Saturday, January 19, 2013

Obispos de Canadá rechazan expresión del Superior General de la FSSPX/SSPX sobre los Judíos y de paso la declaran cismática y no en comunión con la Iglesia

Este es el comentario, Ene-17-2013, de los obispos de Canadá sobre las recientes declaraciones del Superior General de la FSSPX/SSPX acerca de que los judíos son enemigos de la Iglesia (ver aquí). Traducción de Secretum Meum Mihi.

Preguntas y preocupaciones se han planteado ante los informes recientes de medios de comunicación acerca de una declaración que había sido hecha en Canadá por el superior de la Fraternidad San Pío X de que “los Judios” son los “enemigos de la Iglesia”. La Conferencia Episcopal Canadiense de Obispos Católicos señala que tales comentarios no están de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia Católica. Como el portavoz de la Santa Sede, Padre Federico Lombardi, SJ, ha dicho al comentar la declaración: “Es absolutamente inaceptable, imposible, definir a los Judios como enemigos de la Iglesia”.

El Concilio Vaticano II enseña en Nostra Aetate, su Declaración sobre la Relación de la Iglesia con las religiones no cristianas (n º 4): “Los Judíos son todavía muy amados de Dios a causa de sus padres, porque Dios no se arrepiente de sus dones y de su vocación, tal es el testimonio del apóstol [Pablo]...[L]a Iglesia, reprueba cualquier persecución contra los hombres, consciente del patrimonio común con los judíos, e impulsada no por razones políticas, sino por la religiosa caridad evangélica, deplora los odios, persecuciones y manifestaciones de antisemitismo de cualquier tiempo y persona contra los judíos”. Esta doctrina ha sido reiterada una y otra vez por los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI.

La Conferencia Episcopal Canadiense de Obispos Católicos denuncia toda forma de antisemitismo, y rechaza afirmaciones como las que han reportado haber sido hechas por el Superior de la Sociedad [Fraternidad] San Pío X, que es un grupo cismático no en comunión con la Iglesia católica.

El asunto con este comentario es que la parte final no refleja la posición oficial de la Iglesia respecto de la FSSPX/SSPX. En otras ocasiones nos hemos referido a ello, pero volvemos al respecto. La posición de la Iglesia al respecto ha sido expresada recientemente en tres documentos: Uno de 2008, el cual es una respuesta de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei» a un cuestionamiento de un periodista de Estados Unidos (ver aquí); el segundo es la “Nota de la Secretaría de Estado”, Feb-04-2009; y el tercero es la “Carta de Su Santidad Benedicto XVI a los Obispos de la Iglesia Católica sobre la remisión de la excomunión de los cuatro Obispos consagrados por el Arzobispo Lefebvre”, Mar-10-2009. Como es apenas evidente, no es cierto que la posición de la Iglesia respecto de la FSSPX/SSPX sea la de que ese grupo es cismático, ni mucho menos que no esté en comunión con la Iglesia, sino que, como lo anota el propio Pontífice, “Hasta que la Fraternidad non tenga una posición canónica en la Iglesia, tampoco sus ministros ejercen ministerios legítimos en la Iglesia”. Esa es la posición oficial (verdadera) de la Iglesia al respecto.

Y ya que en nuestra entrada inmediatamente anterior reseñabamos que el vicepresidente de la Comisión «Ecclesia Dei” le pedía a los miembros de la FSSPX/SSPX evitar hacer uso de los medios masivos de comunicación para hacer sus críticas, sería muy bueno, conveniente y oportuno que alguien le ordenara algo parecido a los obispos, para que eviten emitir comentarios como el aludido y dejen que el mismo sea tratado por el canal pertinente.

Vicepresidente de la Comisión «Ecclesia Dei» escribe carta a cada sacerdote de la FSSPX/SSPX


Inicialmente fue reportada su existencia por el blog Summorum Pontificum Observatus, Ene-18-2013. Ahora, medios masivos de comunicación la reseñan (ver por ej., imágen superior, la cual es copia facsimilar de un articulo de Jean-Marie Guénois en Le Figaro, Ene-19-2013. pág 10.), se trata de una carta enviada por Mons. Joseph Augustine Di Noia, Vicepresidente de la Comisión «Ecclesia Dei», a cada uno de los sacerdotes de la FSSPX/SSPX.

