Friday, January 04, 2013

Card. Koch: “La reforma de la liturgia después del Concilio fue a menudo considerada y llevada a cabo con una hermenéutica de la discontinuidad y de la ruptura”


Una entrevista de Diciembre pasado en Kath.net con el Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. card. Kurt Koch, ha sido retomada recientemente en uno de los blogs de The Catholic World Report y por la edición diaria en italiano de L'Osservatore Romano, Ene-05-2013, página 7 (copia facsimilar en la imágen). La parte destacada en ambos casos se refiere a la denominada “reforma de la reforma”; por considerarla de interés procedemos a ofrecer una traducción del aparte inherente.

Cardenal Koch: Dado el uso inflacionario de la palabra “reforma” hoy en día, la pregunta inicial surge también al hablar de la reforma de Roma de la liturgia: ¿qué se debe entender sensiblemente por “"reforma” a la luz de la fe cristiana? Esta es una pregunta sobre la alternativa fundamental: ¿Es una reforma un asunto de una ruptura con la historia hasta el momento, por lo que con ella ha comenzado algo nuevo que ya no es idéntico a las anteriores cosas que necesitan ser reformadas? ¿O debemos entender la “reforma” de acuerdo al significado de la palabra, de modo que la reforma tiene que ver con la posibilidad de redescubrir la forma original de la realidad que tiene que ser reformada, por lo que una re-forma litúrgica toma su orientación de esa forma fundamental del culto cristiano que está prescrito por la Tradición de la Iglesia? La cuestión de la reforma litúrgica está pues muy estrechamente relacionada con la cuestión de la correcta interpretación del Concilio Vaticano II.

Debido a que la reforma de la liturgia después del Concilio fue a menudo considerada y llevada a cabo con una hermenéutica de la discontinuidad y de la ruptura, esta visión se apartó en bastantes puntos de la gran visión litúrgica del Concilio, que se centra en el Misterio Pascual de la muerte y resurrección de Cristo. Con referencia a esto el Papa Benedicto XVI, ya cuando era cardenal, juzgó que la mayoría de los problemas en el desarrollo post-conciliar de la liturgia estaban relacionados con el hecho de que el enfoque del Concilio a este misterio fundamental no fue lo suficientemente tenido en cuenta.

El llamado para una “reforma de la reforma” incluye por lo tanto la nueva investigación crítica, si en el desarrollo post-conciliar de la liturgia, los deseos y las decisiones de los padres conciliares se llevaron a cabo realmente o si los resultados independientemente fueron más allá de ellos. O para decirlo de manera positiva: una “reforma de la reforma” no puede tener otro objetivo que volver a despertar el verdadero patrimonio del Concilio y hacerlo fructífero en la actual situación de la Iglesia. Al igual que el Concilio fue precedido por un movimiento litúrgico, frutos maduros de los cuales podría traerse al Concilio, por lo que el Santo Padre ve hoy en día también la necesidad de un nuevo movimiento litúrgico, el cual por supuesto, Él considera a la luz de una tradición litúrgica más grande . Sólo en este más amplio horizonte puede ser fructífero en un aspecto ecuménico también.

El ecumenismo “debe informar la reforma litúrgica”


Artículo de The Tablet, Ene-05-2013, página 31 (copia facsimilar en la imágen). Traducción Secretum Meum Mihi.

El ecumenismo “debe informar la reforma litúrgica”

La liturgia católica debería ser más como la de las tradiciones Ortodoxas y Orientales si las reformas iniciadas en el Concilio Vaticano II se van a completar, según el presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, cardenal Kurt Koch, escribe Christa Pongratz-Lippitt.

En un discurso de 12 páginas titulado “La reforma de la liturgia como una síntesis de continuidad y Renovación” en una conferencia sobre “las reformas de la liturgia de Roma desde el Concilio de Trento hasta el Concilio Vaticano II”, realizada por el Görres Historical Society Institute en Roma del 14 al 18 de Diciembre, el cardenal Koch sostuvo que la reforma litúrgica hoy debe llevarse a cabo desde una perspectiva ecuménica. Mientras que en Occidente el acento yace en el encuentro de la comunidad, en la antigua teología Ortodoxa y Oriental la liturgia era entendida como un acontecimiento cósmico, dijo. Sería bueno que la liturgia católica llegara a ser “mas ortodoxa” en el sentido literal, dijo, y agregó: “Cuando la adoración litúrgica del Dios uno y trino deja de tener efecto, la Iglesia ya no puede realmente ser percibida como la comunidad de los fieles y toda reforma litúrgica pierde su objetivo”.

Las ansiedades de los antivida en portada de revista antivida

¡Ver para creer! No propiamente la revista TIME es un medio provida, ¡sorpresa!, ese medio trae en portada de su edición de Ene-14-2013 este titular:


Traducción: “Hace 40 años, los activistas de los derechos del aborto ganaron una victoria épica en Roe vs. Wade. Desde entonces han estado perdiendo”.

Si lo dicen los propios antivida...