del Vaticano, el primer Papa jesuita de la historia respondió con sencillez y tono familiar a las preguntas de estudiantes de todas las edades, a los que instó a "ser libres", dijo.

"No teman ir contracorriente", aseguró Francisco tras mencionar los valores fundamentales para un jesuita: "libertad y servicio".

"Libertad quiere decir saber reflexionar sobre lo que hacemos, saber evaluar lo que es malo y lo que es bueno y saber que las conductas que nos hacen crecer son siempre las buenas. Nosotros somos libres para el bien", explicó.

Interrogado sobre las razones por las que rechaza vivir en el fastuoso apartamento papal del palacio apostólico dentro del Vaticano, el Papa argentino respondió primero bromeando: "por razones psiquiátricas", comentó.

"Es un problema de personalidad, necesito vivir rodeado de gente, no puedo vivir solo", confesó con una simpática sonrisa.

Ante estudiantes y personalidades graduadas de las prestigiosas instituciones educativas de los jesuitas, Francisco denunció las estructuras económicas "injustas" que convierten a los hombres en "esclavos" e invitó a los católicos a comprometerse en la política, "una de las formas más elevadas de caridad, porque busca el bien común", explicó.

"El mundo entero está en crisis", aseguró al recalcar que se trata "ante todo de una crisis de valores", dijo.

"Hoy en día la persona en sí no cuenta, lo que cuenta es el dinero", insistió al fustigar "la riqueza, la vanidad, el orgullo".

"Hay que liberarse de las estructuras económicas y sociales que nos transforman en esclavos", repitió.

Francisco aclaró también que para los cristianos participar en la vida política "es una obligación, porque no podemos hacer como Pilatos y lavarnos las manos".

"No es fácil porque el mundo de la política es demasiado sucio", comentó.


Entradas Relacionadas: ¿No vive el Papa en el Palacio Apostólico por motivos de pobreza? ¡Atención quienes ponderaron esto, el propio Francisco corrige!