Saturday, August 11, 2012

Card. Burke, si las “religiosas’ liberales gringas no se pueden reformar, desmantelémoslas


No, eso no fue exactamente lo que dijo el Card. Burke, como hemos dicho en otras ocasiones, el titular es meramente pedagógico.

Lo que en realidad ha dicho el Card. Raymond L. Burke, Presidente del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica, respecto de las “religiosas’ liberales gringas y tal como se lee hoy en la página A3 de The Washington Post es:

“¿Cómo en el mundo pueden estas religiosas consagradas, quienes han profesado seguir a Cristo más de cerca... estar opuestas a lo que el Vicario de Cristo les está pidiendo? esto es una contradicción”, Dijo el Cardenal Raymond Burke, jefe de la Suprema Corte vaticana, a la estación de TV católica EWTN. “Si no se puede reformar, entonces no tiene derecho a continuar”.

Muy bien, y como la fuente es EWTN, este es el video original en inglés de las palabras del Card. Burke al programa “The World Over”, dirigido por su homónimo Raymond Arroyo, sólo para que no se diga que estamos descontextualiando.


Declaración del Arzobispo J. Peter Sartain respecto a la LCWR


El Arzobispo J. Peter Sartain hizo la siguiente declaración con respecto a la LCWR el 10 de Agosto de 2012:

La Santa Sede y los Obispos de los Estados Unidos están profundamente orgullosos de la histórica y permanente contribución de las religiosas a nuestro país a través de los ministerios sociales, pastorales y espirituales; centros de salud católicos, la educación católica, y muchas otras áreas en las que ellas llegan en los márgenes de la sociedad.

Como una asociación de mujeres religiosas, la LCWR trae dones únicos para sus miembros y para la Iglesia en general. Esta singularidad incluye la sensibilidad al sufrimiento, sea en Latinoamérica o en el centro urbano; sea en la vida de un niño no nacido o sea la víctima de la trata de personas.

Las religiosas han hecho una contribución duradera para el bienestar de nuestro país y continúan haciéndolo hoy en día. Por ello merecen nuestro respeto, nuestro apoyo, nuestro agradecimiento y nuestras oraciones.

Junto con los miembros de la LCWR, quedo comprometido a trabajar para hacer frente a las cuestiones planteadas por la Evaluación Doctrinal en una atmósfera de oración y de diálogo respetuoso. También debemos trabajar para despejar cualquier malentendido, y mantenernos esperanzados de que vamos a trabajar juntos sin comprometer la enseñanza de la Iglesia o el importante papel de la LCWR. Espero nuestras continuas discusiones, en tanto colaboramos en la promoción de la vida consagrada en los Estados Unidos.


Ver el original en inglés en el sitio de internet de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos. Traducción al español de Secretum Meum Mihi.


Entradas Relacionadas: Las ‘religiosas’ liberales gringas terminan reunión de tres días y emiten ambigüo comunicado. Secretum Meum Mihi intenta interpretar esta entelequia.

Las ‘religiosas’ liberales gringas terminan reunión de tres días y emiten ambigüo comunicado. Secretum Meum Mihi intenta interpretar esta entelequia


Este es un despacho de prensa en español de agencia AFP, Ago-10-2012.

Las religiosas estadounidenses a quienes el Vaticano reprocha su posición demasiado liberal -sobre todo en cuanto a la contracepción- dijeron este viernes estar dispuestas a dialogar con la Santa Sede.

Las monjas aseguraron estar preparadas para entablar un "diálogo franco y honesto" con el Vaticano, pero manteniéndose firmes en sus principios, informó en un comunicado la Conferencia de Dirección de Mujeres Religiosas (LCWR, por sus siglas en inglés) tras su congreso anual, que concluyó este viernes y reunió a unas 900 delegadas, 80% de las religiosas católicas de Estados Unidos.

