Tuesday, November 12, 2013

Prefecto de la CDF envía carta a Mons. Zollitsch sobre recientes disposiciones que permitían acceso a la Comunión para los divorciados vueltos a casar

Información de Avvenire, Nov-12-2013. Traducción Secretum Meum Mihi.

Divorciados y vueltos a casar, intervención de Müller sobre el vademecum de la arquidiócesis de Friburgo

El arzobispo Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha pedido a la arquidiócesis de Friburgo retirar y reelaborar su vademecum “para el acompañamiento de las personas separadas, divorciadas o vueltas a casar por rito civil”, dirigido a los operadores pastorales y divulgado el 8 de octubre. Noticia de KNA, la agencia de la Conferencia Episcopal Alemana. Müller ha enviado una carta al arzobispo Robert Zollitsch , administrador apostólico de Friburgo y presidente de la Conferencia Episcopal Alemana. Según el diario católico Die Tagespost, que publicó el texto de la carta, esta habría sido enviada en copia a todos los obispos de la Iglesia en Alemania. El vademecum publicado en Friburgo abría la posibilidad de la Comunión para los divorciados y vueltos a casar en el caso de que estas personas, después de un acompañamiento pastoral y un adecuado examen de conciencia, hubiesen llegado al convencimiento de querer participar en la vida de la comunidad eclesial en toda su plenitud, también sacramental. Una decisión que el párroco de la comunidad habría debido respetar. Müller advierte sobre el “desorientar a los creyentes respecto de la enseñanza de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio”, recordando la no admisibilidad de los divorciados vueltos a casar al banquete eucarístico. También con respecto a la nueva ceremonia para festejar el “pleno regreso” en la comunidad de los divorciados vueltos a casar , prevista en el documento de Friburgo, Müller recuerda cómo ritos similares han sido “expresamente prohibido por el Papa Juan Pablo II y Benedicto XVI”.


Entradas Relacionadas: Mons. Zollitsch misericordiando a los separados vueltos a casar les ofrece acceso a comunión eucarística, P. Lombardi parecería tomar distancia. Mons. Zollitsch se rebela, ofrece comunión a los divorciados vueltos a casar, el Vaticano en lugar de disciplinarlo le dedica artículo en L'Osservatore Romano.