Friday, November 01, 2013

Corrección al director del Museo de Fátima con cariño de unos fatimistas

El Santuario de Fátima ha anunciado que expondrá temporalmente “el manuscrito de la Tercera Parte del Secreto de Fátima” a partir del próximo Nov-30-2013 en una exposición llamada “Secreto y Revelación”. En el anuncio hay unas declaraciones del director del Museo de Fátima, Marco Daniel Duarte, quien afirma que:

“el manuscrito salió rarísimas veces del Archivo Secreto de la Congregación para la Doctrina de la Fe: a pedido del Papa Juan Pablo II, después del atentado del que fue víctima el 13 de mayo de 1981, y cuando el prefecto de la Congregación, como emisario del Papa, llegó a Coimbra y se reunió con Lucía para el reconocimiento del manuscrito”.

Obviamente está refiriéndose al documento de cuatro páginas y 62 líneas que fue incluido en el documento que se publicó en Jun-26-2000 con el nombre de “El Mensaje de Fátima”.

Hay un problema con esa afirmación: ¿Qué fue entonces lo que leyó Juan Pablo II “a pocos días de haber sido electo pontífice en 1978”, lo cual el Director de la Oficina de Prensa, Joaquín Navarro-Valls, identificó como “el secreto”, en una conferencia de prensa en May-13-2000, como reportó en su momento la agencia Associated Press?

En efecto, en un despacho de Associated Press, May-13-2000, y firmado por el periodista Victor L. Simpson, se lee:

El portavoz vaticano Joaquín Navarro-Valls dijo más tarde a los reporteros que Juan Pablo II había leído el secreto [de Fátima] a pocos días de haber sido electo pontífice en 1978.

Información la cual fue divulgada por medios como por ej. The New York Times, May-14-2000:


Y apareció también publicada al día siguiente en ediciones impresas de diversos periódicos. Aquí dos ejemplos.




Por tanto, se cae de su peso que si el manuscrito del llamado Tercer Secreto de Fátima (que es el que será expuesto temporalmente en el Santuario de Fátima), salió poquísimas veces del archivo de la CDF, una de ellas en 1981, cuando se lo llevaron a Juan Pablo II, días después del atentado que sufrió en la Plaza de San Pedro para que lo leyera, entonces el texto del secreto que leyó “a pocos días de haber sido electo pontífice en 1978” no estaba en poder de la CDF sino en alguna otra parte dentro del Vaticano. De ese documento nada se sabe a la fecha.