Thursday, October 10, 2013

Fiscalía alemana demanda a obispo de Limburgo, Iglesia alemana junto con Francisco se ocupará de su caso

Dos nuevas informaciones referentes al obispo de Limburgo, alemania, Mons. Franz-Peter Tebartz-van Els.

Primera información de agencia EFE, Oct-10-2013.

BERLÍN, 10 de octubre (EFE)- La Fiscalía alemana interpuso una demanda penal contra el obispo de la diócesis católica alemana de Limburg, Franz-Peter Tebartz-van Elst, acusado de despilfarro de los medios, por prestar una declaración jurada falsa sobre un viaje a la India en primera clase.

El obispo, protagonista de una creciente polémica al haberse descubierto que las obras de su nueva residencia costarán 31 millones de euros (41,9 millones de dólares) en vez de los 2,5 millones previstos (3.300.000 dólares), podría además ser castigado con una multa.

Su declaración en falso, informó hoy la Fiscalía de Hamburgo, habría tenido lugar en el marco de un juicio civil en la Audiencia provincial de esta ciudad-estado entre el semanario "Der Spiegel" y el obispo.

El religioso negó que los periodistas de la revista le hubieran preguntado si había viajado en primera clase en un viaje a la India y también que él hubiera respondido, como publicó "Der Spiegel", "viajamos en clase business".

"Esta declaración es, según los resultados de la investigación fiscal, falsa", afirmó hoy la Fiscalía.

El viaje a la India en primera clase para visitar los suburbios de Bangalore fue uno de los primeros casos que llevó a las páginas de los diarios alemanes a Tebartz-van Elst, aunque anteriormente ya había sido criticado por su talante autoritario en la diócesis.

Ayer el obispo ocupó todas las portadas por el despilfarro en las obras de su nueva residencia, un gasto que ha causado malestar entre las autoridades de Limburg y en el ámbito eclesiástico, desde el que se ha reprochado al obispo haberse apartado del precepto de la modestia que impulsa el papa Francisco.

El Vaticano, alertado de sus excesos, envió el pasado septiembre un emisario a la ciudad para analizar la situación y entrevistarse con el prelado.



Segunda información, también prodecente de agencia EFE, Oct-10-2013.

Berlín, 10 de octubre (EFE)- El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Robert Zollitsch, abordará con el papa Francisco el caso del obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst, objetivo de una fuerte polémica por despilfarro continuado e investigado por la fiscalía en relación a un presunto viaje de lujo a India.

La cuestión "me preocupa mucho", admitió Zollitsch en una comparecencia ante los medios hoy, horas después de que se conocieran las diligencias emprendidas por la fiscalía de Hamburgo acerca de una supuesta declaración en falso del controvertido prelado.

"Estoy seguro de que el obispo está afrontando el asunto con la necesaria autocrítica", añadió el jefe de los obispos alemanes, aunque sin precisar cuál iba a ser su "propuesta" ante el papa, en una visita que prevé realizar próximamente al Vaticano.

Zollitsch recordó, además, que no entra en sus competencias "pedir" la renuncia de uno de sus obispos, sino que ello debe ser una elección personal del propio afectado o una "decisión de Su Santidad".

El caso del obispo de Limburg (oeste del país) lleva días acaparando la atención de los medios, después de que saliera a relucir que los costes de la residencia que se está construyendo habían pasado de los cinco millones de euros iniciales a 31 millones.

Preguntado sobre la cuestión, Zollitsch afirmó estar "tan sorprendido" como el resto de los ciudadanos por el alto coste de esas obras y añadió que "naturalmente" eso formaría parte de las "materias" a abordar en su visita al Vaticano.

A ello se sumó hoy la demanda interpuesta por la vía penal por la fiscalía de Hamburgo por declaración jurada falsa sobre un viaje a la India en primera clase.

Dicha declaración tuvo lugar durante un juicio civil en la Audiencia provincial de esta ciudad-estado entre el semanario "Der Spiegel" y el obispo.

El religioso negó ahí que los periodistas de la revista le hubieran preguntado si había volado en primera clase en un viaje a la India y también que él hubiera respondido, como publicó el semanario, "viajamos en clase business".

Ese vuelo para visitar los suburbios de Bangalore fue uno de los primeros casos que llevó a las páginas de los diarios alemanes a Tebartz-van Elst, aunque anteriormente ya había sido criticado por su talante autoritario en la diócesis.

El Vaticano, alertado de sus excesos, envió el pasado septiembre a un emisario a Limburg para analizar la situación y entrevistarse con el prelado.

La polémica en torno al obispo se produce en un momento de gran preocupación en la Iglesia alemana por el alto número de bajas de fieles.

La Iglesia Católica tiene a unos 24,5 millones de fieles en Alemania, aproximadamente 700.000 más que la Evangélica, aunque en ambas confesiones se producen anualmente unas 125.000 apostasías.