De la naturaleza de esa carta dice La Croix, Ene-19-2013, de paso confirmando su existencia:

“No es un documento oficial de la Comisión Ecclesia Dei, sino un llamado personal del vicepresidente, Mons. Di Noia”, ha explicado a La Croix el P. Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, rehusándose a hacer más comentarios.

El blog Rorate Cæli anota que, según lo que ha podido investigar, en realidad la carta no fue enviada a cada sacerdote en particular sino remitida a la Casa General en Menzingen, Suiza, de donde se reenvió.

Los puntos principales de la carta, tal como los sumariza Summorum Pontificum Observatus, son los siguientes:

Cada sacerdote de la Fraternidad San Pío X ha recibido una carta muy larga de Mons. [Joseph Augustine] Di Noia, Vicepresidente de la Comisión Ecclesia Dei. El delegado del Papa reconoce que el desacuerdo permanece entre la Santa Sede y la Fraternidad San Pío X: la Santa Sede estima que es necesario interpretar los textos del Concilio a la luz de la Tradición; la Fraternidad San Pío X considera que ciertas enseñanzas del Concilio Vaticano II son erróneas. Toda la cuestión, misma que permanece sin cambio, es para hacer este desacuerdo soportable.

Con la ayuda de textos de San Pablo, San Agustín, Santo Tomás, Mons. Di Noia propone un nuevo enfoque espiritual. Demanda que las dos partes procedan, cada una por su parte, a un examen de conciencia acerca la humildad, la mansedumbre, la paciencia, la caridad. La Fraternidad San Pío X estima que ello no puede excluir, teniendo en cuenta las cuestiones doctrinales en juego, la rigurosa confesión de la fe. Sobre todo teniendo en cuenta que la desfragmentación de la fe, de la catequesis, de las prácticas sacramentales lleva mucha agua a su molino. Por el contrario, es cierto, se podría decir que la degradación continua de la situación de la fe católica es una apremiante invitación a quitar su espléndido aislamiento y a unirse a los cuerpos oficiales de rescate en los lugares afectados.

Un esbozo de la solución concreta queda de lado, tal vez deliberadamente, en una cierta incertidumbre de Mons. Di Noia. Recuerda de paso que Roma espera una respuesta de Mons. Fellay al documento que se le remitió el pasado 14 de junio. Pero, además de eso, se propone a la Fraternidad San Pío X un proceso que podría ser calificado como transaccional:

■ Por una parte, la Fraternidad San Pío X reencontraría el carisma positivo de sus primeros años en Friburgo y Ecône (se trataría de reformar aquello que podría serlo, en primer lugar la formación de sacerdotes tradicionales y en las misiones para una magisterio conforme con su formación).

■ Por otra parte , la Fraternidad San Pío X considerando todavía que ciertos pasajes de la enseñanza del Vaticano II no pueden conciliarse con el Magisterio precedente, podría discutirlo, siempre y cuando:

● Evite recurrir por principio a los medios de comunicación masivos;

● No se erija como un magisterio paralelo; 

● Presente siempre las objeciones de una manera positiva y constructiva;

● Base todos sus análisis sobre bases teológicas profundas y amplias.

... Se hace referencia a la instrucción Donum veritatis sobre la vocación eclesial del teólogo (24 de mayo de 1990).


Actualización Ene-20-2013: El blog Il Sismografo ha publicado el texto completo de la carta de Mons. Di Noia a la FSSPX/SSPX (Francés, Inglés), del cual ya incluso la propia “radio del Papa”, Radio Vaticano (italiano), se hace eco. Por el momento no hay una traducción al español de la misma, suponemos por su extensión, lo cual hace demorado el proceso de traducción.


Entradas Relacionadas: Texto completo de la carta de Mons. Di Noia al Superior General y a los sacerdotes de la FSSPX/SSPX.