Tuesday, March 05, 2013

Regresan críticas del Card. Shönborn al card. Sodano sobre su manejo de las investigaciones de abusos sexuales

En una pugna de vieja data, en el marco de las Congregaciones Generales previas al cónclave, han regresado las recriminaciones del Card. Arzobispo de Viena, Mons. Christoph Shönborn al Secretario de Estado Emérito del Estado Vaticano, Mons. Angelo Sodano, en lo relativo a su manejo de las investigaciones sobre abusos sexuales (ver entradas previas relacionadas aquí y aquí). En el pasado, estas críticas se limitaron al ámbito local de Viena, pero no sabemos si ahora las críticas sean en general. En este reporte de Andrea Tornielli para Vatican Insider, Mar-05-2013, se puede leer no solo este particular sino otros relacionados con que algunos de los Sres. Cardenales quieren informarse sobre las investigaciones de los vatileaks.

03/ 5/2013
Explota el caso “vatileaks”. Los cardenales quieren saber

Tres cardenales de mucho peso piden ser informados sobre los secretos del último escándalo

ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO


“Vatileaks” se cuela en el Cónclave. Durante la primera jornada de discusión a puerta cerrada y con los celulares apagados, los 144 cardenales que se reunieron para hablar sobre el futuro de la Iglesia escucharon por lo menos tres veces el eco tenaz del informe reservado sobre la fuga de documentos y venenos curiales. De hecho, durante las discusiones de ayer por la mañana, fueron 3 los cardenales que pidieron contar con información sobre la “Relatio” que preparó la comisión de los cardenales “007”, cuyo contenido se encuentra bajo llave.

La petición fue pronunciada por el alemán Walter Kasper, que acaba de cumplir los 80 años (por un pelín podrá participar en el Cónclave) y que pertenece al ala de los viejos curiales más críticos hacia las gestiones de la Secteraría de Estado de los últimos años. La misma petición fue hecha por dos “papables” europeos de peso. El austriaco Christoph Scönborn, arzobispo de Viena que en 2010 criticó abiertamente al ex Secretario de Estado Sodano por la manera en la que se ocupó de los casos de abuso durante el último periodo wojtyliano, y el húngaro Péter Erdö, arzobispo de Budapest y uno de los posibles candidatos europeos al Trono de Pedro.

Estas peticiones representan una voluntad compartida por muchos de los purpurados extranjeros, que llegaron a Roma con la intención de discutir profundamente sobre los escándalos que han flagelado a la Curia romana en el último periodo. Quieren las cuentas claras y también quieren tener a disposición todo el tiempo necesario, porque estas y otras cuestiones (como las finanzas vaticanas) deben ser desentrañadas adecuadamente. No es ninguna casualidad que los arzobispos de Washington y Chicago, Donald William Wuerl y Francis George, hayan subrayado –al temrinar la primera de las Congregaciones– que el caso de los “vatileaks” será uno de los argumentos de discusión y que los cardenales involucrados deberían responder a las preguntas planteadas.

Las peticones han sido pronunciadas, pero las respuestas todavía son muy generales y no ofrecen muchos detalles. Por lo menos es la impresión de algunos cardenales que escucharon las primeras réplicas informales del cardenal Julián Herranz, ilustre canonista con una gran experiencia curial y muy estimado por Juan Pablo II y Benedicto XVI. Como se sabe, el Papa emérito no quiso dar a conocer el contenido del informe sobre la fuga de documentos, pero pemitió que los tres investigadores (Herranz, Jozef Tomko y De Giorgi) dieran indicaciones de carácter general.

Como sea, no hay que considerar que los escándalos de los “vatileaks” fueron el tema predominante en la primera jornada de discusión. La preocupación de casi todos los presentes es la de encontrar un nuevo Papa que sepa comunicarse con el mundo, anunciar el Evangelio positivamente. «Serviría un Papa como San Francisco –reveló un cardenal a La Stampa al final de la segunda congregación–, un hombre que sepa sonreír como Juan Pablo I, que pueda mostrar el rostro de la misericordia de Dios. Y que sepa reformar la Curia, para hcer que sea más creíble y transparente».


Entradas Relacionadas: Vatileaks influirá en cónclave dice cardenal, otro cardenal opina lo contrario.