Sunday, October 21, 2012

Benedicto XVI manifiesta preocupación por inundaciones en Lourdes


El Papa ha manifestado hoy su preocupación por las inundaciones en el Santuario de Lourdes. Información de agencia EFE, Oct-21-2012.

CIUDAD DEL VATICANO, 21 de Octubre (EFE).- El papa Benedicto XVI expresó hoy su preocupación por las inundaciones en el Santuario Mariano de Lourdes (Francia), debidas a las lluvias caídas en las ultimas horas, que han anegado la Gruta de las Apariciones.

La preocupación la expresó al final de la misa que ofició en la plaza de San Pedro del Vaticano ante más de 80.000 personas, en la que proclamó siete nuevos santos, entre ellos una monja española y un seglar francés.

"Pienso en Lourdes, afectada por el desbordamiento de las aguas del río Gave de Pau, que ha inundado la Gruta de las Apariciones", dijo el papa, que pidió a Virgen que proteja a los misioneros y misioneras, sacerdotes, religiosos y seglares "que en todas las partes del mundo esparcen la semilla del Evangelio".

Benedicto XVI pidió a los fieles que recen por el Sínodo de obispos que se celebra en el Vaticano desde el pasado día 7 para la Nueva Evangelización.

Además de inundaciones en el santuario de Lourdes y en la Gruta de las Apariciones, las lluvias torrenciales que cayeron en las últimas horas en esa zona de los Pirineos franceses obligaron a evacuar a varios centenares de peregrinos de sus hoteles.

Arzobispo de Florencia responde a obispo de Basilea sobre divorciados en la Iglesia

Las apariciones aprobadas de Akita, Japón, dicen muy claramente que habría obispos que se opondrían a obispos; ¿que les parece un ejemplito? A las apreciaciones del obispo de Basilea, Suiza, sobre los divorciados vueltos a casar en la Iglesia (ver aquí), se ha antepuesto el Arzobispo de Florencia, Italia, Card. Giuseppe Betori en una entrevista para Radio Vaticano (italiano).

Esta es una información al respecto de agencia EFE, Oct-20-2012.

CIUDAD DEL VATICANO, 20 de Octubre (EFE).- El cardenal Giuseppe Betori, arzobispo de Florencia (Italia), aseguró hoy que nadie queda excluido de la comunidad de la Iglesia por una “irregularidad” en su situación familiar con respecto a la imagen de matrimonio tradicional.

En una entrevista con Radio Vaticana, Betori respondió así al ser preguntado si la Iglesia piensa en establecer contacto con las nuevas realidades que han tomado forma en la sociedad actual con familias formadas en segundas nupcias e hijos nacidos de otras uniones.

“Yo diría que no hay nunca un muro entre la Iglesia y las personas”, afirmó Bertori, que agregó: “se trata de crear espacios en los que, incluso donde no sea posible una totalidad de comunión, que se expresa a través de la participación en la Eucaristía”

Asimismo afirmó: “se trata de que no falten en la Iglesia espacios para aquellas personas que viven situaciones irregulares, como se acostumbra a decir, con respecto a la imagen de matrimonio que nos confió Jesús, y permanezcan espacios de pertenencia a la Iglesia”.

“Nadie es excluido de la comunidad por una irregularidad en su situación familiar. Por el contrario, tiene una mayor necesidad de ser acogido y apoyado. Hay que pensar, sobre todo, en los hijos, que son quizá los que sufran más este tipo de situaciones”, afirmó.

Betori hizo también una valoración de los trabajos desarrollados hasta ahora en el Sínodo de Obispos para la Nueva Evangelización, que se celebra en el Vaticano desde el pasado día 7 y será clausurado por Benedicto XVI el próximo día 28.

Así, el cardenal, que es además presidente de la Comisión para el mensaje del Sínodo, apuntó que el punto que emerge de los trabajos desarrollados hasta el momento “es de gran confianza y positivo”.

“La Iglesia se encuentra en un momento de confrontación de grandes problemas, pero es una Iglesia viva no es una Iglesia muerta”, aseveró.

El Sínodo tiene como lema “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana” y en el mismo participan 262 prelados, el número más elevado en la historia de estas reuniones.

