Wednesday, October 30, 2013

Las plumas fantasmas de Francisco

Ignazio Ingrao revela en Panorama los nombres de las principales personas que ayudan al Papa Francisco a redactar sus mensajes y discursos. Tres italianos, dos españoles y un argentino de Buenos Aires forman parte del equipo que ayuda a Francisco en estos menesteres.

Este un aparte en traducción de Secretum Meum Mihi.

[...]

Panorama fue capaz de reconstruir quiénes son al menos las principales figuras del grupo que hasta hoy, cubiertas de una estricta reserva y que, simultáneamente con el desempeño de otros encargos oficiales, ayudan al Papa a escribir sus textos. Tres son italianos: Giampiero Gloder, al cual Bergoglio ordenó obispo personalmente el 24 de octubre. Gloder habla cuatro lenguas y el Pontífice le ha confiado la delicada tarea de la formación de los futuros nuncios en la Pontificia Academia Eclesiástica. Luego está el ex embajador de la Santa Sede ante Cuba, Mons. Beniamino Stella, promovido prefecto de la Congregación para el Clero. Y el obispo de Albano, monseñor Marcello Semeraro. Para los textos de naturaleza jurídica utiliza a su vez a dos españoles, ambos del Opus Dei, Monseñor Lucio Ángel Vallejo Balda y Juan Ignacio Arrieta Ochoa de Chinchetru. Por último, hay un argentino que vive en Buenos Aires, quien mantiene constantemente en contacto con el Papa por teléfono y correo electrónico: es el rector de la Pontificia Universidad Católica de Argentina, Víctor Manuel Fernández, a quien Bergoglio amistosamente llama “Tucho”.