Saturday, March 30, 2013

¡Felíz Pascua!


A todos los visitantes les deseamos una Felíz Pascua de Resurrección.

Mensaje de Francisco con ocasión de la ostensión de la Sábana Santa en Turín

Información de V.I.S., Mar-30-2013.

Ciudad del Vaticano, 30 marzo 2013 (VIS).- A partir de las 17:15 horas de hoy, Sábado Santo, hasta las 18:40, en la catedral de Turín tiene lugar una exposición extraordinaria de la Sábana Santa. La iniciativa se enmarca en el Año de la Fe proclamado por el Santo Padre Benedicto XVI. El acto será retransmitido por la RAI en Mundovisión.

Con este motivo, el Papa Francisco ha grabado un mensaje de vídeo, cuyo texto publicamos a continuación:

"Queridos hermanos y hermanas:

También yo me pongo con vosotros ante la Sábana Santa, y doy gracias al Señor que nos da, con los instrumentos de hoy, esta posibilidad.

Pero aunque se haga de esta forma, no se trata simplemente de observar, sino de venerar; es una mirada de oración. Y diría aún más: es un dejarse mirar. Este rostro tiene los ojos cerrados, es el rostro de un difunto y, sin embargo, misteriosamente nos mira y, en el silencio, nos habla. ¿Cómo es posible esto? ¿Cómo es posible que el pueblo fiel, como vosotros, quiera detenerse ante este icono de un hombre flagelado y crucificado? Porque el hombre de la Sábana Santa nos invita a contemplar a Jesús de Nazaret. Esta imagen – grabada en el lienzo – habla a nuestro corazón y nos lleva a subir al monte del Calvario, a mirar el madero de la cruz, a sumergirnos en el silencio elocuente del amor.

Así pues, dejémonos alcanzar por esta mirada, que no va en busca de nuestros ojos, sino de nuestro corazón. Escuchemos lo que nos quiere decir, en el silencio, sobrepasando la muerte misma. A través de la Sábana Santa nos llega la Palabra única y última de Dios: el Amor hecho hombre, encarnado en nuestra historia; el Amor misericordioso de Dios, que ha tomado sobre sí todo el mal del mundo para liberarnos de su dominio. Este rostro desfigurado se asemeja a tantos rostros de hombres y mujeres heridos por una vida que no respeta su dignidad, por guerras y violencias que afligen a los más vulnerables... Sin embargo, el rostro de la Sábana Santa transmite una gran paz; este cuerpo torturado expresa una majestad soberana. Es como si dejara trasparentar una energía condensada pero potente; es como si nos dijera: ten confianza, no pierdas la esperanza; la fuerza del amor de Dios, la fuerza del Resucitado, todo lo vence.

Por eso, contemplando al hombre de la Sábana Santa, hago mía la oración que san Francisco de Asís pronunció ante el Crucifijo:

Sumo, glorioso Dios,
ilumina las tinieblas de mi corazón
y dame fe recta,
esperanza cierta
y caridad perfecta,
sentido y conocimiento, Señor,
para que cumpla
tu santo y verdadero mandamiento. Amén."


Actualización Mar-30-2013 (22:45 UTC): Este es el video con el mensaje papal.


Otro artículo sobre la supuesta alarma de los tradis respecto del Papa

En otra entrada reseñamos dos artículos sobre la supuesta alarma de los tradis respecto del Papa (ver aquí), este es otro de ellos firmado por Alessandro Speciale en Vatican Insider, Mar-29-2013.

29/03/2013
Tradicionalistas critican a Francisco por lavar los pies de dos chicas

Lombardi explica la "oportunidad" del gesto en una comunidad pequeña como la de Casal del Marmo

ALESSANDRO SPECIALE (VATICAN INSIDER)

Algunas alarmas se encendieron inmediatamente después de su elección, cuando el Papa Francisco se presentó al mundo desde la Logia de las Bendiciones, con su cruz de fierro y vestido de forma extremadamente sencilla. Los tradicionalistas católicos, los que están relacionados con la misa preconciliar en latín, hicieron una mueca.

