Thursday, May 09, 2013

No, no existen dos Papas, ni hay ningún inconveniente con ello. Uno de esos inexistentes inconvenientes: Benedicto XVI necesita un nuevo escudo de armas


Muy a pesar de que oficialmente el Vaticano nos informó que Benedicto XVI seguiría conservando el nombre de “Su Santidad, Benedicto XVI” y seguiría siéndo “Papa”, pero “emérito”, hay quienes insisten en que no hay dos Papas, y que cuando se informa de dos Papas en el Vaticano es una desfiguración que hace la prensa. Más recientemente la controversia se reavivó cuando el principal periódico italiano, Corriere Della Sera, May-04-2013, págs. 1 y 23 publicó un artículo titulado “El Vaticano y la difícil gestión de una anomalía”; ya en páginas interiores explicaba en qué consistía la “anomalía”: “La anomalía de dos Papas en el Vaticano” (ver artículo en PDF aquí). Ese artículo recibió una réplica de Don Dario Vitali, Ordinario de Eclesiología de la Pontificia Universidad Gregoriana, la cual fue publicada por ese mismo diario en su edición de May-06-2013, pág 29 (ver aquí la replica en PDF). Don Vitali insiste en su réplica al diario que no existen dos Papas.

Este es un artículo de Catholic News Agency, May-04-2013, en el cual se aborda uno de los inexistentes problemas referentes a la inexistencia de dos Papas simultaneos: El Papa emérito debería cambiar su escudo de armas. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Benedicto XVI necesita un Nuevo escudo de armas, dice diseñador
Por Estefania Aguirre

Ciudad del Vaticano, 4 de mayo 2013 / 06:06 am (CNA / EWTN Noticias) -. El cardenal que diseñó el escudo de armas del Papa Benedicto XVI dice que necesita uno nuevo ahora que ya no es el pontífice.

“El problema ahora es si el Papa emérito puede mantener el mismo escudo de armas o no”, dijo el cardenal Andrea Cordero Lanza di Montezemolo.

“Y como una persona que siempre se ha dedicado a esto, yo digo ‘no’”, dijo a CNA durante una entrevista el 02 de Mayo.

El cardenal, que se desempeñó desde 1990 hasta 1998 como el primer Nuncio Apostólico en Israel y Palestina, diseñó el escudo de armas de Benedicto XVI en 2005.

Su fascinación con la heráldica eclesiástica es un interés de toda la vida. Y eso lo ha llevado a diseñar el escudo de armas para muchas instituciones católicas, obispos y cardenales.

Pero ahora cree que el “escudo de armas necesita ser transformado para mostrar que él es un Papa emérito”, afirmó.

Él ha elaborado un nuevo escudo de armas, el cual él cree podría ser utilizado ahora por el anterior pontífice.

Movió las llaves grandes de San Pedro desde la parte posterior del escudo de armas a la parte superior del escudo y las hizo mucho más pequeñas.

“Eso muestra que Él tenía una posesión histórica, pero no una jurisdicción actual”, dijo el cardenal.

También incluyó el lema que Benedicto utilizaba como cardenal en la parte inferior, una característica que el escudo papal no incluye.

“Pero esto es sólo una propuesta, no es oficial”, calificó el cardenal Lanza di Montezemolo.

“Me permití enviarle una nota con sugerencias porque los elementos de jurisdicción en efecto necesitan ser eliminados”, afirmó.

El cardenal contó cómo le respondió Benedicto con una nota que afirmaba que se sentía “muy inseguro” y que “no se atreve”.

“Pero veremos, ya que el tema está todavía abierto”, dijo el experto en la heráldica eclesiástica.

Explicó que mientras el Papa Francis no pidió sus servicios, Benedicto XVI lo contactó tan pronto como fue elegido Papa.

“Me llamó al día siguiente a las 8 de la mañana a la residencia de Santa Marta”, recordó el purpurado.

“Le pregunté lo que quería, me mostró el escudo de armas que tenía como Arzobispo de Munich y como cardenal, y luego me preguntó qué pensaba al respecto”, dijo.

El cardenal le contestó que era bueno, pero “no muy correcto” porque tenía cuatro partes con dos elementos repetidos.

“Le sugerí poner los elementos principales en tres partes, y me contestó que no quería la tiara papal”, dijo el cardenal Lanza di Montezemolo.

“Tenía una idea muy clara de lo que quería, así que propuse algunos arreglos y diseñé ocho pruebas después de trabajar todo el día y la noche”, relató.