El Vaticano considera que la secularización, la emigración, la globalización, la crisis económica, la proliferación de sectas religiosas, el consumismo, el nihilismo y el hedonismo obligan a una nueva evangelización, de ahí la convocatoria de este Sínodo.

El retorno del fanón

Muy probablemente hayan Uds. leído sobre los cambios en el rito de canonización ocurrido hoy en la Plaza de San Pedro durante la proclamación de siete nuevos santos de la Iglesia (si no lo han hecho les recomendamos esta entrada del blog La Buhardilla de Jerónimo). Ahora bien, observen alrededor del cuello del Papa Benedicto XVI en las siguientes fotos captadas hoy durante la misma ceremonia.




Esa ‘extraña’ prenda desconocida para los católicos de los tiempos modernos es el fanón. ¿Y que cosa es eso?, bueno, esto es lo que dice la enciclopedia católica:

Fanón

Una especie de pequeña capa que utiliza solamente el papa y que le cubre los hombros. Consiste de dos piezas de seda blanca ornamentada con franjas estrechas de color rojo y dorado. Las piezas son casi circulares, pero no iguales en tamaño y la más pequeña descansa sobre la más larga. Una apertura redonda se deja a fin de que permita pasar la cabeza, esta apertura tiene un corte vertical. La parte frontal del fanon está ornamentada con pequeñas cruces en oro.

El fanon es como un amice, pero no se coloca por debajo, sino arriba del alba. El papa porta el fanon solamente cuando celebra una Misa Pontificia, solamente cuando utiliza todas las vestimentas pontificias. La forma de colocar el fanon recuerda el método de asumir el amice universal en la Edad Media, algo que aún se observa en las órdenes más antiguas.

Luego que el diácono ha vestido al papa con el usual amice, alba, el cingulum y sub-cinctorium, además de la cruz pectoral, abre el fanon y coloca la parte superior de la pieza, hacia la parte de atrás de la cabeza del papa. Ahora viste al papa con la estola, túnica, dalmática, y casulla, y luego coloca hacia abajo, la parte del fanon que ha sido colocada sobre la cabeza del pontifice, de manera que queda la pieza frontal sobrre la túnica, dalmática y casulla. Finalmente arregla el fanon de tal forma que cubre los hombros del papa como un collar.

El fanon es mencionado en el viejo Ordinal Romano, consecuentemente su uso en el Siglo VIII puede ser probado. En ese entonces se llamaba anabolagium (anagolagium), pero aún aquí esta prenda no estaba destinada al uso exclusivo del papa. Esta exclusividad no apareció hasta que otros eclesiásticos en Roma principiaron a colocar la vestimenta bajo el alba en lugar de cubrirla, es decir cuando se comenzó a hacer común entre los clérigos, el uso del fanon a manera de amice ordinario.

Esto ocurrió, aparentemente como una imitación afuera de la costumbre en Roma, entre los Siglos X y XII. Sin embargo, no puede darse la fecha exacta al respecto. Pero es cierto que ya a principios del Siglo XII, el fanon sólo podía ser utilizado por el papa, tal y como se hace evidente en lo que expresado por Inocencio III (1198-1216).

La vestimenta fue entonces llamada un “orale”, el nombre fanon, del latín tardío fano, deriva de pannus (penos), ropa, no fue utilizado sino de manera subsiguiente. Ya a principios del Siglo VIII, el papa solamente utilizaba el fanon en una gran Misa solemne. La costumbre actual mediante la cual el papa tiene además del fanon, un amice bajo el alba, no aparece, en lo más antiguo, sino hasta el final de la Edad Media.

No existe información definitiva sobre la forma que tenía el fanón en los tiempos más antiguos, ni de que material estaba fabricado. Ya en las postrimerías de la Edad Media fue hecho de seda blanca, tal y como se puede apreciar en el inventario del año 1295, en el tesoro papal, así como en numerosas obras de arte. La ornamentación favorita consistió en estrechas franjas de oro y de otro color especialmente el rojo, bordado en la seda. Hasta el Siglo XV, el fanon fue tuvo una forma de cuadrado, la actual forma a manera de collar parece haber surgido aproximadamente en el Siglo XVI o aún más tarde.