Thursday, February 14, 2013

Oportuno artículo de Mons. Walter Brandmüller en L'Osservatore Romano sobre “los conflictos postconciliares”

En tanto se ha dicho, por vía no oficial, más exactamente en Le Forum Catholique (usuario “Ennemond”, apodo usado por alguien próximo a la FSSPX/SSPX):

A principios de enero, Mons. Müller envió una carta Mons. Fellay co-firmada por Mons. Di Noia dando hasta el 22 de Febrero para aceptar el preámbulo [doctrinal] revisado el 13 de junio, con tres modificaciones impuestas. Por defecto, Roma sondeará cada sacerdote de la FSSPX. Los primeros pasos de Mons. Muller en Ecclesia Dei sugieren una actitud ofensiva que no puede atraer a ningún sacerdote de la Fraternidad San Pío X, las condiciones requeridas son más estrictas que las exigidas a Mons. Lefebvre en 1988.

Información la cual el blog Rorate Cæli dice haber podido confirmar independientemente, ha, muy oportunamente (¡que curioso!, ¿verdad?), aparecido en L'Osservatore Romano, edición diaria en italiano, Feb-16-2013, pág 4, un artículo sobre “los conflictos postconciliares” firmado por Mons. Walter Brandmüller, del cual evidentemente suponemos pronto comenzarán a aparecer traducciones a otras lenguas.

¿Preludio del fin de la relación Roma-FSSPX/SSPX?


“Santo Padre: tiene que despedir a Bertone”


El cardenal secretario de Estado, no aseguró este papel [de hombre de confianza del Papa]. En el caso [Richard] Williamson, Yo una vez, en nombre de un número de cardenales, fui al Papa y le dije: “¡Santo Padre, usted tiene que despedir a Cardenal Bertone! ¡Él está a cargo —como si fuera el ministro responsable de un gobierno secular!” Él me miró y me dijo:“¡Escúcheme atentamente, Bertone se queda! ¡Basta! ¡Basta! ¡Basta!” Después de eso nunca más traje a colación el tema de nuevo. Por cierto, esto es típico: Los Ratzingerianos son leales. Eso hace la vida para ellos no siempre fácil. El Papa ha tomado básicamente sus más cercanos colaboradores de la CDF cuando se hizo cargo de la nuevo oficio, el cardenal Bertone, así como su secretario, el actual Arzobispo Gänswein. Pero el ex prefecto de la CDF, el Cardenal Levada, no jugó para Ratzinger un papel en la forma que él jugó para Juan Pablo II. Y el nuevo prefecto, el arzobispo Müller de Regensburg [Ratisbona], está recientemente en el oficio y debe encontrar su propio papel. Es un hombre inteligente, aunque diferente a Ratzinger mismo.

Card. Joachim Meisner
Arzobispo de Colonia, Alemania
Entrevista a Frankfurter Rundschau
Feb-11-2013

Comunicado de la Casa General de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro respecto de la renuncia papal, Feb-13-2013

El Miércoles de Ceniza, la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro tuvo la oportunidad de expresar personalmente su profunda gratitud y asegurar al Sumo Pontífice sus oraciones a través de uno de sus sacerdotes. El P. Martin Ramm, FSSP, pudo saludar al Papa en nombre de toda su comunidad. Nuestro cohermano, que fue recibido en la audiencia general por Su Santidad, le hizo entrega de una edición del tradicional Misal Romano publicado recientemente por la Fraternidad de San Pedro como un gesto de devoción filial y de profunda gratitud por la promulgación del Motu Proprio Summorum Pontificum.

Durante casi ocho años, Benedicto XVI ha, con gran humildad y valentía, guiado la barca de Pedro —enfrentando grandes tormentas— con la mayor preocupación de guiar siempre las almas a puerto seguro. Dando un ejemplo de una profunda vida interior, reorientó la atención de los fieles católicos sobre los fundamentos de la Fe, poniéndolos en guardia contra toda forma de relativismo, y explicando el más reciente Magisterio a la luz de la Tradición. Siempre consciente de la restauración de lo sagrado, reconcilió la Iglesia Romana con su patrimonio litúrgico de dos mil años. Como un apóstol incansable de la unidad de la Iglesia, entabló particularmente un diálogo con la Sociedad [Fraternidad] de San Pío X , a fin de lograr la plena reconciliación de esta última. La atención prestada a esto, por parte del Santo Padre, es particularmente querida por nosotros, y nos recuerda el cuidado que extendió a nuestra propia fundación en 1988, cuando ayudó a Juan Pablo II en su papel como Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe.


