Friday, May 31, 2013

La paulista comunión en la mano “forzada” con la manida discupa de la influenza H1N1

La información original fue publicada en Folha de São Paulo, May-30-2013. Presentamos dos informaciones en español al respecto.

Agencia AFP, May-30-2013

Sao Paulo, 30 de Mayo (AFP)- No tomarse de la mano en la oración del Padre Nuestro, recibir la comunión en la mano y no en la boca o evitar el abrazo de la paz: la Iglesia Católica restringió la liturgia en Sao Paulo para reducir el riesgo de contraer gripe H1N1.

Las medidas "preventivas" son aplicadas hasta ahora en tres ciudades del interior del estado de Sao Paulo (sudeste), estado que concentra 90% de los casos de muerte por H1N1 en Brasil en 2013, 55 de 61 víctimas, indicó el diario Folha del jueves.

Una de ellas es Aparecida, a 180 km de Sao Paulo, donde queda el santuario de Nuestra Señora de Aparecida, que recibe todos los fines de semana hasta 200.000 fieles.

"El santuario es un poco más cerrado (mal ventilado) y recibe gente de todo Brasil, incluso de lugares con mayores índices de H1N1", dijo el responsable del lugar de culto, Joao Batista de Viveros.

Desde el 21 de mayo, antes de la misa, se dan las orientaciones: evitar aglomeraciones, el abrazo de la paz o el Padre Nuestro tomados de las manos, y se advierte que la comunión será dada en la mano y no en la boca, explicó a la AFP un portavoz del santuario bajo anonimato.

"Las mismas medidas ya se adoptaron en años anteriores y se mantendrán hasta que la situación mejore", indicó la fuente.

Según Folha, la prioridad es evitar que las manos de los sacerdotes tengan contacto con la saliva de los feligreses.

Las otras dos ciudades donde ya rigen las restricciones litúrgicas son Taubaté y Franca, que ya confirmó su primer caso de H1N1.

Con 2.051 víctimas, Brasil registró el mayor número absoluto de muertes entre los países que llevaban registros detallados durante la pandemia de H1N1 de 2009, que sembró pánico en la población y dejó un total de 18.500 fallecidos.

Agencia Europa Press, May-30-2013.

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) - Las diócesis brasileñas de Aparecida, Taubaté y Francia (Sao Paulo) han suspendido de las misas el abrazo de la paz, el rito de agarrarse las manos durante el rezo del Padre Nuestro y la entrega de la comunión directamente en la boca por temor al contagio del virus H1N1 o Gripe A.

Estos cambios en los ritos litúrgicos, según indican los religiosos, no alteran el sentido de la celebración y, sin embargo, pueden contribuir a evitar la transmisión del virus, ya que este se transmite por la saliva y se propaga más fácilmente en el frío, según informa el diario brasileño Folha de Sao Paulo.

Sao Paulo concentra el 90 por ciento de las muertes por la Gripe H1N1 del país --55 de las 61 que se han producido-- y la preocupación es mayor en el Santuario de Aparecida que recibe hasta 200.000 peregrinos por fin de semana. Allí, las orientaciones se dan antes de las misas.

"El Santuario recibe gente de todo Brasil, incluidas localidades con mayor incidencia de la Gripe H1N1", ha señalado el prefecto del Santuario, Joao Batista de Viveiros.

Además, en Taubaté se ha suspendido también el ofertorio, momento en que los fieles llevan el Pan y el Vino hasta el altar así como el reparto de los dípticos que ayudan a los fieles a seguir la misa.

Y como esto lo hemos repetido en varias ocasiones, los invitamos a que den clik sobre la etiqueta “Influenza Porcina/Comunión Mano”, para que se fijen que no hay autoridad sobre la faz del la tierra que, con las actuales disposiciones, pueda obligar a algún católico a recibir la comunión en la mano, ni siquiera con disculpas de influenzas porcinas, aviares, etc...

Aquí reproducimos el más reciente pronunciamiento al respecto.



CONGREGATIO DE CULTU DIVINO
ET DISCIPLINA SACRAMENTORUM
___
Prot. N. 655/09/L



Roma, 24 de Julio de 2009


Querido...:

Esta Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos desea acusar recibo de su carta fechada 22 de Junio de 2009 concerniente al derecho de los fieles de recibir la Sagrada Comunión en la lengua

Este Dicasterio observa que su instrucción Redemptionis Sacramentum (25 de Marzo de 2004) claramente estipúla que “todo fiel tiene siempre derecho a elegir si desea recibir la sagrada Comunión en la boca” (n. 92), ni es lícito negar la Sagrada Comunión a cualquier fiel Cristiano que no esté impedido por la ley de recibir la Santa Eucaristía (cf. n. 91)

La Congregación le agradece por llamar a su atención esta importante materia. Esté seguro que los contactos apropiados se han hecho.

Persevere en fe y amor por Nuestro Señor y su Santa Iglesia, y en continua devoción al Santísimo Sacramento.

Con los mejores deseos y respetos, quedamos,

Sinceramente en Cristo,


[Firmado] (P. Anthony Ward, S.M.)
Subsecretario