Friday, December 13, 2013

Nueva intentona para deshacerse del Obispo de Chur, Suiza: Zurich quiere diócesis propia

Los Sres. Obispos de Suiza en épocas recientes han estado bastante preocupados por la presunta falta de vocaciones, han pensado en cerrar converger parroquias vista la disminución de asistencia de fieles a las mismas, tal como sucede en otros lugares de Europa. ¡Pero, oh milagro!, hay una pequeña área en donde ello no se cumple y, presumimos, hay abundancia de clérigos e inflación de fieles, al punto de querer formar una nueva diócesis segregada de la que ahora es la diócesis de Chur.

Suena bonito, pero no hay tal, lo que en realidad sucede es que en el desespero por deshacerse de un obispo católico en la práctica —lamentamos no poder decir lo mismo de todos los demás homólogos—, quien trata en términos amistosos a los tradis —ya Uds. conocen lo amistosos que son los Sres. obispos de Suiza respecto a la Forma Extraordinaria y su inicial acogida cuando liberalizaron la liturgia según el Misal de Juan XXIII—y cuida de la dignidad de la liturgia (ver aquí, aquí, aquí), un grupúsculo de Zurich pretende tener su propia diócesis.

El sitio informativo de la Iglesia en Suiza, Cath.ch, informa sobre “la cuestión de una diócesis en Zurich”, la cual podría ser tratada en Febrero próximo. Según señala Cath.ch, la cuestión de la creación de una diócesis para Zurich separada de la diócesis de Chur, podría ser tratada en Febrero próximo cuando se realize la visita ad limina de los obispos suizos, información proporcionada por un comunicado de la propia diócesis de Chur, Dic-12-2013.

Mons. Vitus Huonder, obispo de Chur, invitó a una reunión para tal propósito a un grupo de responsables de la diócesis y al Consejo sinodal de Zurich. La reunión tuvo lugar en un ambiente abierto, bueno y constructivo, según dice el comunicado.

Mons. Huonder recibió al Consejo Sinodal con gran comprensión y aseguró que el próximo paso será llevar el tema discutido al nuncio apostólico y, si surge una oportunidad, va a discutir el tema en la tradicional visita ad limina de los obispos suizos en Roma en Febrero próximo.