Saturday, September 07, 2013

Francisco sobre las devociones y los “Cristianos que van detrás de las revelaciones privadas”

Como ya hace rato han advertido que las homilías diarias de Francisco en la Domus Sanctæ Marthæ no serían publicadas integralmente sino que nos veremos supeditados a las migajas que nos quiera arrojar los resúmenes hechos por L'Osservatore Romano, no sabemos exactamente si lo que ha dicho hoy Francisco sobre las devociones y revelaciones privadas corresponde a lo que en realidad dijo o es una interpolación para que aparezcan con una intención que no poseen.

Hechas las salvedades del caso, no sea que nos comiencen a inundar los correos de medjugoristas o afines, pasamos a referir (énfasis en referir) lo que en sus resúmenes de la homilía de hoy del Papa Francisco hacen dos medios vaticanos.

El primero de ellos es Radio Vaticano en italiano, en una traducción de agencia Zenit.

[...]

Otros son los cristianos sin Cristo, lo que solamente buscan devociones. "Si tus devociones te llevan a Jesús, está bien. Pero si tu permaneces ahí, algo no va bien", ha dicho el papa Francisco.

También hay cristianos sin Cristo "que buscan cosas un poco raras, un poco especiales, que van detrás de las revelaciones privadas", mientras que la Revelación ha concluido con el Nuevo Testamento.

[...]

El segundo medio, obviamente es L'Osservatore Romano, edición diaria en italiano, Sep-08-2013, pág. 6 (ver copia facsimilar en la imágen inferior). Traducción de Secretum Meum Mihi.

[...]

De los cristianos sin Cristo hay muchos, como aquellos “que sólo buscan devociones, muchas devociones, pero Jesús no está ahí. ¡Y entonces te estás perdiendo algo, hermano! Se te olvida Jesús. Si tus devociones te llevan a Jesús, entonces está bien. Pero si te quedas ahí, entonces algo está mal”.

Luego están, continuó, “otro grupo de cristianos sin Cristo: los que buscan cosas un poco raras, un poco especiales, que van detrás de las revelaciones privadas ”, mientras la Revelación concluyó con la Nueva Testamento. El Santo Padre advirtió en estos cristianos el deseo de ir “al espectáculo de las revelaciones, para sentir cosas nuevas”. Pero —es la exhortación que el Papa Francesco dirige después— “¡lleven el Evangelio!”. Entre los cristianos sin Cristo, el Pontífice mencionó después a “los que se perfuma el alma, pero no tienen virtudes porque no tienen a Jesús”.




Entradas Relacionadas: ¿Está Francisco en contra de las presuntas apariciones de Medjugorje?