Por otra parte, el “currículum” del Papa argentino provocó muchas críticas entre los “fans” de la misa tridentina. “The Horror”, resumió un periodista sudamericano en un análisis publicado en el sitio tradicionalista Rorate Coeli: «De entre todos los candidatos impensables, Jroge Mario Bergoglio es, tal vez, el peor. No porque profese abiertamente doctrinas en contra de la fe y la moral, sino porque, juzgando por su trabajo como arzobispo de Buenos Aires, la fe y la moral parecen ser irrelevantes para él».

Sobre todo, el nuevo Papa fue descrito como «un enemigo de la misa tradicional», la que se recita en latín, y habría impedido en su arquidiócesis que se pusiera en práctica el Motu Proprio “Summorum Pontificum”, con el que Benedicto XVI permitía la misa tridentina como «forma extraordinaria» del Rito Romano.

Otro ejemplo. Un comentador católico conservador, Michael Brendan Dougherty, definió la elección de Bergoglio en el “National Post”, en caliente (apenas a tres días de la “fumata bianca”), como una más de las «recientes novedades y mediocridades católicas», porque sigue la línea que se ha seguido en medio siglo de Concilio Vaticano II, marcado por «desconsideradas experimentaciones», como la celebración de la misa en las lenguas locales, los gestos «dra’aticos» de Juan Pablo II o la renuncia de Benedicto XVI.

Pero la hostilidad explotó solo después de que ayer por la tarde el Papa Francisco se lavara y besara los pies a dos chicas (y una musulmana) durante la liturgia del Jueves Santo, que celebró en el instituto penal para menores de Casal del Marmo.

El Papa Francisco fue acusado de dar un mal ejemplo y de violar la ley de la Iglesia; el sitio “Rorate Coeli” declaró inmediatamente que la «reforma de la reforma», que muchos esperaban de Benedicto XVI, se había acabado.

Ed Peters, un canonista y bloguero muy conocido en los Estados Unidos, acusó al Pontífice, naturalmente, de «violar cualquier indicación divina», pero, sobre todo, de «dar un ejemplo discutible, ignorando la misma ley divina».

En 1988, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de lso Sacramentos publicó la carta circular “Paschales Solemnitatis” sobre la celebración de los ritos pascuales. En ese texto, en el número 51, se lee que el lavatorio de los pies debe involucrar solo a hombres elegidos. El orignial latino, “viri selecti”, no deja dudas al respecto.

En los Estados Unidos, la Conferencia Episcopal decretó un año antes la práctica de incluir también a las mujeres en la ceremonia, aunque no está previsto en los libros de la liturgia, pues tenían la «intención de subrayar el servicio al lado de la caridad en el rito», por lo que era una «forma comprensible de acentuar la orden evangélica del Señor, que vino para servir y no para ser servido».

La cuestión volvió a surgir en 2005, cuando el arzobispo de Boston, el cardenal Séan O’Malley desencadenó las polémicas por su voluntad de abrir el rito también a las mujeres. En esa ocasión, la Congregación para el Culto Divino explicó que, si permanecía la «obligación litúrgica» de lavar los pies solo a varones, el obispo local podía tener la libertad de decidir si existía una necesidad pastoral en la diócesis.

Hasta esta “ruptura” humilde de Francisco. El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, explicó a la Associated Press que si en una «grandiosa celebración solemne» sería lógico lavar los pies solo a hombres, porque se conmemora la Última Cena de Jesús con los apóstoles, «en una comunidad pequeña y única, compuesta también por mujeres», como la de Casal del Marmo, habría sido «inoportuno» excluir a las mujeres, «a la luz del simple objetivo de comunicar un mensaje de amor a todos en un grupo que no incluía a refinados expertos de normativas litúrgicas».

Benedicto de regreso a Alemania, desmentido vaticano


Benedicto XVI regresaría a Alemania, tal es la especie lanzada hoy por Marco Ansaldo en un artículo de La Repubblica, Mar-30-2013, pág. 18 (ver imágen). El Vaticano ha salido a desmentir.

Información de agencia Notimex, Mar-30-2013.