Fuente: FSSP.org. Traducción de Secretum Meum Mihi.

¿Cansancio Fisico o escándalos de los vatileaks, cuál es el motivo de la renuncia papal?

La acción del Diablo se infiltrará hasta en la Iglesia, de modo que se verá cardenales oponerse a cardenales, obispos contra obispos

Apariciones marianas aprobadas de
Akita, Japón
Oct-13-1973


Benedicto XVI en el curso de su homilía durante la Misa de Miércoles de Ceniza en la Basílica de San Pedro, Feb-13-2013, ha aludido nuevamente a su renuncia voluntaria al papado. Lo ha hecho a modo introductorio con los siguientes términos:

Esta tarde somos muchos los que nos encontramos alrededor de la Tumba del Apóstol Pedro para pedir también su intercesión para el camino de la Iglesia en este momento particular, renovando nuestra fe en el Pastor Supremo, Cristo Señor. Es para mí una ocasión propicia para agradecer a todos, especialmente a los fieles de la Diócesis de Roma, mientras me preparo a concluir el ministerio petrino, y para pedir un particular recuerdo en la oración.

Avanzada la homilía se refirió a la división interna eclesial (énfasis añadido).

El profeta, en fin, se detiene sobre la oración de los sacerdotes, los cuales, con los ojos llenos de lágrimas, se dirigen a Dios diciendo: «¡No entregues tu herencia al oprobio, y que las naciones no se burlen de ella! ¿Por qué se ha de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios?» (v.17). Esta oración nos hace reflexionar sobre la importancia del testimonio de fe y de vida cristiana de cada uno de nosotros y de nuestras comunidades para manifestar el rostro de la Iglesia y cómo, algunas veces este rostro es desfigurado. Pienso, en particular, en las culpas contra la unidad de la iglesia, en las divisiones en el cuerpo eclesial. Vivir la Cuaresma en una comunión eclesial más intensa y evidente, superando individualismos y rivalidades, es un signo humilde y precioso para los que están alejados de la fe o los indiferentes.

Lo que indudablemente nos ha llevado a pensar en las palabras, arriba aludidas, de Nuestra Señora de Akita. Howard Q. Dee, antigüo embajador de las Filipinas ante la Santa Sede, luego de una audiencia con el entonces Prefecto de la Congrgación para la Doctrina de la Fe, Card. Joseph Ratzinger, dijo que el Card. Ratzinger directamente le había confirmado que el mensaje de Fátima y el mensaje de Akita “son escencialmente lo mismo” (Entrevista con el Honorable Howard Q. Dee, ex Embajador de las Filipinas en la Santa Sede, “Our Lady’s Ambassador”, Inside the Vatican, Noviembre de 1998, Págs. 30-33).

Obviamente, lo que se conoce de Fátima, lo cual nos han dicho es todo y no hay nada más por revelar, no incluye nada parecido a lo que dicen las apariciones de Akita respecto de la división del clero. Dificilmente se puede dejar de creer que no exista nada más por revelar del mensaje de Fátima.

Ahora bien, la revista italiana Panorama ha indicado que la renuncia voluntaria al papado de Benedicto XVI fue propulsada por el llamado escándalo de los vatileaks. Este es un reporte en español de agencia EFE, Feb-13-2013.


Benedicto XVI decidió renunciar al papado el pasado 17 de diciembre, tras recibir un nuevo informe sobre el escándalo "Vatileaks" de la fuga de documentos oficiales del Vaticano, que desvelaba una "fuerte resistencia" en la Curia romana a las medidas de transparencia que había pedido.

Así lo asegura la revista italiana "Panorama" en un artículo que publica en su edición de mañana, del que los medios locales publicaron hoy un extracto.

Según la reconstrucción del semanario del grupo Mondadori, propiedad de la familia Berlusconi, el 17 de diciembre de 2012 Benedicto XVI recibió a los tres cardenales que nombró para investigar la fuga de sus documentos personales y del Vaticano que acabaron publicados en el libro escándalo "Sua Santita", del italiano Gianluigi Luzzi, y llevaron a la detención y condena del mayordomo de papa, Paolo Gabriele.

Los miembros de esa comisión son los cardenales Julián Herranz, español, de 82 años; Salvatore De Giorgi, italiano, de 82 años, y Jozef Tomko, eslovaco, de 88 años, que interrogaron a una treintena de personas del Vaticano.

Los tres le presentaron un amplio volumen lleno de documentación, entrevistas e interrogatorios, que desvelaban -siempre según el semanario- una "extendida resistencia en la Curia al cambio y muchos obstáculos a las acciones pedidas por el papa para promover la transparencia".

