Sunday, March 10, 2013

Borrando el rastro del Pontífice emérito...




Las imágenes muestran el blasón del Vaticano hecho con flores dentro del Vaticano con los simbolos de Benedicto XVI, Papa emérito, removidos previos al cónclave por iniciarse Mar-12-2013.

Así será la Capilla Sixtina durante el cónclave


Infografía proporcionada por Avvenire, Mar-09-2013.

El sentido del cónclave en la prospectiva de la fe, editorial del P. Federico Lombardi

El habitual editorial semanal del P. Federico Lombardi, Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, se dedica al sentido del venidero cónclave. Información de Radio Vaticano, Mar-10-2013.

Los cardenales han decidido mayoritariamente fijar la fecha del Cónclave para el próximo martes. Por lo tanto se sienten listos para dar el paso decisivo en la elección del nuevo Papa. Las reflexiones comunitarias en las Congregaciones, las informaciones intercambiadas entre ellos, los diálogos para formarse una opinión propia y responsable sobre las personas más adecuadas para la gran tarea han llegado a un primer estado de maduración. Desde el martes el discernimiento se hará aún más comprometido, porque con los escrutinios se afrontará en cierto sentido la “medida” del consenso que se podrá alcanzar sobre algunas personas concretas. Y así se irá adelante hasta la elección.

¡Es impresionante, si se piensa a la responsabilidad de por sí sobrehumana que será puesta sobre la espalda de un hombre! No se trata solo de gobernar bien una institución compleja, sino más bien de orientar el camino religioso, espiritual, moral, de la comunidad de los creyentes más numerosa y difundida en los diversos continentes y observada con atención – con expectativa positiva, y a veces también con actitud negativa – por tantísimos de nuestros contemporáneos en búsqueda del sentido de su existencia. El Evangelio debe ser anunciado a través de los tiempos, para la salvación de todos, hasta los confines de la tierra.

El Cónclave es por lo tanto un evento cuyo sentido puede ser verdaderamente comprendido, y vivido serenamente, solo en la perspectiva de la fe. Los dos protagonistas de los Cónclaves precedentes nos dan un testimonio intenso e inolvidable. El Papa Wojtyla contemplaba el juicio de Miguel Ángel en su poema “Tríptico romano”: “Todas las cosas están desnudas y abiertas ante los ojos de Dios”, “trasparencia de los eventos, trasparencia de las consciencias”. “Tú que penetras todo – ¡indica!”. “Él indicará”. Y el futuro Papa Ratzinger comentaba: “La heredad de las llaves dejadas a Pedro… Poner estas llaves en las manos justas: es esta la inmensa responsabilidad en aquellos días”.

Ahora, aquel que con su extraordinaria renuncia ha llevado a los cardenales a cruzar una vez más el umbral de la Capilla Sixtina para discernir ante la historia a qué manos confiar las llaves, está con todos nosotros, silenciosamente pero más profundamente y conscientemente que todos nosotros, en oración: “Espíritu de Dios, tú que todo penetras – ¡indica!”.




Filtrada presunta declaración doctrinal de la FSSPX/SSPX de Abril de 2012 y enviada a la CDF

En una entrada anterior deciamos que oficialmente la FSSPX/SSPX publicaría las aclaraciones solicitadas en Marzo de 2012 por la CDF a su Superior General y que esas aclaraciones fueron enviadas a Roma en Abril de 2012 (ver aquí). También dijimos que esa decisión de publicarlas había sido propulsada por un llamado movimiento subversivo al interior de la FSSPX/SSPX por el cual 37 sacerdotes escribieron una carta a su Superior General en el cual le pedían a él y a sus asistentes renunciar, como también amenzaban con filtrar el contenido de lo enviado en Abril de 2012 por el Superior General de la FSSPX/SSPX, Bernard Fellay, al card. Levada, entonces Prefecto de la CDF. Pues bien, el blog La Sapinière se ha adelantado y ha publicado lo que se presume es la declaración doctrinal de la FSSPX/SSPX enviada en Abril de 2012 a la CDF. Cuando la FSSPX/SSPX haga público el documento tendremos oportunidad de comparar y constatar su autenticidad. El documento ha sido rapidamente traducido al inglés por el sitio The Recusant y al español por el blog Non Possumus; de este último copiamos el texto.


I
Nosotros prometemos ser siempre fieles a la Iglesia Católica y al Pontífice romano, su Pastor supremo, Vicario de Cristo, sucesor de Pedro y jefe del Cuerpo de los obispos.