Ciudad del Vaticano, 30 de Marzo (Notimex)- El Vaticano calificó hoy como "sin fundamento" el supuesto deseo de Benedicto XVI de regresar a Alemania y recordó que el Papa emérito retornará al territorio del Estado pontificio en Roma a inicios de mayo próximo.

La sala de prensa de la Santa Sede salió así al paso de una noticia publicada este día por el diario italiano "La República", según la cual Joseph Ratzinger habría expresado su intención de mudarse a Ratisbona, donde vive su hermano Georg.

Estableció que está previsto que Benedicto XVI se traslade al monasterio de clausura "Mater Ecclesiae" ni bien concluyan las obras de restauración de la residencia, elegida por el mismo pontífice emérito antes de haber presentado su renuncia el 11 de febrero pasado.

Actualmente Ratzinger se encuentra en la residencia estiva del Vaticano ubicada en Castel Gandolfo, a unos 25 kilómetros al sur de Roma. Lo acompañan las cuatro mujeres consagradas de la comunidad "Memores Domini" , que lo ayudan en sus labores domésticas.

También cuenta con el apoyo de su secretario personal, Georg Gaenswein, quien combina su trabajo con el puesto de prefecto de la Casa Pontificia, responsable de las audiencias públicas y privadas del papa Francisco.

La supuesta alarma tradi por el Papa Francisco

Ahora ha resultado que cumplir con las normas litúrgicas, las cuales no son los tradis los que se las han inventado, es ser alarmista. Tal parece por lo publicado en varios medios respecto del hecho que muchos, han notado el incumplimiento de las normas litúrgicas en la ceremonia del Jueves Santo por parte del Papa Francisco. Quienes han notado el hecho han sido identificados como “tradicionalistas” alarmados.

Un pequeño ejemplo viene reflejado en esta nota del diario La Nación de Buenos Aires, Mar-30-2013, página 4.



El diario The Republican Herald de Pottsville, Pennsylvania, Estados Unidos, Mar-30-2013, le brinda primera página a una nota sobre ese mismo respecto escrita por Nicole Winfield, editora de los temas de religión de la agencia AP.



Esta es la traducción al español del artículo de Winfield:

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El papa Francisco se ha ganado muchos corazones con su estilo sencillo y sus exhortos a ayudar a los más pobres del mundo. Sin embargo, ha conturbado a los católicos tradicionalistas que adoraban a su antecesor Benedicto XVI, quien restituyó parte de la pompa tradicional en la figura del pontífice.

La decisión de Francisco, de desatender una regla de la Iglesia y lavar los pies a dos jovencitas, una musulmana serbia y una católica italiana, durante el ritual del Jueves Santo, ha sido para esos tradicionalistas la gota que derramó el vaso: una evidencia de que el nuevo papa tiene poco o nulo interés en una de las prioridades de Benedicto: revivir las tradiciones anteriores al Concilio Vaticano II en la Iglesia.

Uno de los "blogs" tradicionalistas con más lectores, "Rorate Caeli", reaccionó a la ceremonia del lavatorio declarando que había muerto el proyecto de ocho años de Benedicto para enderezar lo que el entonces pontífice consideró interpretaciones erróneas de las reformas modernizadoras del Concilio.

"Por ejemplo, ha llegado oficialmente el final de la reforma a la reforma", deploró "Rorate Caeli" en su reporte sobre el ritual del Jueves Santo.

Un comentarista afín a esas ideas tradicionalistas en Argentina, el país natal de Francisco, es Marcelo González, quien reaccionó a la elección de Francisco con un artículo titulado "¡El Horror!"

González afirmó que Jorge Mario Bergoglio, el actual papa, no realizó prácticamente esfuerzo alguno como arzobispo de Buenos Aires por revivir la antigua misa en latín, una causa abrazada por Benedicto XVI y por los tradicionalistas.

"Enemigo jurado de la misa tradicional, no ha permitido sino parodias en manos de enemigos declarados de la liturgia antigua", escribió González en la publicación Panorama Católico Internacional.

Prácticamente todo lo que ha hecho Francisco desde que fue elegido papa —cada gesto y decisión— ha disgustado a los tradicionalistas de un modo u otro.

