Saturday, March 23, 2013

Los presuntos choques entre Francisco y su ceremoniero

Bueno, Uds. lo vieron el día de su elección, Francisco decidió aparecer por primera vez vestido a su estilo. En un primer momento se reportó que a ese respecto habría habido un choque entre el Papa Francisco y Mons. Guido Marini, Maestro de Ceremonias de las celebraciones litúrgicas del Sumo Pontifice.

Uno de esos reportes consignado por Il Fatto Quotidiano, Mar-14-2013, el cual afirmaba que el Papa habría rehusado usar esas prendas de “museo”, con la palabra museo entrecomillada.

El segundo de ellos consignado por el blog Messa in Latino, el cual relata que previo a la Misa de acción de gracias en la Capilla Sixtina, el Papa Francisco rehusándose usar los ornamentos que su ceremoniero le había preparado los habría comparado con ropa de carnaval. En los comentarios de su página de Facebook Messa in Latino se reafirmó en lo escrito dos día después, es decir, Mar-16-2013, diciendo que “sus fuentes” eran “de credibilidad”.

Ahora Andrea Tornielli, con respecto al primer momento en que Francisco rehuso usar la muceta y un supuesto encontrón con Mons. Marini, lo clasifica como una especie de mito urbano. En un artículo para Vatican Insider, Mar-22-2013, dice Tornielli:

Pero ya después de su elección comenzaron a circuar leyendas metropolitanas. Según una de ellas, Francisco habría rechazado la capa de terciopelo rojo bordada diciendo al maestro de ceremonias pontificias Guido Marini: “¡Esta se la pone usted! El carnaval ya se acabó”. Un chiste un poco grosero hacia un ceremoniero. Por lo que ha podido constatar Vatican Insider, estas palabras no salieron nunca de la boca de Bergoglio. Francisco simplemente dijo que prefería no usarla, sin hacer ningún chiste sobre el carnaval, sin humillar al obediente maestro de ceremonias.

Sobre el segundo supuesto incidente no dice nada. Fuentes confiables contra otras fuentes confiables. Creemos que en el futuro sabremos más sobre esto.


Entradas Relacionadas: Más sobre las piezas litúrgicas de museo.

El encuentro de dos Papas en L'osservatore Romano

El Papa Francisco visita a Benedicto XVI en Castelgandolfo

Somos hermanos

“Somos hermanos”. Bastan estas dos palabras que el Papa Francisco dirige a Benedicto XVI para comprender la atmósfera del encuentro de la mañana de este sábado, 23 de marzo, en las Villas Pontificas de Castelgandolfo. De ello informó a la prensa el padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Información de la Santa Sede.

El Papa Francisco llegó en helicóptero a las 12.15 horas. Le acompañaba el sustituto de la Secretaría de Estado, el arzobispo Angelo Becciu; el regente de la Prefectura de la Casa Pontificia, monseñor Leonardo Sapienza; y monseñor Alfred Xuereb. Benedicto XVI le esperaba en el helipuerto de las Villas, le salió al encuentro y ambos se abrazaron con evidente afecto. Después el Papa saludó al obispo de Albano, monseñor Marcello Semeraro, y al director de las Villas Pontificias, Saverio Petrillo, antes de subir al coche con Benedicto XVI para trasladarse al Palacio. El Papa Francisco “se situó a la derecha —observó el padre Lombardi—, o sea, en el lugar del Papa, mientras que Benedicto XVI se colocó a la izquierda”. Al mismo automóvil subió el arzobispo Georg Gänswein, prefecto de la Casa Pontificia.

Llegados a la residencia papal, los dos subieron al apartamento y fueron a la capilla para tener un momento de oración. También esta vez —dijo el director de la Oficina de información— Benedicto XVI “ofreció su puesto de honor al Papa Francisco, pero este dijo 'somos hermanos'”, arrodillándose en el mismo banco. Después de la oración, el Papa Francisco obsequió a Benedicto XVI una imagen mariana. “Me han dicho —explicó el Pontífice enseñando el regalo— que se trata de la Virgen de la Humildad. Permítame decirle algo: cuando me lo dijeron pensé enseguida en usted, en los muchos ejemplos maravillosos de humildad y de ternura que nos ha dado durante su pontificado”.

Alrededor de las 12.30 empezó el coloquio privado, prolongándose unos tres cuartos de hora. El Padre Lombardi indicó algunos detalles del atuendo: para Benedicto XVI “una sencilla talar blanca, sin banda ni esclavina”, que en cambio sí vestía el Papa Francisco.

En el almuerzo, en el apartamento, participaron el arzobispo Gänswein y monseñor Xuereb. El Papa, acompañado de Benedicto XVI hasta el helipuerto, regresó al Vaticano hacia las 14.50.

L'Osservatore Romano, Mar-24-2013

El encuentro de dos Papas en video







El encuentro de dos Papas

Palacio apostólico de Castel Gandolfo, Mar-23-2013. Imágenes proporcionadas por Getty Images.