Thursday, February 14, 2013

Comunicado de la Casa General de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro respecto de la renuncia papal, Feb-13-2013

El Miércoles de Ceniza, la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro tuvo la oportunidad de expresar personalmente su profunda gratitud y asegurar al Sumo Pontífice sus oraciones a través de uno de sus sacerdotes. El P. Martin Ramm, FSSP, pudo saludar al Papa en nombre de toda su comunidad. Nuestro cohermano, que fue recibido en la audiencia general por Su Santidad, le hizo entrega de una edición del tradicional Misal Romano publicado recientemente por la Fraternidad de San Pedro como un gesto de devoción filial y de profunda gratitud por la promulgación del Motu Proprio Summorum Pontificum.

Durante casi ocho años, Benedicto XVI ha, con gran humildad y valentía, guiado la barca de Pedro —enfrentando grandes tormentas— con la mayor preocupación de guiar siempre las almas a puerto seguro. Dando un ejemplo de una profunda vida interior, reorientó la atención de los fieles católicos sobre los fundamentos de la Fe, poniéndolos en guardia contra toda forma de relativismo, y explicando el más reciente Magisterio a la luz de la Tradición. Siempre consciente de la restauración de lo sagrado, reconcilió la Iglesia Romana con su patrimonio litúrgico de dos mil años. Como un apóstol incansable de la unidad de la Iglesia, entabló particularmente un diálogo con la Sociedad [Fraternidad] de San Pío X , a fin de lograr la plena reconciliación de esta última. La atención prestada a esto, por parte del Santo Padre, es particularmente querida por nosotros, y nos recuerda el cuidado que extendió a nuestra propia fundación en 1988, cuando ayudó a Juan Pablo II en su papel como Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe.


Fuente: FSSP.org. Traducción de Secretum Meum Mihi.