II
Nosotros declaramos aceptar las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia en materia de fe y de moral, dándole a cada afirmación doctrinal el grado de adhesión requerido, según la doctrina contenida en el n° 25 de la Constitución dogmática Lumen Gentium del Concilio Vaticano II¹

III En particular :

1 Nosotros declaramos aceptar la doctrina sobre el Pontífice romano y sobre el Colegio de los obispos, con su jefe, el Papa, enseñada por la Constitución dogmática Lumen Gentium del Concilio Vaticano II, capítulo 3 (De constitutione hierarchica Ecclesiæ et in specie de episcopatu), explicada e interpretada por la Nota explicativa prævia de este mismo capítulo.

2 Nosotros reconocemos la autoridad del Magisterio solamente al cual está confiada la tarea de interpretar auténticamente la Palabra de Dios escrita o transmitida² en la fidelidad a la Tradición, recordando que “El Espíritu Santo no ha sido prometido a los sucesores de Pedro para que ellos den a conocer, bajo su revelación, una nueva doctrina, sino para que con su asistencia ellos guarden santamente y expresen fielmente la revelación transmitida por los Apóstoles, es decir, el depósito de la fe”³

3 La Tradición es la transmisión viva de la Revelación « usque ad nos » y la Iglesia en su doctrina, en su vida y en su culto, perpetúa y transmite a todas las generaciones lo que ella es y todo lo que ella cree. La Tradición progresa en la Iglesia con la asistencia del Espíritu Santo, no como una novedad contraria sino por una mejor comprensión del depositum fidei.

4 La completa Tradición de la fe católica debe ser el criterio y la guía para la comprensión de las enseñanzas del Concilio Vaticano II, el cual a su vez, ilumina –es decir profundiza y explica ulteriormente- ciertos aspectos de la vida y de la doctrina de la Iglesia, implícitamente presentes en ella, y aún no formulados conceptualmente.

5 Las afirmaciones del Concilio Vaticano II y del Magisterio Pontifical posterior relativos a la relación entre la Iglesia católica y las confesiones cristianas no-católicas, así como el deber social de religión y al derecho a la libertad religiosa, cuya formulación es difícilmente conciliable con las afirmaciones doctrinales precedentes del Magisterio, deben ser comprendidos a la luz de la Tradición entera e ininterrumpida, de manera coherente con las verdades enseñadas precedentemente por el Magisterio de la Iglesia, sin aceptar ninguna interpretación de estas afirmaciones que pueda llevar a exponer la doctrina católica en oposición o en ruptura con la Tradición y con este Magisterio.

6 Es por eso que es legítimo promover por una legítima discusión el estudio y la explicación teológica de las expresiones y de las formulaciones del Concilio Vaticano II y del Magisterio que le siguió, en el caso donde ellas no parezcan conciliables con el Magisterio anterior de la Iglesia.

7 Nosotros declaramos reconocer la validez del sacrificio de la Misa y de los Sacramentos celebrados con la intención de hacer lo que hace la Iglesia según los ritos indicados en las ediciones típicas del Misal romano y de los Rituales de los Sacramentos legítimamente promulgados por los papas Paulo VI y Juan Pablo II.

8 Siguiendo los criterios enunciados aquí arriba (III,5), así como el canon 21 del Código, nosotros prometemos respetar la disciplina común de la Iglesia y las leyes eclesiásticas, especialmente aquellas que están contenidas en el Código de derecho canónico promulgado por el papa Juan Pablo II (1983) y en el código de derecho canónico de las Iglesias orientales promulgado por el mismo Pontífice (1990), quedando a salvo la disciplina que se le conceda a la Fraternidad Sacerdotal San Pio X por una ley particular.


Notas:

1 Cf. también la nueva fórmula de la Profesión de fe y del Juramento de fidelidad para asumir un cargo ejercido a nombre de la Iglesia,1989 ; cf. CIC cann 749 ; 750, 1et 2 ; 752 ; CCEO cann. 597 ; 598, 1 et 2 ; 599.

2 Cf. Pio XII, encíclica Humani Generis.

3 Vaticano I, Constitución dogmatica, Pastor aeternus, Dz. 3070.

4 Concilio de Trento, Dz. 1501 : « Toda la verdad saludable y toda regla moral (Mat. XVI, 15) están contenidas en los libros escritos y en las tradiciones no escritas que, recibidas por los Apóstoles de la boca del mismo Cristo o transmitidas como de mano en mano por los Apóstoles por inspiración del Espíritu Santo, llegaron hasta nosotros.»