"Es un periodo de desafío histórico para la Iglesia y para la Organización en la promoción de la clasificación de las mujeres católicas en grupos religiosos (LCWR)", afirmó la confederación, que manifestó su "esperanza de poder continuar representando oficialmente a las mujeres religiosas de la Iglesia católica".

Las monjas reiteraron que buscarán el diálogo "todo lo que sea necesario, pero será reconsiderado si la LCWR se ve obligada a comprometer la integridad de su misión".

La Congregación por la Doctrina de la Fe (CDF, por sus siglas en inglés), dirigida en Roma por el estadounidense William Levada, reprocha a las monjas su "falta de apoyo a las enseñanzas de la Iglesia sobre la ordenación de mujeres y sobre la homosexualidad", así como su silencio sobre el aborto y la eutanasia.

En realidad el tal comunicado (PDF) de las ‘religiosas’ liberales gringas no dice nada de fondo, traducimos algunos apartes:

...Reconociendo que este es un tiempo de desafío histórico para la Iglesia y para la LCWR, los participantes expresaron la esperanza de manterner el papel oficial de la LCWR que representa a las religiosas de Estados Unidos en la Iglesia Católica. En tanto reconocen profunda decepción con el reporte de la CDF, los miembros proclamaron su intención de usar esta oportunidad para expresar a los líderes de la Iglesia la misión de la LCWR, los valores y los principios operacionales.

Los miembros encargaron a los oficiales de la LCWR iniciar una conversación con el Arzobispo J. Peter Sartain, delegado apostólico designado por la CDF para supervisar la LCWR. Sus esperanzas son las de que un abierto y honesto diálogo pueda conducir no sólo a un mayor entendimiento entre el liderazgo eclesial y las religiosas, sino también crear mayores posibilidades para que los laicos y, también para que las mujeres, tengan una voz en la iglesia [con minúscula inicial en el original. N. de T.].

Esta asamblea artículó su creencia de que la vida religiosa, tal como es vivida por las mujeres que comprenden el LCWR, es una auténtica expresión de esta vida que no debe ser comprometida. La teología, eclesiología y espiritualidad del Concilio Vaticano II sirve como fundamento de esta forma de vida religiosa —y en tanto aquellos que lo vivan deben estar siempre abiertos a la conversión— esta forma de vida no debería ser discontinuada.

[...]

Intento de interpretación: nos aferramos al ‘espiritu del Concilio’ —no vamos a ser tan brutas como para admitirlo abiertamente, por eso afirmamos que nos aferramos a ‘la teología, eclesiología y espiritualidad del Concilio Vaticano II’, pero no es lo que en verdad queremos significar— sobre cuyas enclenques, gelatinosas y coloidales bases hemos creado el mounstruo llamado LCWR, y por lo tanto permanecemos intransigentes en ceder un centimentro en nuestras aspiraciones y pretensiones ante la burocracia vaticana, a la cual desconocemos como autoridad y designamos con el eufemístico adjetivo de ‘liderazgo eclesial’, quienes de paso, también necesitan convertirse, todos necesitamos convertirnos. No estamos dispuestas a reformar el sui generis estilo de vida que hemos alcanzado, el cual osamos llamar ‘religioso’, estilo de vida que hemos construido en las últimas cuatro décadas con la mirada complaciente de las autoridades a las caules llamamos ‘liderazgo eclesial’, ¿si en cuatro décadas no se objetó nada, por qué ahora pretenden hacerlo? Eso sí, estamos dipuestas a ‘dialogar’, no a ceder, total, desde el Concilio Vaticano II todo se somete al dialoguismo sin llegar a ninguna parte, todo se dialoga, ¿por qué debería ser diferente en este caso?

En realidad, la interpretación podría ser esa o cualquiera otra, total, con semejantes ambigüedades la imaginación podría echarse a volar.


Entradas Relacionadas: Declaración del Arzobispo J. Peter Sartain respecto a la LCWR.