Al día siguiente, el cardenal volvió a Santa Marta a las 8:00 am con las ocho pruebas y Benedicto eligió uno “muy decisivamente” y lo firmó.

“Es interesante ver cuan decidido estaba en añadir y eliminar ciertos elementos en el diseño”, comentó el cardenal.

“Le sugerí usar la mitra, el símbolo de los obispos”.

“Pero uno no sería capaz de ver la diferencia entre un escudo de armas un obispo y el de un Papa”, respondió Benedicto XVI.

El cardenal añadió las llaves de San Pedro detrás del escudo de armas. Abajo, agregó el palio, lo cual nunca había sido hecho por un Papa anterior, para mostrar la colegialidad entre el Papa y los obispos.


Entradas Relacionadas: ¿Nuevo escudo para Benedicto XVI? “— Gracias, no intentó modificarlo”.

Obispos alemanes lograron disuadirlos: Sólo 2.500 alemanes irán a JMJ

El día anterior a la inesperada renuncia de Benedicto XVI informabamos de cómo sus obispos compatriotas —si, los mismos que están ansiosos de diaconisas, sacerdotisas, comunión para los divorciados vueltos a casar, píldoras del día siguiente, etc...— le hacían contestación y saboteaban su viaje a la JMJ, al recomendarle a los alemanes que no fueran por motivos de seguridad. Pues bien, la mano ha cambiado y ahora, sin saberlo, el saboteado fue el Papa Francisco, dado que la presencia alemana en la JMJ será de apenas unos 2.500 fieles, cifra notablemente más baja si se compara con las inmediatamente precedentes.

Artículo de Vatican Insider, May-08-2013.

08/05/2013
Alemania; obispos preocupados por la seguridad de los menores en la JMJ

Indicaron que los menores de edad no deberían asistir al encuentro; los religiosos presentes serían los responsables en el caso de que sucediera cualquier cosa

REDACCIÓN
(VATICAN INSIDER)


El clima de inseguridad en Río de Janeiro y los elevados costos del viaje motivaron a los obispos alemanes a aconsejar a los fieles menores de edad que no perticipen en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se llevará a cabo entre el 23 y 28 de julio. Lo indicaron los medios de comunicación brasileños.

Según el coordinador de la Educación religiosa juvenil de la Conferencia Episcopal de Alemania, Markus Hartmann, el motivo de la decisión sería el hecho de que «a final de cuentas –explicó el mismo–, los religiosos que estarán en el evento serán los responsables de los fieles menores de edad, en el caso de que les sucediera cualquier cosa».

El coordinador también indicó que participarán en la JMJ de Río alrededor de 2.500 jóvenes alemanes, cifra que contrasta con los 16.500 que estuvieron en Madrid en 2011 y los 6.000 que viajaron a Sídney en 2008.

Deteriorada salud de Benedicto XVI

El fondo de esta información está basado en una respuesta de una entrevista concedida por el card. Joachim Meisner, Arzobispo de Colonia, Alemania, a la agencia KNA (Katholischen Nachrichten-Agentur), la cual puede consultarse aquí. En la entrevista el card. Meisner ha dicho que vió al Papa emérito el pasado Mar-18-2013 y lo vió muy delgado, dice que nunca estuvo de acuerdo con su renuncia, pero después de haberlo visto entendió sus motivaciones para hacerlo. Recientemente el P. Federico Lombardi desmintió cualquier enfermedad —diferente de las dolencias propias de la edad— que amenace la salud de Benedicto XVI.

Información de ABC Color de Paraguay, May-08-2013.

Deteriorada salud de Benedicto XVI

El cardenal Joachim Meisner se mostró conmocionado por el aspecto y el estado de salud del Papa emérito, Benedicto XVI que, según relató, están deteriorados. El religioso destacó la lucidez mental del exlíder de la Iglesia Católica.

Según un despacho de la agencia ANSA, que reproduce manifestaciones de Meisner a la agencia católica alemana KNA, Benedicto XVI sufrió un deterioro en su estado de salud.

El cardenal mantuvo una reunión con Joseph Ratzinger el pasado 18 de marzo.

Manifestó que, al comienzo, no estaba de acuerdo con su dimisión del liderazgo de la Iglesia pero “cambió de opinión” cuando se percató de su estado de salud actual.

“Desde el punto de vista intelectual, en cambio, está muy en forma, como antes”, añadió el arzobispo.

Meisner considera que el cargo de papa, como el matrimonio, debe terminar con la muerte.

Por primera vez desde su estadía en Castel Gandolfo, Italia, Ratzinger visitó al Papa Francisco en El Vaticano, donde ambos mantuvieron un encuentro.