Sunday, November 24, 2013

Exhibidas reliquias de San Pedro por primera vez

© Getty Images


Información de agencia EFE, Nov-24-2013.

Ciudad del Vaticano, 24 nov (EFE).- El papa Francisco concluyó hoy con una misa en San Pedro el Año de la Fe, convocado e iniciado por Benedicto XVI, y como colofón se expusieron por primera vez las reliquias que la Iglesia reconoce como la de San Pedro y se entregó la primera exhortación apostólica del pontífice argentino.

En una plaza repleta a pesar del frío y la amenaza de lluvia, el papa argentino comenzó su homilía recordando que el Año de la Fe fue convocado por Benedicto XVI.

Sobre el papa emérito, Francisco expresó su "afecto y reconocimiento" porque "con esa iniciativa providencial, nos ha dado la oportunidad de descubrir la belleza de ese camino de fe que comenzó el día de nuestro bautismo, que nos ha hecho hijos de Dios y hermanos en la Iglesia".

En el altar se encontraba por primera vez expuesto el relicario en el que se conservan nueve pequeños fragmentos de los huesos que se dice pertenecen a San Pedro.

Durante el rezo del credo, el papa tomó en sus manos esta caja de madera en la que se lee la inscripción: "Ex ossibus quae in Arcibasilicae Vaticanae hypogeo inventa Beati Petri Apostoli esse putantur" (Los huesos hallados en el hipogeo de la Basílica vaticana que se considera que son del beato Pedro Apóstol).

Reliquias tras la que existe uno de los debates más interesantes de la arqueología de las últimas décadas.

Durante la audiencia general del 26 de junio de 1968, Pablo VI anunció al mundo que se habían encontrando los huesos de San Pedro, pero algunos estudiosos como el arqueólogo jesuita Antonio Ferrúa, que formaba parte del equipo que descubrió la tumba, han expresado siempre su escepticismo sobre la posibilidad de que esos huesos perteneciesen al llamado "Príncipe de los apóstoles".

Hoy mismo, las reliquias volverán a la capilla privada del papa, situada en el centro del apartamento pontificio, donde las colocó Pablo VI en 1968.

[...]

Información de agencia AFP, Nov-24-2013.

Ciudad del Vaticano — En un gesto simbólico al clausurar este domingo el 'Año de la Fe', el papa Francisco apretó en sus manos el relicario que contiene la osamenta atribuida a San Pedro, fundador de la Iglesia Católica.

La imagen del Papa, de 76 años y 265º sucesor de Pedro, totalmente concentrado y con expresión grave, tomando firmemente en sus manos ese relicario de bronce a lo largo de toda la plegaria del 'Credo', fue uno de los momentos más impactantes de una misa muy solemne.

Así concluía 'el Año de la fe' en la explanada de la Iglesia San Pedro, en presencia de unos 60.000 fieles de todos los continentes. Era la primera vez que las reliquias atribuidas a Pedro eran presentadas ante la multitud. Pedro fue crucificado cabeza abajo en los años 64-70, en el circo de Calígula, donde actualmente se encuentran los jardines del Vaticano. Esa osamenta fue encontrada en 1940 bajo la basílica. Los Papas jamás atestiguaron que esa osamenta fuese auténtica sin lugar a dudas, pero exámenes científicos llegaron a la conclusión de que existía una "probabilidad" de que lo fueran. Algunos investigadores impugnan esa afirmación, en una interminable querella histórica.

[...]