Saturday, October 13, 2012

Información del mundo sedevacantista que encantaría a los antirreconciliacionistas

Vamos a darles motivos a toda esa caterva antirreconciliacionista que existe en la Iglesia. Al menos dos sitios sedevacantistas de diferentes partes del globo y en diferentes idiomas, reportan hoy que mañana Oct-14-2012 vencería el plazo que ha dado el Superior General de la FSSPX, Bernard Fellay, al obispo Richard Williamson, para ser expulsado, leen bien, expulsado, de la FSSPX/SSPX. Este ultimatum habría sido expresado vía una carta enviada por Fellay a los Superiores de Distrito en la cual les dice que ha dado a Williamson diez días, que vencerían mañana, para que deje de publicar su comentarios semanales y pida perdón, aunque no sabemos exactamente perdón por cual de los disparates de su autoria, pero perdón al fin de cuentas.

Pueden teorizar, lo más reciente es que confirió el sacramento de la Confirmación a 100 fieles en Brasil sin permiso del Superior del Distrito y sin permiso del Superior General; también podría ser perdón por los comentarios que constantemente hace del Papa Benedicto XVI; o podría ser perdón por las acidas críticas que hace al Superior General de la FSSPX/SSPX particularemente en los últimos años debido a su relación con Roma. En fin, las posibilidades son muchas.

En cuanto a que deje de publicar sus comentarios semanales, por lo menos el más reciente (274) ha sido despachado sin sobresalto alguno, eso a Oct-13-2012, 21:54 Horas UTC.

Ya llegará mañana y veremos en que paró la cosa.


Entradas Relacionadas: Se confirma existencia de un ultimatum por parte del Superior General de la FSSPX/SSPX al obispo Richard Williamson, inminente expulsión a la vista. Expulsado obispo Williamson de la FSSPX/SSPX. Comunicado de la Casa General de la Fraternidad San Pío X con respecto a la exclusión del Obispo Richard Williamson.

El Concilio que tanto gusta a los masones...¡Y no es Trento!

Comunicado del Gran Oriente de Italia, Oct-11-2012.


El Concilio Vaticano II, un patrimonio común para católicos y laicos

“El Vaticano II enseñó a los creyentes el valor del diálogo como método que hace posible el encuentro entre los hombres, más allá de cualquier credo o pertenencia; a sentirse parte de una comunidad en movimiento. A nosotros los laicos, nos enseñó a reconocer la humanidad de la Iglesia. Después de 50 años, este mensaje de paz, de concordia y de fraternidad entre todos los hombres está más vivo que nunca y es necesario para reaccionar a la crisis de valores que amenaza a nuestro mundo moderno”. Ha dicho Gustavo Raffi, Gran maestro del Gran Oriente de Italia, al recordar el aniversario de la apertura de los trabajos del Concilio Ecuménico Vaticano II.

“El Concilio —ha proseguido Raffi— obligó a los hombres de Iglesia a afrontar a la sociedad en el momento en el que se estaba abriendo a la modernidad. Entre los resultados, una nueva concepción de una institución que corría el riesgo de permanecer encerrada en la torre de marfil de la doctrina y que en cambio decidió abrir las puertas a los hombres. Es triste tener que constatar que en estos días este gran impulso hacia una visión más humana de la Iglesia haya sido sustituida con un enroque dogmático, con una actitud cerrada”, ha subrayado el Gran Maestro de Palazzo Giustiniani.

“La Masonería, desde hace ya siglos, enseña a ver más allá de los horizontes de los dogmas y de las diferencias —ha hecho notar Raffi— abriendo el corazón al encuentro con el otro, con una nueva disposición de conocimiento y de respeto. Esperamos que la Iglesia vuelva a abrirse al mundo, inspirándose justamente en esa breve y valiente primavera que representa el Concilio Vaticano y en el ejemplo, a menudo olvidado, del Papa Montini, para que acepte dialogar, sin prejuicios, con todos los hombres de buena voluntad”.

Roma Villa Il Vascello, 11 de octubre de 2012