La noche del 13 de marzo, cuando se le eligió en el cónclave, Francisco salió al balcón central de la Basílica de San Pedro sin la "mozzetta", la capa de terciopelo rojo y piel de armiño, usada por los anteriores papas durante actos oficiales. En vez de ello, vistió una sencilla túnica blanca. Ese gesto se convirtió en un símbolo del rechazo de Francisco a los atavíos del papado. Para algunos, representó además un desdén al pontificado de Benedicto XVI, dado que el papa alemán buscó revivir muchas vestimentas litúrgicas de sus antecesores.

Inmediatamente después, cuando los cardenales le juraron obediencia, Francisco no los escuchó desde una silla o pedestal, como hicieron otros pontífices. Permaneció de pie, al mismo nivel que los cardenales.

Ello seguramente lastimó a los tradicionalistas, quienes recuerdan con nostalgia los días en que los papas usaban la silla gestatoria, una suerte de trono portátil, sobre el que eran llevados en andas. Posteriormente, Francisco ha exhortado a "intensificar" el diálogo con el islam, un gesto que irrita a los tradicionalistas, los cuales consideran que un afán por estrechar las relaciones interreligiosas no es sino una señal de relativismo teológico.

Francisco seguramente echó sal sobre las heridas el Viernes Santo. Durante el vía crucis en el Coliseo, elogió la "amistad con nuestras hermanas y hermanos musulmanes", en una ceremonia en la que recordó también las penurias de los cristianos en Medio Oriente.

El nuevo pontífice causó también azoro al rechazar la cruz pectoral que le ofreció, justo después de su elección, monseñor Guido Marini, el gurú vaticano en materia litúrgica. Durante el pontificado de Benedicto, Marini se convirtió en el símbolo de los esfuerzos de ese papa por restablecer los cantos gregorianos y la vestimenta con brocado de seda, típica de la época anterior al Concilio, durante las misas que oficiaba el sucesor de San Pedro.

Marini ha permanecido al lado de Francisco mientras el nuevo papa le imprime su propio sello a las misas, con vestimenta más sencilla y homilías improvisadas. Pero muchos esperan que el nuevo obispo de Roma nombre pronto a un nuevo maestro de ceremonias litúrgicas, más afín a sus prioridades de llevar a la gente común el mensaje de amor y servicio de la Iglesia, sin los ornamentos de su antecesor.

Ciertamente, ninguno de esos lujos de la alta jerarquía eclesiástica estuvo presente en el acto del Jueves Santo, dentro de la prisión de jóvenes de Casal del Marmo en Roma, donde el papa de 76 años se arrodilló para lavar y besar los pies de 12 reclusos, incluidas dos mujeres. El ritual revive el lavatorio de pies que Jesucristo les hizo a sus 12 apóstoles durante la Última Cena, antes de la Crucifixión, en una muestra de amor y servicio a ellos.

Las reglas litúrgicas indican que sólo pueden participar hombres en el ritual, dado que todos los discípulos de Jesús eran varones. No era raro que algunos curas y obispos pidieran excepciones para incluir a las mujeres, pero las reglas son claras.

Francisco, empero, es la cabeza de la Iglesia, de modo que, en teoría, puede hacer lo que le plazca.

"El papa no necesita permiso de nadie para hacer excepciones sobre la forma en que las reglas eclesiásticas se relacionan con él", destacó el columnista conservador Jimmy Akin en el National Catholic Register. Pero Akin hizo eco a las preocupaciones planteadas por el abogado canónico Edward Peters, asesor del alto tribunal vaticano, quien dijo que Francisco ponía un "ejemplo cuestionable" simplemente al hacer caso omiso de las reglas de la propia iglesia.

"Es natural que la gente imite a su líder. Ese es el punto crucial del pasaje en que Jesús lava los pies de sus apóstoles. De forma explícita e intencional puso un ejemplo para ellos", dijo. "El papa Francisco sabe que está sentando un ejemplo".


Entradas Relacionadas: Otro artículo sobre la supuesta alarma de los tradis respecto del Papa.