Friday, September 21, 2012

El sacerdote de “la aeróbica de Dios” insiste en que hay que cambiar la música litúrgica


Ya saben Uds. de quién hablamos, se trata del P. Marcelo Rossi, el sacerdote de “la aeróbica de Dios”, quien en una entrevista que publica Religión en Libertad, Sep-20-2012, sigue insistiendo en que hay que cambiar la música litúrgica.

Pronto se iniciará el Sínodo de obispos para la Nueva Evangelización. ¿Cuáles serían sus sugerencias para ellos?

En 2010 Benedicto XVI me concedió el Premio Van Thuan por mi trabajo, dijeron, como "evangelizador moderno que marca la diferencia". El Papa me dijo: "continúe". Pues bien, mis sugerencias: que la misa sea alegre, con canciones alegres, ¡es una celebración! Así volverán los jóvenes. Hay que respetar la liturgia siempre. No hay que cambiar la liturgia, sólo la música. La misa necesita alegría, y la música alegre hace participar. Después, diría que la Iglesia, en general, necesita más márketing...

El resto lo pueden leer allí.

Respetado P. Rossi, ¿acaso no se dá Ud. cuenta que uno de los motivos de la catastrófica situación litúrgica en que vivimos hoy ha sido ocasionada en parte por ese cambio en la música que Ud. defiende?

Tercer volúmen de “Jesús de Nazaret” de Benedicto XVI para la Navidad


El anuncio ha aparecido hoy en un artículo de la edición diaria en italiano de de L'Osservatore Romano, Sep-22-2012, pág 4. Este es un artículo en español de agencia Aica.

La Librería Editrice Vaticana (LEV) y la editorial Rizzoli firmaron hoy en el Vaticano un acuerdo para la publicación del libro de Benedicto XVI sobre la infancia de Jesús en los relatos evangélicos de la infancia.

Junto con la edición en lengua italiana ya está prevista la edición en alemán, publicada por Herder, editorial histórica de Joseph Ratzinger, mientras se trabaja intensamente para la publicación en las lenguas más difundidas. El título definitivo del libro es todavía reservado.

Joseph Ratzinger-Benedicto XVI centró su investigación científica y su obra en dar a conocer "la persona y el mensaje de Jesús."

Este libro, nuevo y esperado, sobre la figura de Jesús en los relatos evangélicos de la infancia -que completa los dos volúmenes precedentes- reviste una gran importancia desde el punto de vista teológico y científico. Los títulos anteriores de la trilogía son “Jesús de Nazaret” (Rizzoli 2007) y “Jesús de Nazaret. Desde la entrada en Jerusalén hasta la Resurrección”. (LEV 2011).

Nuncio en Ucrania plantea la no procedencia de renovar o extender la excomunión de la FSSPX/SSPX si no aceptan ofrecimiento de Roma

Primero que todo, no faltará quien salga ahora a decir que apareció un nuevo defensor de la causa lefebvrista (lefebvriana), ó simpatizante de ella, ó peor aún, amante de ella; sin importar que se trate de un Nuncio Apostólico.

El Nuncio Apostólico en Ucrania, Mons. Thomas E. Gullickson, y comentando sobre la reciente entrevista del P. Franz Schmidberger, superior del distrito alemán de la FSSPX/SSPX, en donde Schmidberger claramente se muestra pesimista sobre un resultado positivo respecto de una regularización de la situación de la FSSPX/SSPX (ver aquí); plantea la no procedencia, la inconveniencia, de renovar la excomunión ó extenderla a todos aquellos ligados a la FSSPX/SSPX. Dice Mons. Gullickson en su blog:

Mientras escuchaba a la entrevista, sin embargo, se me ocurrió que la posibilidad de renovar la excomunión y su extensión a todos los que adhieren a la hermandad [fraternidad] si rehusan la mano extendida del Santo Padre, debería tal vez ser excluida por otra razón y ello por motivos ecuménicos (dentro o fuera de la Iglesia). La excomunión, como pena impuesta hoy, debería ser saludable en su intención y en su función. La excomunión debe funcionar para la Iglesia de hoy, como lo hizo en palabras de San Pablo. Entrego al hombre (que cohabita con la esposa de su padre) a Satanás con la esperanza de salvar su alma y mientras tanto eliminar la causa del gran escándalo dentro del cuerpo de la Iglesia. Después de tantos años lejos de nosotros, usted tendría que encontrar argumentos para convencerme de que una renovada o extendida excomunión llevaría a la hermandad [fraternidad, a ponerse] de rodillas y [de regreso] a la casa de Pedro, o que la continuada existencia separada de la hermandad [fraternidad] por medio del escándalo, por causa de nuestra aquiescencia a la separación, corre el tipo de riesgo de escándalo entre los católicos, tal que podría poner en riesgo la salvación eterna de los miembros de la Iglesia Católica.