5 Cf. Concilio Vaticano II, Constitución dogmatica Dei Verbum, 8 et 9, Denz.4209-4210.

6 Vaticano I, Constitución dogmatica Dei Filius, Dz. 3020 : «Tambien se debe siempre retener el sentido de los dogmas sagrados que la Santa Madre Iglesia ha determinado de una vez por todas, y jamás desviarse de ellos bajo el pretexto y en nombre de una inteligencia superior de estos dogmas. Creciendo y multiplicándose abundantemente, en cada uno como en todos, en todos los hombres pero también en toda la Iglesia, durante el curso de las edades y los siglos, la inteligencia, la ciencia y la sabiduría; pero solamente en el rango que les conviene, es decir, en la unidad del dogma, de sentido y de manera de ver (San Vicente de Lérins, Commonitorium 28)».

7 Vaticano I, Constitución dogmatica Dei Filius, Dz. 3011 ; Juramento antimodernista, nº 4 ; Pio XII, Carta encíclica Humani Generis, Dz 3886 ; Concilio Vaticano II, Constitución dogmatica Dei Verbum, 10, Dz. 4213.

8 Como por ejemplo la enseñanza de la sacramentalidad del episcopado en Lumen Gentium, nº 21.

9 Se encuentra un paralelo en la historia con el Decreto de los Armenios del Concilio de Florencia, donde la entrega de los instrumentos estaba indicada como materia del sacramento del Orden. Sin embargo, los teólogos discutieron legítimamente, incluso después de este decreto, sobre la exactitud de tal afirmación, y finalmente el tema fue resuelto de otra manera por el Papa Pío XII.

Así es el alojamiento provisonal del futuro nuevo Papa







Información de agencia ANSA, Mar-09-2013.

El próximo Papa se vivirá provisoriamente en la Casa Santa Marta mientras se efectúen los cambios en su nuevo domicilio. En la decoración de destaca un crucifijo y una imagen de la Virgen con el Niño, además del rostro de Jesús con la corona de espinas.

Un llavero verde esmaltado con las iniciales D.S.M., Domus Sanctae Marthae, y el número 201 corresponde a la "suite" que alojará al futuro Papa durante algunas semanas tras su elección, hasta que se instale definitivamente en su Cámara Apostólica, ahora sellada.

En tanto, con miras el Cónclave que se abrirá el martes 12 por la tarde, en las próximas Congregaciones generales se asignarán por sorteo, "no por privilegios", las habitaciones a los cardenales que también pernoctarán en Santa Marta.

"La vez pasada (cuando fue electo en el 2005 Joseph Ratzinger), el período en que el Papa vivió en un lugar 'provisorio' fue más bien largo", dijo el vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi.

"Había mucho que ajustar" en el departamento Apostólico luego de un papado extenso como el de Juan Pablo II, que ocupó el trono de Pedro entre 1978 y 2005.

Ahora, si bien el pontificado de Joseph Ratzinger fue mucho más breve (del 19 de abril de 2005 hasta el 28 de febrero pasado), igual se requieren arreglos antes de la entrada en "su casa" del futuro Papa.

De allí la necesidad de un alojamiento provisorio en la Casa Santa Marta, donde ya está totalmente arreglada la "suite" 201 para quien sea electo como sucesor de Benedicto XVI.

La "suite" papal es diferente de las habitaciones para los cardenales.

El futuro Papa gozará en Santa Marta de un verdadero departamento. En el dormitorio la cabecera de la cama y los armarios son de madera trabajada, cuenta con un pequeño estudio de trabajo que posee sillas para sus colaboradores. Tiene también dos saloncitos más. Un crucifijo y una imagen de la Virgen con el Niño se destacan en las paredes. En la cabecera, además, el rostro de Jesús con la corona de espinas.

El vocero del Vaticano recordó que tras haber sido electo Papa, Ratzinger cenó el primer día con sus hermanos cardenales en Santa Marta y durmió esa noche en la pequeña habitación que le había sido asignada por sorteo durante el Cónclave.

Ahora el sorteo se realizará en las próximas Congregaciones generales.

Las habitaciones para los cardenales están "hiper equipadas", con conexión web, teléfono y televisión. Pero esta tecnología de punta será prohibida a partir del inicio de los escrutinios.

La residencia tiene cinco pisos, se construyó en los años '90, por voluntad de Juan Pablo II y ésta será la segunda vez que recibe a los cardenales para un Cónclave.

Frente a los alojamientos precarios precedentes, Santa Marta es un lujo, con sus camas de plaza y media, armarios, escritorios, reclinatorios, silloncitos, aire acondicionado y baño privado.

Pero las habitaciones no son todas iguales y las mejores (solo 106 son "en suite") no alcanzan para los 115 cardenales electores. Por eso se sortean.

Los cardenales serán transportados todos los días del Cónclave desde Santa Marta hasta la Capilla Sixtina, edificios separados por unos 700 metros aproximadamente.