Según el semanario, el Papa quedó "muy impresionado" con los informes y sólo tuvo fuerzas para contárselo a su hermano, Georg.

"Admitió, tal vez por primera vez, haber descubierto una cara de la Curia vaticana que jamás había imaginado. Antes de Navidad comenzó a pensar seriamente en su dimisión", señala "Panorama", en el extracto publicado por los medios italianos.

De otra parte, el diario La Stampa trae hoy, Feb-14-2013, un llamado en primera página a una nota de Andrea Tornielli en la que relata que la decisión de Benedicto XVI de renunciar al papado vino inmediatamente después de su viaje a México y Cuba, en el cual tuvo una herida en la cabeza, la cual fue tratada médicamente en secreto. Dice el aparte principal de la nota de Tornielli:


Fue durante esta peregrinación, revela ahora a La Stampa uno de los prelados del séquito, sucedió un accidente, afortunadamente sin consecuencias. El Papa se hizo una herida en la cabeza y nada fue revelado a los periodistas.

«Al principio de ese viaje internacional tan importante, el Papa dijo que lo estaba afrontando con “espíritu penitencial”. En la mañana del 25 de marzo, en el último día transcurrido en León —dice el prelado— mientras estábamos en la casa de los religiosos capuchinos, Benedicto XVI cuando se levantó tenía el cabello manchada de sangre. Sus colaboradores le preguntaron qué había pasado. El Papa dijo que no se había caído, pero que se había estrellado con el lavamanos, unas horas antes. Se había levantado para ir al baño, y como sucede a veces cuando te despiertas en mitad de la noche en un ambiente que no es el nuestro habitualmente, no había encontrado de inmediato el interruptor de la luz y entonces se había movido en la oscuridad.»

En este punto de la nota Tornielli recuerda el incidente de Julio de 2009 durante las vacaciones en el Valle de Aosta, cuando el Pontífice se fracturó una muñeca (ver aquí, aquí y aquí). Y continúa la nota:

«La almohada estaba cubierta de sangre —continúa nuestro interlocutor— y algunas gotas también habían manchado la alfombra. Todo se hizo desaparecer rápidamente, incluso la alfombra se limpió de la sangre. Pero no era una herida profunda o preocupante. La zona interesada estaba todavía bajo el solideo blanco y fue muy bien enmascarada por el espeso pelo del Papa». «No había manchas visibles —añade el prelado— como le sucedió a Juan Pablo II, todavía lo recuerdo muy bien, durante el viaje a Polonia en junio de 1999».

En las horas siguientes, entre un baño de multitudes y otros, Benedicto XVI nunca se ha quejado de nada. «Él no ha tenido ningún problema llevando la mitra que le hemos puesto en la cabeza durante la misa celebrada en el Campo Guanajuato Bicentenario —explica el prelado—. Todo salió bien y sólo por la noche, de regreso a la residencia de los religiosos, se hizo un vendaje más adecuado».

[...]

«Ese día —relata— después de la cena, me referí al intercambio de palabras que tuvo lugar entre el Pontífice y su médico personal. Mientras vendaba la cabeza del Papa, el doctor Patrizio Polisca había comentado: “Ve, Santo Padre, por qué soy muy crítico de estos viajes?”. Benedicto XVI, con ese toque de ironía que quien lo frecuenta conoce bien, respondió: “También Yo soy crítico ...”».

«El Papa —precisa ahora el prelado— se mantuvo abrazado con el pueblo mexicano, con la multitud de fieles de ese gran país que por primera vez había acogido a su predecesor al inicio de su pontificado. Pero también sabía que ya no tenía la fuerza física para soportar estos viajes largos, el cambio de uso horario, la carga de los compromisos públicos».

Después de lo relatado Tornielli no afirma que este suceso haya provocado la decisión de la renuncia papal sino que lo pone a modo de pregunta para responder a renglón seguido que no se sabe.

El P. Federico Lombardi, Director de la oficina de Prensa de la Santa Sede, en una rueda de prensa hoy, negó que este último hecho haya sido un factor relevante en la decisión de Benedicto XVI de renunciar al papado. Esto es lo que señala Radio Vaticano (inglés):

El P. Lombardi negó, sin embargo, que el incidente fuera un factor en la decisión del Papa de renunciar. “Puedo afirmar,” dijo, “eso [la herida] no fue relevante para el viaje [a México], de hecho, no afectó el calendario en forma alguna,” ni fue relevante, “en la decisión [de renunciar al oficio Papal] como tal.”